Nacional
Lunes 28 mayo de 2018 | Publicado a las 12:53
Clínica capitalina deberá pagar millonaria indemnización por mal tratamiento tras cesárea
Publicado por: Cristóbal Torres La información es de: Poder Judicial
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Santiago finiquitó un contrato de prestación de servicios médicos y condenó a una clínica privada a pagar una indemnización superior a los $50 millones, lo anterior por el mal tratamiento debido a posteriores complicaciones originadas de una cesárea realizada en 2012.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada condenó a la Clínica Juan Pablo II, en la región Metropolitana, por el mal tratamiento del denominado Síndrome de Ogilvie, enfermedad que no fue diagnosticada y tratada a tiempo a una mujer luego de dicha intervención de cesárea y esterilización.

El texto judicial describió que la sentencia del tribunal establece la responsabilidad del recinto mencionado en la tardía detección de la patología, y asegura que la clínica no puede eximirse de responsabilidad por la falta de síntomas de la complicación.

Seg√ļn los antecedentes, se aclar√≥ que la mujer tras dar a luz, el 7 de marzo de 2012 lleg√≥ hasta la cl√≠nica Juan Pablo II debido a constantes dolores abdominales, momento en que la especialista solicita una hospitalizaci√≥n de urgencia sin que se haya dado informaci√≥n clara a la paciente.

Una vez que la especialista fue consultada por la falta del examen de manera inmediata, la misma informó que el instrumento se encontraba averiado. La paciente fue derivada a la Clínica Indisa con una carta de resguardo, por lo que la Clínica Juan Pablo II asumió los gastos médicos.

En el lugar, la mujer fue operada de urgencia con diagnóstico de abdomen agudo por peritonitis estercorácea, es decir, perforación de víscera hueca.

“Ante el progresivo deterioro de salud de la paciente con inmediata posterioridad al procedimiento m√©dico de ces√°rea y esterilizaci√≥n, resulta racionalmente exigible al o a los especialistas enfrentados a un cuadro de sintomatolog√≠a cl√≠nica difusa, realizar un cat√°logo de todas las causas probables del estado de la paciente e iniciar un razonado proceso de estudio“, sostuvo el fallo.

Adem√°s, agreg√≥ que “la circunstancia de que los s√≠ntomas del S√≠ndrome de Ogilvie fueran f√°ciles de confundir con otras complicaciones postoperatorias, no puede ser la causa de exoneraci√≥n de responsabilidad teniendo especialmente en consideraci√≥n, de acuerdo a la literatura m√©dica referida por la jueza a que en su consideraci√≥n vigesimotercera, que se trata de una situaci√≥n prevalente en pacientes que son sometidos a procedimientos de ces√°rea“.

El fallo concluy√≥ que “desde el instante que se invoca haber sido realizados ex√°menes y que los s√≠ntomas eran susceptibles de confundirse con otras afecciones, a pesar que resultaba plausible que se presentara el ya referido s√≠ndrome por tratarse de una paciente sometida a una intervenci√≥n quir√ļrgica de ces√°rea, queda de manifiesto que los intervinientes omitieron la aplicaci√≥n de la lex artis que razonablemente exig√≠a representarse todas las dolencias posibles“.

La indemnizaci√≥n se divide en $523.460 por da√Īo emergente y $50.000.000 por da√Īo moral.

Tendencias Ahora