El respaldo de la Cámara de Diputados al proyecto de ley que insta el respeto a las preferencias vegetarianas y veganas en el menú escolar que ofrece Junaeb de las y los estudiantes, marca un precedente nunca antes visto desde el mundo estatal sobre el reconocimiento y respeto de dicha preferencia alimentaria y de la responsabilidad que se debe tener de entregar una alimentación nutritiva en cualquier caso.

El vegetarianismo y veganismo está muy lejos de ser una simple dieta que ha tomado popularidad los últimos años, nace de una real y profunda preocupación de las personas por el impacto que tiene el cómo nos alimentamos en el medio ambiente y la vida de millones de animales. Esto sin considerar a los cientos de personas hoy sufren de alergias alimentarias que los obligan a cuidar su alimentación con especial cuidado.

Aunque muchas veces lo pasamos por alto, el alimento no solo nos permite vivir, sino que ocupa un tiempo importante de nuestra jornada y un gasto notorio en nuestros ingresos. Es por ello que poder brindar una opción variada, saludable, nutritiva, accesible y acorde a las necesidades y valores de cada persona cobra, cada día, más importancia. La aceptación del menú vegetariano y vegano en escolares es la respuesta a una creciente demanda que no debemos pasar por alto. Creo firmemente en que la conciencia en la forma en la que nos alimentamos irá mutando con el tiempo y es responsabilidad de nosotros, los grandes actores en materia alimenticia, no quedar al debe con las necesidades de las personas y facilitarles de la mejor manera una de las acciones más importantes que ejercen en su vida.

Francisco Droguett
Director de Marketing e Innovación de Sodexo B&I