Sociedad
S√°bado 16 febrero de 2019 | Publicado a las 14:47
8 impactantes antes y después de perros moribundos que fueron rescatados por un chileno
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando David Fern√°ndez (25) ve a un perro moribundo en la calle no puede evitar tenderle una mano y cambiar su vida. As√≠ han sido los √ļltimos 10 a√Īos del joven que, a su corta edad, ha logrado rescatar a m√°s de 500 perros y gatos desde el abandono en los sectores m√°s marginados de Chile.

Su caso m√°s conocido es el de Bego√Īa, una perrita anciana que fue extra√≠da desde el r√≠o Mapocho, en paup√©rrimas condiciones, y que hoy vive con una c√°lida familia y todas sus necesidades resueltas en Chicureo.

Sin embargo, Fern√°ndez cont√≥ a BioBioChile que √©ste es s√≥lo un caso entre cientos que le ha tocado vivir. El joven, que aspira convertirse en el “C√©sar Mill√°n chileno”, convive con la enfermedad y las secuelas del maltrato de decenas de animales que rescata con el objetivo de cambiar esta situaci√≥n y darles una nueva oportunidad.

“Mi sue√Īo es rescatar a todos los perritos de la calle de aqu√≠ a cuando sea viejito”, expres√≥ el joven que con los a√Īos se ha ganado el t√≠tulo del “rehabilitador de perros” y que mostr√≥ a BioBioChile algunos de los casos m√°s emblem√°ticos que ha enfrentado.

A continuación revisa 8 casos de antes y después de perros que fueron rescatados por el joven y hoy viven en un hogar.

1. Micky

En una de sus cu√°ntas b√ļsquedas de perros abandonados, en 2015 Fern√°ndez encontr√≥ a Micky en una poblaci√≥n del sector norte de Santiago. El animal ten√≠a heridas profundas, un sarna avanzada y mucho miedo. “Estaba tan temeroso que se escapaba cuando lo conocimos”, record√≥.

Sin embargo, el canino se entreg√≥ a la ayuda del joven y comenz√≥ un extenuante tratamiento dermatol√≥gico que se extendi√≥ por 8 meses. Si bien una familia lo hab√≠a acogido de forma temporal, finalmente decidieron adoptarlo. “Hasta el d√≠a de hoy es un regal√≥n”, expres√≥.

A pesar de su aspecto moribundo, Micky resultó ser un poodle y hoy disfruta de paseos a la playa con su familia.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

2. Black

Black fue encontrado por David Fern√°ndez un d√≠a que fue a visitar a unos amigos a la poblaci√≥n “El Canal” de Conchal√≠. Ah√≠ divis√≥ un mont√≥n de pelo en el suelo, que luc√≠a como un trapo y que result√≥ ser un perro. “Fue incre√≠ble”, expres√≥. “Pens√© ‘este perro se est√° perdiendo"”, record√≥.

El canino ten√≠a da√Īos en su pelaje, como heridas provocadas por los cientos de pulgas y garrapatas que se adher√≠an a las “motas” de pelo que ten√≠a el perro. Sin embargo, gracias a los cuidados, logr√≥ recuperarse.

“Lleg√≥ con mucho miedo y ahora es un perro de casa, amoroso, todo lo contrario de c√≥mo fue encontrado. Si miras sus ojos, en las fotos, notas este cambio en su mirada”, expres√≥ el animalista que tard√≥ un mes y medio en encontrarle un hogar.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

3. Esperanza

El caso de la poodle Esperanza fue uno de los que m√°s marc√≥ a David Fern√°ndez. El joven la encontr√≥ una noche en el sector La Pincoya de Maip√ļ, pero no sab√≠a como rescatarla, motivo por el que al siguiente d√≠a volvi√≥ por ella. “Esper√© ocho horas para dar con ella”, record√≥.

Al verla, se percat√≥ que la perrita ten√≠a un da√Īo emocional considerable. “Ve√≠a una escoba y se pon√≠a agresiva”, record√≥. Pero esto no era todo: ten√≠a tan da√Īada su piel por la sarna, que emanaba un aceite, en medio de las heridas y escamas. Adem√°s ten√≠a una terrible infecci√≥n ocular. “El da√Īo era brutal”, record√≥ sobre la canina que estuvo dos semanas hospitalizada tras ser rescatada.

Esperanza tard√≥ un a√Īo en recuperarse. La perrita sufr√≠a una conjuntivitis y debi√≥ ser sometida a una operaci√≥n en sus ojos que involucr√≥ un implante. “Viajamos dos meses de Quilicura a La Dehesa porque ah√≠ estaba el √ļnico m√©dico veterinario que hac√≠a este tipo de intervenciones”, cont√≥.

Tras seis meses recuperando su piel y otros seis trabajando en los da√Īos emocionales y de su ojo, Esperanza logr√≥ recuperarse, con su ayuda y la de su compa√Īera de rescate, Beatriz Albornoz. “Fue la primera vez que llor√© al dar un perro en adopci√≥n”, reconoci√≥ David quien le entreg√≥ la perrita a una familia en Concepci√≥n.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

4. Agustín

El a√Īo pasado a David Fern√°ndez le contaron sobre un peque√Īo y moribundo perro que estaba deambulando en un complicado sector detr√°s del Liceo Nacional de Maip√ļ. Por dos semanas, se pase√≥ todas las tardes en b√ļsqueda de Agust√≠n hasta que lo encontr√≥: “Era m√°s peque√Īo que mi mano. Estaba tan desnutrido, era tan peque√Īito… sab√≠amos que estaba muy mal”, dijo.

El pronóstico del canino no era bueno. Sólo se paraba a comer y a tomar agua, y pasó un largo periodo internado, hasta que comenzó a recuperarse y les dio una gran sorpresa a los rescatistas: se trataba de un perro Schnauzer miniatura, que puede costar entre los 100 mil y 300 mil pesos en Chile.

“Esto nos demostr√≥ que ni siquiera un perro de este tipo de raza, o comprado, tiene su felicidad garantizada”, dijo Fern√°ndez y agreg√≥ que muchas veces las cruzas irresponsables dan este tipo de resultados.

“Cuando tu rescatas un perro, no sabes qu√© es. Y muchos de los que hemos salvado han resultado tener alguna raza”, expres√≥.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

5. Mateo

Mateo es un perro salchicha que fue rescatado por la compa√Īera de David, Beatriz Albornoz. La mujer lo fue a rescatar a la poblaci√≥n “El Canal” y, al encontrarlo, el canino ten√≠a una profunda herida en su pata trasera.

“El perro hab√≠a sido mordido por un Pastor Alem√°n y nadie hab√≠a hecho algo. Nadie le hab√≠a prestado primeros auxilios. Quedamos mal cuando lo vimos”, dijo. “Estaba muerto de miedo”, record√≥.

Producto de la profundidad de la herida, tardaron seis meses recuper√°ndolo. A√ļn as√≠ lograron ayudarlo y hoy vive con una familia en Maip√ļ. “El cambio se ve en su carita de dolor y despu√©s de felicidad”, se√Īal√≥.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

6. Reina

Esta perrita fue rescatada hace cinco a√Īos en una poblaci√≥n conflictiva de Recoleta. En un inicio, Fern√°ndez la alimentaba a ella y a su hermana, y les trataron la sarna que las aquejaba.

Sin embargo, un d√≠a encontraron a una de las perras muerta y sin una parte de su piel. “Los vecinos nos dijeron que unos drogadictos la hab√≠an atacado. Reina ten√≠a un tajo en la oreja producto de un ataque con arma blanca”.

El joven explic√≥ que en ese entonces no contaban con los contactos que tienen hoy, pero con ayuda de una persona que ubicaron a trav√©s de Facebook, lograron ayudar a Reina. “Fue un trabajo bien triste, al ver el nivel de maldad del ser humano”, record√≥ el joven que hizo una denuncia a Carabineros pero nunca recibi√≥ respuesta.

Gracias al da√Īo de la sarna, Reina perdi√≥ parte de la pigmentaci√≥n de su pelo (por eso su pelaje se ve gris en la segunda foto). Sin embargo, hoy vive en un hogar que la ama.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

7. Perritos

Golpes con palos, correas y pu√Īos recib√≠a esta camada de cinco perritos cuando David Fern√°ndez se enter√≥ de ellos. Los cachorros, de tan s√≥lo meses de edad, viv√≠an con un hombre alcoh√≥lico y drogadicto que se desquitaba con ellos al llegar a su casa, seg√ļn relat√≥ el joven.

A pesar que fue dif√≠cil rescatar a los perros, que ten√≠an un miedo considerable hacia los humanos y un alto nivel de desnutrici√≥n, lograron salvarlos de ese ambiente hostil. “Ten√≠an un grave resfriado que les baj√≥ las defensas y luego les gener√≥ sarna”, record√≥ sobre el caro tratamiento que se extendi√≥ por tres meses.

De sufrir los primeros meses de su vida, los cinco cachorros encontraron hogar e incluso uno ahora vive en Colombia. “Hoy son felices”, se√Īal√≥.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

8. Alonso

Alonso vagaba por las calles de la poblaci√≥n Juanita Aguirre en Conchal√≠. Era un perro violento que se hab√≠a adecuado a la vida de abandono. “Hab√≠a ido a dejar comida a otro perrito cuando lo vi”, cont√≥ David, a quien le cost√≥ trabajo atraparlo para ayudarlo.

El perro ten√≠a un enorme pelaje que acog√≠a infecciones y par√°sitos. Fern√°ndez record√≥ que tardaron cinco horas en quitarle el pelo para descubrir al peque√Īo perro que hab√≠a debajo.

“En un mes y medio logr√≥ sanarse, a pesar que nadie quer√≠a atenderlo porque era muy violento”, record√≥ sobre el canino que result√≥ ser una mezcla de poodle.

Antes y después | David Fernández
Antes y después | David Fernández

De la calle a un hogar

Rescatar a estos perros, como a los otros cientos de animales que ha ayudado Fern√°ndez requiere de un largo proceso. “No es s√≥lo recogerlos. Luego hay que sanarlos, en un pa√≠s que la medicina veterinaria es muy cara, y buscarles un hogar”, expres√≥.

Sin embargo, este √ļltimo proceso no es sencillo. Debido a las altas cifras de maltrato animal en nuestro pa√≠s, Fern√°ndez, realiza varias entrevistas a las familias que desean adoptar: espacio, tiempo, tenencia responsable, seguridad y factores econ√≥micos, influyen en esta decisi√≥n, dependiendo del estado del animal.

“Es un proceso que requiere muchos gastos”, cont√≥ el joven que tiene una p√°gina en Facebook en donde recibe las donaciones con las que logra ayudar, como tambi√©n la ayuda de estudios fotogr√°ficos que le contribuyen con im√°genes de los perritos. Por este medio, tambi√©n lo contactan los hogares temporales que acogen a los animales durante su recuperaci√≥n.

Finalmente, Fern√°ndez hizo un llamado a todas las personas a empatizar con los animales, en especial con quienes est√°n abandonados y enfrentando una hostil calidad de vida. “Si realmente queremos cambiar esta situaci√≥n, depende de nosotros. Hay millones de perros abandonados por la falta de empat√≠a. Es nuestra responsabilidad hacernos cargo y marcar la diferencia‚ÄĚ, enfatiz√≥.

Si quieres ayudar o adoptar, puedes contactar al joven a través de su Facebook Adopciones David Fernández.

Tendencias Ahora