Nacional
Jueves 30 agosto de 2018 | Publicado a las 16:41 · Actualizado a las 21:07
Con el agua salada hasta el cuello: la dura realidad que vive la olvidada comuna de Queilen
Publicado por: Nicole Briones
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Entre muchas praderas y vegetación en distintas tonalidades de verde se encuentra Queilen. Una comuna que se ubica en el sur este de la Isla Grande de Chiloé, a unos 67 kilómetros de la ciudad de Castro.

En su acceso, el paisaje es mucho más familiar. Se logra divisar algunas viviendas de madera, con cercos de colores y chimeneas humeantes. Para los turistas esto puede ser un paraíso, sin embargo, para sus habitantes el panorama es más bien desolador.

En ciertos puntos de las calles se pueden apreciar estanques pl√°sticos que contienen agua potable y se mantienen sobre bases de madera. Esto basta para deducir que algo no anda bien en la zona…

Sin importar la estaci√≥n del a√Īo, la crisis h√≠drica en la provincia de Chilo√© sigue pasando factura. Miles de vecinos y residentes de Queilen no cuentan en la pr√°ctica con el recurso.

En la comuna, hace m√°s de un a√Īo que por recomendaci√≥n de la Seremi de Salud, cerca de 3.500 habitantes del sector urbano no pueden consumir el agua que sale de sus llaves, por alta concentraci√≥n de cloruro.

De acuerdo a lo se√Īalado por la autoridad sanitaria, un estudio marc√≥ como peak 1.200 y 2.000 de cloruro.

Esta situaci√≥n los obliga a acarrear todos los d√≠as el l√≠quido en baldes, sin importar las lluvias, temporal, viento o calor. Pero eso no es todo, deben seguir pagando por un servicio que usan s√≥lo para lavar loza, activar sus ba√Īos (no tienen alcantarillado) y ducharse.

Queilen.cl
Queilen.cl

M√°s sal que agua

Para los vecinos, este escenario se viene dando hace m√°s de dos a√Īos. El problema comenz√≥ en 2016 cuando el agua que sal√≠a de la llave estaba m√°s salada de lo normal.

Marcela Torres Cisternas, del Consejo Comunal de Salud de Queilen, dijo que denunciaron la situación a las autoridades, pero ellos le bajaron el perfil.

“Como chiste dec√≠an que no le ech√°ramos sal a la comida”, asegur√≥.

Ante la nula respuesta de los representantes del Gobierno, los vecinos comenzaron a comprar bidones de agua potable en los negocios. Pero esta no era una solución, no toda la gente tenía dinero para subvencionarlo.

“No les daba el sueldo para andar comprando agua envasada todos los d√≠as, teniendo que adem√°s pagar cuentas de agua”, indic√≥.

El Comit√© de Agua Potable Rural (APR) de Queilen es un sistema precario y aut√≥nomo administrado por un grupo de vecinos. Este data de 1982, es decir, hace 36 a√Īos.

Su representante, Walter Cárcamo, dijo que el problema se debería a la saturación por la extracción de grandes cantidades de agua.

Asimismo asegur√≥: “Es probable que se hayan agrietado en alguna parte las napas subterr√°neas y est√© trayendo un poco de salinidad, pero estudios profundos no se han hecho”.

Tras los continuos reclamos, la Seremi de Salud decret√≥ que no se pod√≠a consumir el agua proveniente del Comit√© de Agua Potable Rural de Queilen, por “configurar un riesgo a la salud de la poblaci√≥n”.

Por este motivo, el municipio junto a la Onemi, repartieron cerca de 28 estanques en distintos sectores de la comuna.

Marcela reconoci√≥ que la medida facilit√≥ la vida para la mayor√≠a, pero para los adultos mayores contin√ļa siendo un problema.

Los vecinos deben acarrear todos los días los pesados bidones, tienen que seguir pagando cuentas y se están deteriorando algunos utensilios del hogar.

“Es un tremendo problema. Estamos hablando del agua, de la salud de la gente”, finaliz√≥.

Por √ļltimo, Marcela Torres reconoci√≥ que los del comit√© no tienen culpa de que el agua salada se haya mezclado en las napas subterr√°neas, pero s√≠ son responsables de no hacerse cargo del problema desde un principio.

“Si nos hubieran escuchado, esto ya estar√≠a solucionado hace mucho tiempo atr√°s”.

Galería de imágenes

Mira las fotos ac√° y haz clic para ampliar

+ 7 fotos

¬ŅPeligra la salud?

Otra de las preocupaciones que viven a diario los habitantes de Queilen, es la poca información de los riesgos que trae consigo el uso de agua salada.

Andr√©s Mu√Īoz, socio del Consejo Comunal de Salud, indic√≥ que la autoridad sanitaria en un principio negaba cualquier irregularidad, incluso dec√≠a que los √≠ndices de salinidad estaban dentro de los m√°rgenes.

“En junio de 2017, en una reuni√≥n masiva con la comunidad, una vecina le sirvi√≥ una taza de caf√© con agua salada a la seremi de Salud (Eugenia Schnake) y a los tres d√≠as despu√©s prohibi√≥ el consumo de agua. Es extra√Īo…”, se√Īal√≥.

Por este motivo aseguró que le parece que la autoridad sanitaria ha actuado de forma indolente.

Al respecto, el jefe provincial de la Seremi de Salud, Cristi√°n Araneda, afirm√≥ que seg√ļn la OMS no habr√≠a riesgos con la utilizaci√≥n del recurso con salinidad, pero s√≠ podr√≠a haber riesgos al consumir y efectos a largo plazo.

“No lo estoy negando… los estudios y bibliograf√≠a no hablan de problemas”, indic√≥.

En otro punto, Andr√©s M√ļ√Īoz sostuvo que el Comit√© de Agua Potable Rural no ha cumplido correctamente su obligaci√≥n respecto al abastecimiento de agua potable.

“Ellos no est√°n abasteciendo, siguen cobrando con toda normalidad y no dan respuesta”, asever√≥.

Al respecto, Walter Cárcamo aseguró que su compromiso tiene que ver con realizar muestreos de la cloración del agua, pero la entrega es deber municipal.

Asimismo indic√≥ que s√≥lo se est√° cobrando en base a lo que consume la gente: “Si no se cobra el servicio no va a poder funcionar en hospitales, escuelas, municipalidad y hogares”.

Por otra parte, a Mu√Īoz le alarma la normalizaci√≥n que se hace frente a una situaci√≥n que es grave y pide que la autoridad acelere los procesos para una soluci√≥n.

“Nosotros solicitamos un estudio de alg√ļn laboratorio externo, que nos de tranquilidad que el agua que usamos para ducharnos durante dos a√Īos, no va a producir problemas en la piel o peor”, asever√≥.

Henry Burrows | RBB
Henry Burrows | RBB

La esperada solución

Las autoridades aseguraron que la solución definitiva tiene que ver con una modificación del actual sistema de agua potable rural.

El representante del comité, Walter Cárcamo, explicó que están trabajando con la Dirección de Obras Hidráulicas para terminar con el problema, medida que tiene que ver con una nueva captación de agua en el río Mechai para abastecer a la ciudad.

“Se hicieron los estudios correspondientes, se solicitaron los derechos del agua y ahora hay que ejecutar las labores”, indic√≥.

Este miércoles 29 de agosto se entregaron los terrenos a la empresa de Puerto Montt que se adjudicó las labores, las cuales tienen una inversión de 460 millones de pesos.

El seremi de Obras P√ļblicas, James Fry, dijo que se firm√≥ el acta de entrega de terreno que es uno de los punta pie iniciales para poder comenzar con la importante obra, que entregar√° una soluci√≥n definitiva a los habitantes de Queilen.

La autoridad agreg√≥: “Estamos muy contentos, es una obra que se desarroll√≥ en tiempo record en cuanto a los recursos”.

Con ello se espera que, en cerca de 6 meses m√°s, se entreguen las obras terminadas del nuevo sistema de agua potable, el cual pretenden que tenga una vida √ļtil de 20 a√Īos.

Los habitantes de Queilen a√Īoran una resoluci√≥n definitiva por este problema que no s√≥lo ha afectado en su rutina, sino tambi√©n les ha provocado estr√©s y problemas f√≠sicos. Ellos s√≥lo quieren poder servirse un vaso con agua potable y proveniente de su propia llave.

Esta nota se hizo con información y fotografías recopiladas por el periodista de Radio Bío Bío, Henry Burrows.

Municipio de Queilen
Municipio de Queilen
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Cedida a RBB
Tendencias Ahora