Artes y Cultura
Miércoles 27 marzo de 2019 | Publicado a las 16:50
Hoy es el Día del Teatro: entre celebraciones y la precariedad
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hoy, en el Día Internacional del Teatro que se conmemora cada 27 de marzo, tenemos mucho que celebrar.

Texto de Verónica Tapia Courbis

Como Asociación Gremial Red Salas de Teatro hemos logrado crear una institución que día a día se fortalece y asiste a cada uno de los espacios asociados en las distintas áreas de su gestión.

Las 22 salas que integran este organismo, convocan a m√°s de 500.000 espectadores al a√Īo s√≥lo en la Regi√≥n Metropolitana. So√Īamos con una red nacional y otra iberoamericana que permita profundizar el sentido y alcance de lo que entendemos por asociatividad, fortaleciendo los lazos que nos unen en la labor que realizamos y transitando en conjunto los desaf√≠os pendientes para crecer de manera colectiva.

Este a√Īo 2019, celebramos la incorporaci√≥n de tres salas socias a nuestra Red. Dos de ellas son independientes y abren nuevamente sus puertas al p√ļblico tras superar diversos problemas econ√≥micos: Sala Tessier y Teatro La Memoria. A ellas se suma la sala perteneciente a la Universidad Mayor que, a trav√©s de este gesto, asume su responsabilidad institucional con el arte y la cultura.

También celebramos que Chile cuenta con nuevos espacios en distintas regiones del país, como el Teatro Regional del Bío-Bío, el Teatro Regional de Rancagua, los Centros Culturales de Punta Arenas, San Antonio y Pozo Almonte, además de los recientemente reconstruidos Teatro Regional de Punta Arenas y Teatro Municipal de Ovalle. Todos ellos constituyen un aporte a la vida de muchas personas que tenían poco acceso a actividades culturales.

Sin embargo, no todo es alegr√≠a en este d√≠a. Existen, a lo largo de todo Chile, espacios dedicados a las artes esc√©nicas que llevan a√Īos tratando de sobrevivir con grandes dificultades. Algunos de ellos han desaparecido por razones como falta de financiamiento o porque las infraestructuras en las que se emplazan pertenecen a privados, quienes deciden arbitrariamente el cambio de rubro de los edificios en busca de mayor rentabilidad. El patrimonio teatral vive constantemente en la precariedad y a punto de desaparecer. ¬ŅC√≥mo proteger nuestro patrimonio? ¬ŅC√≥mo ayudar a distintos gestores que pierden sus espacios de un d√≠a para otro? ¬ŅC√≥mo contener a todas las compa√Ī√≠as que van naciendo? ¬ŅPor qu√© no hacemos lo suficiente cuando las salas de cine o de teatro son transformadas en parrilladas, templos o centros comerciales? Son las preguntas que nos hacemos y a las que tratamos de dar respuesta en nuestro trabajo cotidiano.

Pareciera que como sociedad nos olvidamos de que la arquitectura y el espacio físico guardan acervos fundamentales de nuestra historia. El paisaje y las fachadas cambian y no reparamos en ello, es una más de las tantas cosas que dejamos ir sin cuestionar.

Las artes escénicas son difíciles de atesorar, son efímeras, existen sólo en el tiempo de su representación. Sus registros jamás transmiten, realmente, lo que vivieron los espectadores que presenciaron una función. Y es el espacio teatral el que evoca aquellas experiencias; el edificio teatral conserva esa memoria y esa historia, que es nuestra memoria y nuestra historia como artistas y como país. Es por eso que al defender las salas defendemos el teatro. Es por eso que nos importa tanto decirlo hoy con voz firme.

Destacamos que el Estado esté siendo un agente importante en el apoyo a algunos espacios a través de distintos instrumentos y programas como el OIC (Otras Instituciones Colaboradoras); sin embargo urge una política de apoyo más robusta, a largo plazo y permanente que valore la importancia de los espacios culturales a través de subvenciones que garanticen su continuidad en el tiempo, reconociendo el innegable aporte de la labor que realizan.

En el día Internacional del Teatro ponemos de manifiesto que necesitamos que la ley resguarde a las salas de artes escénicas del país, asegurando su continuidad como espacios de la representación, independiente de si pertenecen al Estado o a privados, siendo reconocidos desde su fundación e inscripción como edificios patrimoniales. El ejemplo de la ley argentina en esta materia es destacable y constituye un punto de referencia que no podemos obviar.

Sólo así podremos dar larga vida al Teatro.

Verónica Tapia Courbis

Presidenta Red Salas de Teatro
Santiago de Chile
27 de marzo de 2019

Tendencias Ahora