Notas
Catalu√Īa desaf√≠a a Madrid y fija fecha para refer√©ndum por la independencia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente de Catalu√Īa, Artur Mas, anunci√≥ el jueves la celebraci√≥n el 9 de noviembre de 2014 de un refer√©ndum sobre la independencia de esta regi√≥n del noreste de Espa√Īa, desafiando a Madrid, que calific√≥ la iniciativa de “error hist√≥rico” y asegur√≥ que nunca se celebrar√°.

“Es una sola pregunta con dos apartados. El primer apartado es: ¬ŅQuiere que Catalu√Īa sea un Estado? S√≠ o no. El segundo apartado, en caso de respuesta afirmativa, es: ¬Ņquiere que este Estado sea independiente? S√≠ o no”, explic√≥ el nacionalista Mas en una rueda de prensa en Barcelona.

El gobierno espa√Īol del conservador Mariano Rajoy reafirm√≥ de inmediato la que ese tipo de consultas era inconstitucional y que por ello no se celebrar√°.

“La consulta no se celebrar√° y no se celebrar√° porque nuestra Constituci√≥n no autoriza a ninguna Comunidad Aut√≥noma a someter a consulta o a refer√©ndum cuestiones que afectan a la soberan√≠a nacional y cuya disposici√≥n nos corresponde a todos los espa√Īoles”, se√Īal√≥ desde Madrid el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallard√≥n.

Esto “est√° provocando una divisi√≥n social, una confrontaci√≥n social en Catalu√Īa sin precedentes, es un error hist√≥rico”, asegur√≥ por su parte el ministro del Interior, Jorge Fern√°ndez D√≠az.

Orgullosa de su idioma y tradiciones, Catalu√Īa, una regi√≥n de 7,5 millones de habitantes, vive desde hace m√°s de un a√Īo un auge del sentimiento independentista, atizado por la crisis econ√≥mica y forjado a partir de reclamos de un mejor trato fiscal.

El gobierno de Rajoy rechaz√≥ en septiembre de 2012 la reinvindicaci√≥n de mayor autonom√≠a fiscal y Mas, un moderado en sus inicios, se comprometi√≥ hace un a√Īo a celebrar un refer√©ndum en 2014.

“La fecha como cualquier fecha es muy concreta: 9 de noviembre de 2014″, subray√≥ el presidente regional catal√°n, recordando el compromiso de que “la consulta se ten√≠a que hacer en 2014″. “Y as√≠ ser√°”, agreg√≥.

El acuerdo fue negociado por cuatro de las formaciones pol√≠ticas catalanas con amplia mayor√≠a en el Parlamento regional, que a√ļn tiene que ratificarlo.

La f√≥rmula de la doble pregunta permitir√° a los catalanes escoger entre mantener el estatuto actual, independizarse de Espa√Īa o reclamar un mayor autogobierno sin secesi√≥n de Espa√Īa, una opci√≥n planteada por algunos partidos.

Los partidos que respaldaron la iniciativa presentar√°n en el Parlamento regional una proposici√≥n de ley para pedir permiso al Congreso de los Diputados espa√Īol para organizar este refer√©ndum, una competencia que la Constituci√≥n espa√Īola reserva al gobierno central.

“Ahora es necesario un Estado que esperemos sea de ra√≠z profundamente democr√°tica, un Estado atento a este reclamo de la sociedad catalana, un Estado espa√Īol atento a esta mayor√≠a parlamentaria tan amplia”, apunt√≥ el presidente catal√°n.

El Gobierno espa√Īol, del Partido Popular (PP), con mayor√≠a absoluta en el Congreso de los Diputados, ya hab√≠a advertido de la imposibilidad de celebrar este plebiscito, al igual que el opositor Partido Socialista Obrero Espa√Īol (PSOE).

“Lo que ha propuesto el presidente Mas es un refer√©ndum de autodeterminaci√≥n con el que los socialistas no estamos de acuerdo (…). Creo que el presidente Mas est√° llevando a Catalu√Īa a un callej√≥n sin salida”, se√Īal√≥ el principal dirigente socialista, Alfredo P√©rez Rucalcaba.

Ante esta enrocada situación, los independentistas confían en conseguir el apoyo de la comunidad internacional que, hasta el momento, no está respondiendo a sus expectativas.

La Uni√≥n Europea ha evitado hasta el momento implicarse en los asuntos internos de un Estado miembro, aunque ha recordado en repetidas ocasiones que la secesi√≥n de Catalu√Īa implicar√≠a su salida del espacio comunitario.

Los independentistas obtuvieron, en cambio, un amplio respaldo de la calle.

Centenares de miles de personas formaron pasado 11 de septiembre una cadena humana de 400 km en las carreteras catalanas para llamar la atenci√≥n a nivel internacional. Esa demostraci√≥n de fuerza se produjo exactamente un a√Īo despu√©s de una manifestaci√≥n por la independencia que moviliz√≥ a m√°s de un mill√≥n de personas en Barcelona, la capital regional.

Seg√ļn el √ļltimo sondeo del Centro de Estudios de Opini√≥n de Catalu√Īa, un 48,5% de los encuestados creen que la regi√≥n debe ser un Estado independiente, un 21,3% apuestan por una federaci√≥n con Espa√Īa y un 18,6% esperan mantener la situaci√≥n actual.

Tendencias Ahora