Internacional
Domingo 13 octubre de 2019 | Publicado a las 00:04 · Actualizado a las 08:47
Presidente de Ecuador acusa a Maduro y Correa de violencia que motivó toque de queda en Quito
Por Matías Vega
La información es de Agence France-Presse
visitas

El presidente de Ecuador, Len√≠n Moreno, sostuvo este s√°bado que su antecesor Rafael Correa y el mandatario venezolano Nicol√°s Maduro est√°n detr√°s de una “violencia nunca antes vista” en Quito que lo llev√≥ a imponer el toque de queda.

“Fuerzas oscuras, vinculadas a la delincuencia pol√≠tica organizada y dirigida por Correa y Maduro -en complicidad con el narcoterrorismo, con pandillas, con ciudadanos extranjeros violentos- causaron zozobra, violencia nunca antes vista”, se√Īal√≥ Moreno en un mensaje a la naci√≥n.

Violencia en Quito

La violencia sumi√≥ en el caos a Quito este s√°bado. Manifestantes prendieron fuego a un edificio p√ļblico y asaltaron medios de prensa, lo que llev√≥ al gobierno a imponer el toque de queda en la capital en el marco de una protesta ind√≠gena contra ajustes econ√≥micos.

La nueva jornada de rechazo contra las medidas pactadas con el FMI degeneró rápidamente.

En los alrededores de la Asamblea Nacional, indígenas levantaron barricadas con troncos y escudos de madera y se enfrentaron a piedra y pirotecnia con la policía, que respondió con una lluvia de gas lacrimógeno.

Grupos de encapuchados asaltaron la sede de la Contraloría, que quedó envuelta en llamas.

Toque de queda en la capital

El presidente Lenín Moreno impuso el toque de queda y ordenó militarizar esta ciudad de 2,7 millones de habitantes. La drástica medida, que prohíbe la circulación en Quito y sus alrededores, comenzó a regir a partir de las 15:00 locales (17:00 en Chile). Ninguna autoridad informó sobre su vigencia.

“He dispuesto al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, inmediatamente, tomar las medidas y operaciones que sean necesarias”, se√Īal√≥ el mandatario en un breve mensaje a la naci√≥n.

Antes de caer la noche las fuerzas de seguridad a√ļn bregaban para imponer el orden en algunos puntos de la ciudad donde grupos de personas desafiaron el toque de queda.

El caos se expandió en el mismo día en el que el movimiento indígena aceptó sentarse a dialogar con el gobierno, en busca de una salida a la severa crisis que estalló hace 11 días.

Moreno sigue la situación desde el puerto de Guayaquil, adonde trasladó la sede de gobierno después de decretar el estado excepción nacional el 3 de octubre y movilizar a las Fuerzas Armadas, en un intento por contener el descontento social.

Desde entonces han muerto seis civiles y se registran unos 2.100 heridos y detenidos, seg√ļn la Defensor√≠a del Pueblo.

Las protestas también mantienen interrumpido el transporte de petróleo -la mayor fuente de divisas- por el principal ducto del país a causa de la ocupación de pozos en la Amazonía.

Tendencias Ahora