Notas
Discusión sobre comercio sexual genera debate en Valparaíso: Proponen crear Barrio Rojo
Publicado por: Francisco Ovalle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En la regi√≥n de Valpara√≠so, y a nivel nacional, se ha generado una discusi√≥n en tem√°ticas relacionadas con el comercio sexual. En la anterior, se se√Īala estudiar la posibilidad de crear un Barrio Rojo para terminar el mercado callejero, lo cual es cuestionado por analistas del tema, quienes se√Īalan que el mayor problema corresponder√≠a al tr√°fico de personas y participaci√≥n de menores.

Seg√ļn el ex fiscal de delitos sexuales, actual alcalde de Los Andes, Mauricio Navarro, la prostituci√≥n se condena cuando se generan tres factores: trata de blancas, es decir, tr√°fico de personas para que ejerzan la prostituci√≥n sin su consentimiento; prostituci√≥n infantil; u obligar por la fuerza a alguna persona a ejercer el comercio sexual.

Sin embargo, a pesar de que existan regulaciones en este ámbito, existen menores de edad que clandestinamente ejercen el comercio sexual. Así lo reconoció Zuliana Araya, concejal transgénero de Valparaíso, quien afirma que hay que priorizar la seguridad.

En materia de impuestos, el ex fiscal se√Īal√≥ que en esta transacci√≥n debiera realizarse el pago de impuestos correspondientes; sin embargo, existe una especie de nube negra en torno a ello.

En tanto, el Director de la Escuela de Negocios de la Universidad Vi√Īa del Mar comparte la misma opini√≥n. Este √ļltimo plante√≥ que hay una falla de mercado, puesto que el comercio sexual privatiza sus beneficios pero socializa los costos. Por otra parte, desde un punto de vista tributario, sin mayores antecedentes de quienes ejercen la prostituci√≥n, se ha estimado que el Estado s√≥lo por concepto de Impuesto a la Renta, deja de percibir cerca de 200 mil d√≥lares mensuales.

Ante la gravedad de la situación, la discusión está planteada. Ahora depende de parlamentarios y otros actores que establezcan el tema como una materia a abordar de forma seria. Mientras esto no ocurra, el comercio sexual, callejero o privado seguirá generando controversias y molestias tanto para quienes lo ejercen como para los vecinos que viven en los entornos donde se ofrece.

Tendencias Ahora