Notas


Asia espera un boom de “bebés del dragón” por el año nuevo lunar

  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

El vestido negro parece acentuar la redondez del abdomen, del tamaño de una pelota de fútbol, de Cassandra Cheong, quien orgullosamente proclama su condición de ser una inminente madre de un “bebé del dragón”.

Cheong, de 26 años, llevó en su vientre a su hija durante 34 semanas y debe dar a luz el 23 de enero, el inicio del Año del Dragón, que ocurre cada 12 años en el calendario chino y tradicionalmente genera un verdadero ‘baby boom’ en toda Asia.

“Por supuesto que estoy contenta”, dijo Cheong a la AFP luego de someterse a un examen médico en una clínica en Singapur. “Pero mi madre y familiares de más edad están más excitados que yo misma con el bebé del dragón”, apuntó.

El año del dragón es considerado el más auspicioso en el almanaque porque es la única criatura mítica entre la docena de animales que representan cada año en el ciclo cósmico chino.

Los chinos más supersticiosos creen que los niños que nacen en el año del dragón -el símbolo de los antiguos emperadores- tendrán coraje y sabiduría, y además traerán suerte a toda su familia.

Los médicos estiman que las parejas interesadas en un ‘bebé del dragón’ tendrán que concebirlo como máximo hasta el 2 de mayo, para que pueda nacer en el final del año del dragón, el 9 de febrero de 2013.

Los últimos años del dragón representaron fuertes explosiones demográficas en China y otros países con fuerte presencia china, como Hong Kong, Taiwán y Singapur, y esta vez no deberá ser diferente.

En China, la agencia noticiosa Xinhua anunció en diciembre que el país esperaba un aumento de 5% en el volumen de nacimientos. A pesar de la política oficial de un hijo por pareja, la población de China ya llega a 1.300 millones de personas.

“Habrá promociones como: ‘venga a tener su bebé de este año especial en este hospital especial’”, dijo a la AFP el médico Masoud Afnan, obstetra y ginecólogo jefe del hospital privado de la Familia Unida, en Pekín.

En Hong Kong, donde mujeres de la China continental buscarán dar a luz -como forma de adquirir derechos a una educación en ese territorio semiautónomo y al mismo tiempo eludir la política de apenas un hijo-, ya fueron concebidas medidas para contener el fenómeno.

Las autoridades de salud de Hong Kong limitaron a 4.300 los partos en hospitales públicos para mujeres locales o del continente. En los hospitales privados, el límite fue establecido en 31.000.

“El interés de las autoridades de salud es asegurar que los residentes de Hong Kong tengan servicios adecuados de obstetricia así como la prioridad en el uso de esos servicios”, dijo un vocero de la Autoridad Hospitalaria.

En el último año del dragón, en 2000, fueron registrados 54.134 nacimientos en Hong Kong, un aumento de 5,6% con relación al año anterior, como mostraron los números oficiales.

Para países como Singapur, cuya declinante tasa de fertilidad ha sido un constante dolor de cabeza para el gobierno, el año del dragón proporciona una esperanza.

“Va a ayudar temporariamente”, dijo Shirley Sun, profesor de sociología en la Universidad Tecnológica de Nanyang.

“Pero para que la tasa de fertilidad total de Singapur crezca en el largo plazo, será necesario un esfuerzo estructural de largo plazo, no apenas el ciclo del calendario chino”, añadió.

Los números históricos muestran repuntes de más de 10% en el nivel nacional de nacimientos durante los dos últimos años del dragón, en 1988 y 2000.

Pero aunque 2012 se beneficie de los auspicios del año del dragón, los maestros del fengshui coinciden en vaticinar un camino difícil a causa de la economía global, luego de un año marcado por crisis en la zona europea y desastres naturales.

De cualquier forma, una gris perspectiva global no deberá contener los ímpetus de las familias por un ‘bebé del dragón’ inclusive en Malasia, donde los chinos son una minoría.

“El dragón es un poderoso signo cósmico y he visto de 10 a 15% de aumento entre las parejas chinas que buscan un bebé este año”, dijo a AFP un médico de una clínica de fertilidad en Malasia.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados