Tecnología
Lunes 30 marzo de 2020 | Publicado a las 12:29
Coronavirus: U. de Chile dise√Īa m√°scara protectora imprimible en 3D, compostable y de uso abierto
Por Camilo Suazo
La información es de Comunicado de Prensa
visitas

Las mascarillas quir√ļrgicas para cubrir la boca (n95) solo pueden utilizarse una vez y luego deben ser desechadas, por lo que es uno de los primeros insumos en escasear frente a una crisis sanitaria como la del Covid-19.

Esa es una de las principales preocupaciones de los equipos m√©dicos, por lo que el Laboratorio de Fabricaci√≥n Digital (FabLab) de la U. de Chile, alojado en la Facultad de Ciencias F√≠sicas y Matem√°ticas (FCFM), respondi√≥ al llamado de la Asociaci√≥n de Fabricantes frente a la Emergencia Sanitaria (AFES) -un grupo de instituciones y profesionales creado para trabajar en el dise√Īo y manufactura de equipamiento m√©dico de c√≥digo abierto (open source)- y dise√Ī√≥ un escudo facial (face shield), imprimible en 3D, compostable y a bajo costo.

El escudo facial est√° compuesta por un cintillo imprimible en 3D -en √°cido polil√°ctico (PLA), un pol√≠mero con propiedades semejantes al PET, que es biodegradable bajo ciertas condiciones a temperaturas cercanas a 60 ¬įC- y una mica tama√Īo carta (como las de librer√≠a).

‚ÄúFue validada cl√≠nicamente en conjunto con un m√©dico de la Red UC-Christus. Es funcional, complementa las mascarillas n95, protege al personal de salud del virus suspendido y adem√°s cumple con el objetivo secundario de aumentar el periodo de uso higi√©nico de las n95, que se van a acabar pronto, por lo que es pertinente alargar su uso‚ÄĚ, se√Īala Danisa Peric, directora del FabLab de la U. de Chile.

U. de Chile
U. de Chile

El dise√Īo se inspir√≥ en un modelo de los desarrolladores de impresoras Prusa (Rep√ļblica Checa), pero -a diferencia del original- no requiere ninguna perforaci√≥n en la mica, lo que hace que el proceso sea m√°s higi√©nico y durable.

‚ÄúEst√° orientado a ser un dispositivo que sea masivo, barato y reutilizable‚ÄĚ, indic√≥ Peric. ‚ÄúNos integramos a la AFES para que ellos pudieran coordinar una red de impresores nacionales. Hoy manejan 300 profesionales u oficinas que van a poner a disposici√≥n sus impresoras para procesar los encargos que se vayan realizando‚ÄĚ, agreg√≥.

Tras esta primera fase, que comienza este lunes con la liberaci√≥n del dise√Īo a quienes quieran fabricarlo, el FabLab se enfocar√° en buscar una estrategia de fabricaci√≥n m√°s masiva. Danisa Peric explica que la impresi√≥n de cada cintillo tarda 90 minutos, por lo que con las 300 impresoras funcionando podr√≠an obtenerse 300 cintillos cada una hora y media. Pero desean multiplicar esa cantidad por diez.

‚ÄúLa segunda parte es poder interpretar esto para la fabricaci√≥n masiva con inyecci√≥n de pl√°stico. Estamos en conversaciones con algunos manufactureros que tienen esta capacidad para fabricarlo masivamente‚ÄĚ, sostuvo.

U. de Chile
U. de Chile

‚ÄúLa AFES tiene esa doble funci√≥n, la primera es responder a la necesidad de dispositivos y equipamiento en la emergencia sanitaria y, por otro lado, apoyar a la industria nacional. Los precios √©ticos consideran cierta utilidad o apoyo para el fabricante que hoy tambi√©n est√° en crisis. Todo este tejido de servicios de fabricaci√≥n digital hoy est√° a punto de quebrar y creemos que se puede apoyar‚ÄĚ, enfatiz√≥.

El dise√Īo del FabLab est√° bajo una licencia Creative Commons que permite su uso comercial pero con ciertas condiciones. El precio de venta, por ejemplo, se fija en un precio √©tico que en este caso no puede ser m√°s de 7 mil pesos sin IVA.

‚ÄúEste modo de trabajo, combinando ideas que fluyen entre una red de innovadores, talento multidisciplinario, contacto cercano con los usuarios finales y transferencia efectiva de los activos de conocimiento hacia la sociedad, es el modelo que buscamos impulsar fuertemente desde la Universidad, y que requiere la participaci√≥n de todos los sectores”, coment√≥ James McPhee, vicedecano de la FCFM y director del proyecto Ingenier√≠a 2030, que con financiamiento de CORFO y la Universidad de Chile apoya el trabajo del FabLab.

“Vemos que en la emergencia necesitamos ser un pa√≠s fuerte en conocimiento, en tecnolog√≠a, en capacidad de construir soluciones a los problemas de la sociedad‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Tendencias Ahora