Sociedad
¬ŅCu√°nto volumen podemos soportar sin da√Īar nuestros o√≠dos?
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Estamos tan acostumbrados en nuestro d√≠a a d√≠a, que por lo general no nos damos cuenta de las gran cantidad de ruido al que nos exponemos, y que ‚Äúsilenciosamente‚ÄĚ puede generar da√Īos a nuestra salud.

Desde las bocinas de los autos en la calle, hasta el uso prologado de aud√≠fonos a m√°ximo volumen, en especial con la frecuente utilizaci√≥n de dispositivos como iPhones y reproductores port√°tiles, son parte de las muchas fuentes de ruido que soportamos en nuestro diario vivir, en el cual tambi√©n nos exponemos a lugares con un ambiente sonoro claramente da√Īino, como las discos, pubs, bares, cines, conciertos, eventos deportivos e incluso gimnasios.

Seg√ļn los datos entregados por la Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS), en el mundo hay aproximadamente unos 1100 millones de j√≥venes que podr√≠an estar en riesgo de sufrir p√©rdida de audici√≥n debido a costumbre que, a corto y largo plazo los perjudica auditivamente.

De hecho, las cifras entregadas en 2015 por la OMS dan cuenta de que existen 43 millones de personas de entre 12 y 35 a√Īos padecen una p√©rdida auditiva discapacitante debido a diferentes causas en el mundo.

De los datos de estudios realizados en pa√≠ses de ingresos medianos y altos y analizados por la OMS se desprende que casi el 50% de los adolescentes y j√≥venes de 12 a 35 a√Īos est√°n expuestos a niveles perjudiciales de ruido por el uso de aparatos de audio y que alrededor del 40% est√°n expuestos a niveles de ruido potencialmente nocivos en lugares de ocio.

Un nivel perjudicial de ruido puede ser, por ejemplo, la exposición a más de 85 decibelios (dB) durante ocho horas o 100 dB durante 15 minutos.

El problema es que cuando nos exponemos durante largos periodos a fuente de ruido que superan el l√≠mite, nuestras c√©lulas auditivas se deterioran, y perdemos temporalmente capacidad de audici√≥n, incluso con la posibilidad de sufrir de ac√ļfenos, hasta que con el paso de las horas se recuperen.

Pese a lo anterior, siempre estamos ante la posibilidad de que el da√Īo sea tal, que simplemente dichas c√©lulas no logren recuperarse y terminemos perdiendo capacidad de audici√≥n.

Por esto es importante conocer cuánto soportan nuestros oídos, y tener en cuenta que, la duración admisible de la exposición a un sonido disminuye a medida que aumenta el volumen del sonido.

¬ŅDurante cuanto tiempo puedo aguantar sin sufrir da√Īo a ciertos volumenes?

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud, en el marco de su campa√Īa “Escuchar sin riesgos”, ha entregado algunas comparativas entre el tiempo y la cantidad de decibelios que soporta el humano sin sufrir da√Īos.

85 dB: nivel de ruido en el interior de un automóvil en movimiento Р8 horas.
90 dB: cortadora de pasto – 2 horas y 30 minutos.
95 dB: ruido de una moto – 47 minutos.
100 dB: bocina de un automóvil Р15 minutos.
105 dB: reproductor de mp3 a todo volumen – 4 minutos.
105 dB: Concierto – 28 segundos

En Chile, los niveles de ruido m√°ximos en lugares de trabajo son regulados por la DT, que se basa en el art√≠culo 75 del Decreto Supremo N¬į 594, del a√Īo 2000 emanado del Ministerio de Salud.

De lo anterior deriva el Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales B√°sicas en los Lugares de Trabajo, que establece que la exposici√≥n ocupacional a ruido estable o fluctuante debe ser controlada de modo que para una jornada de 8 horas diarias ning√ļn trabajador pueda estar expuesto a un nivel de presi√≥n sonora continuo equivalente a 85 decibelios.

Eso s√≠, para medir los decibelios se toma en cuenta el ruido captado en la posici√≥n del o√≠do del receptor, no seg√ļn la fuente que emana el ruido.

Asimismo la norma indica que es responsabilidad del empleador tomar las medidas necesarias para mantener el nivel de ruido dentro de los rangos permitidos, por lo que se deben efectuar mediciones constantes que verifiquen el cumplimiento de estas normas.

¬ŅC√≥mo medir los decibelios de una forma f√°cil?

Existen aplicaciones para smartphone que nos pueden ayudar en esta tarea, como el caso de Sonómetro, disponible para Android, la cual mide los niveles ambientales.

Este programa utiliza el micr√≥fono de smartphone para medir el nivel de ruido en decibelios, y da una referencia bastante √ļtil, aunque no 100% certera.

Eso sí, los valores máximos que registra son límitados debido a las capacidades de los micrófonos de los teléfonos, por lo no podrá medir más allá de los 100 db.

Para iPhone, iPad y iPod touch, existe un programa llamado Decibel Ultra, el cual requiere iOS 7.1 o posterior y está hecha para funcionar mejor en iPhone 5. Sus forma de operar es similar a la de Sonómetro.

Recomendaciones dela OMS

En colaboraci√≥n con asociados de todo el mundo, la OMS se encuentra realizando campa√Īas para alertar sobre los riesgos de la p√©rdida de audici√≥n provocada por el ruido, por lo que durante los √ļltimos meses ha entregado algunas recomendaciones a seguir.

Mantenga el volumen bajo.

Es aconsejable respetar los niveles seguros de exposición al ruido, por tanto es de suma importancia ajustar el volumen del aparato de audio personal a un nivel cómodo en un ambiente tranquilo, de forma que no supere el 60% del volumen máximo.

Utilizar tapones para los oídos

Cuando vaya a un club nocturno, discoteca, bar, pub, evento deportivo u otro lugar ruidoso, utilice tapones para proteger los oídos. Si se colocan bien, pueden ayudar a reducir el nivel de exposición al ruido de forma considerable.

Utilizar audífonos que se ajusten bien y, de ser posible, que aíslen del ruido del entorno

Si se ajustan bien, los aud√≠fonos permiten escuchar m√ļsica con claridad a vol√ļmenes bajos, y cuando a√≠slan del ruido del entorno permiten escuchar el sonido a un volumen m√°s bajo del que ser√≠a necesario en caso de no ser aislantes.

Limite el tiempo que dedica a actividades ruidosas

La duraci√≥n de la exposici√≥n al ruido es uno de los principales factores que contribuyen al nivel total de energ√≠a ac√ļstica.

Cuando vaya a un club nocturno, discoteca, bar, pub, evento deportivo u otro lugar ruidoso, haga breves descansos auditivos para reducir la duración total de la exposición al ruido.

Alejarse de los ruidos fuertes

En lugares ruidosos, manténgase lo más lejos posible de fuentes de sonido como los altavoces. Trasladarse a lugares más silenciosos dentro de un local puede reducir el nivel de exposición.

Limitar el tiempo diario de utilización de los aparatos de audio personales

Aunque es importante mantener el volumen bajo, la limitación del uso de aparatos de audio personales a menos de una hora al día contribuirá enormemente a reducir la exposición al sonido.

Vigile los niveles seguros de exposición al ruido

Utilice la tecnología de los smartphone para medir los niveles de exposición al ruido y conocer el riego de pérdida de audición provocada por el ruido de su aparato de audio personal.

Preste atenci√≥n a las se√Īales de advertencia de p√©rdida de audici√≥n

Acuda a un profesional especializado en salud auditiva en caso de ac√ļfenos o dificultad para o√≠r sonidos agudos como el timbre, el tel√©fono o el despertador; para entender el habla, sobre todo por tel√©fono; o para seguir conversaciones en ambientes ruidosos, como restaurantes o reuniones sociales.

Haga revisiones auditivas periódicas

Aproveche los servicios de revisión periódica de la audición que se prestan en colegios, lugares de trabajo y comunidades, pues ello puede ayudar a detectar la aparición de la pérdida de audición en una etapa inicial.

Actualmente 360 millones de personas en todo el mundo sufren pérdida de moderada a grave de la audición por diversas causas, como el ruido, enfermedades genéticas, complicaciones al nacer, determinadas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el uso de determinados medicamentos y el envejecimiento. La OMS estima que la mitad de todos los casos de pérdida de audición pueden evitarse.

Tendencias Ahora