Notas
Londres: la primera ciudad en albergar 3 veces los Juegos Olímpicos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La capital brit√°nica ser√° la primera ciudad en convertirse por tercera vez en sede de los Juegos Ol√≠mpicos. Sin embargo, una inmersi√≥n en los archivos ilustra el abismo que separa las competiciones ‘amateur’ del siglo pasado con el espect√°culo medi√°tico de los ‘dioses del estadio’ contempor√°neos.

“Las situaciones difieren tanto que son incomparables”, asegur√≥ a la AFP el secretario general de la Sociedad Internacional de Historiadores Ol√≠mpicos, Anthony Bijkerk.

Para muestra un botón. Los primeros Juegos de Londres, en 1908, duraron seis meses, de abril a octubre, y en ellos compitieron 2.008 deportistas (de los cuales sólo 37 mujeres) originarios de 22 naciones.

En 1948, la participaci√≥n fue dos veces m√°s importante (4.104 atletas, incluidas 390 mujeres, de 59 pa√≠ses). Faltaron sin embargo Alemania y Jap√≥n, descartados como “pa√≠ses agresores”, la URSS, excusada, y China ocupada en constituirse en Rep√ļblica Popular.

En 2012, se esperan 10.500 participantes de 205 países. El presupuesto, de 9.300 millones de libras (14.500 millones de dólares, 11.600 millones de euros), considerable en época de recesión, multiplica por 1.000 el de 1948.

1908: sin impulso

“Los Juegos de 1908 fueron los primeros bien organizados y de dimensi√≥n realmente internacional de la era moderna”, se√Īala Bijkerk.

La capital brit√°nica los hered√≥, sin embargo, con un plazo de dos a√Īos tras la renuncia de Italia a organizarlos en Roma tras una erupci√≥n del Vesuvio.

Uno de los grandes protagonistas fue estadounidense. Ray Ewry ten√≠a aires artistocr√°ticos, con su raya en medio, sus botines y sus bermudas. Sus especialidades –el salto sin impulso, de longitud y de altura (con r√©cords a 3,47m y 1,65m)– estaban ya en v√≠as de desaparici√≥n. Como las pruebas de moton√°utica, de estirar la cuerda o de bicipolo, un ef√≠mero deporte de exhibici√≥n.

Y fueron los británicos, que ejercían un polémico monopolio sobre el arbitraje, los que lograron la mitad de las medallas de oro (56) por delante de Estados Unidos (23). Fijaron el maratón en 42,195 km, la distancia entre el castillo de Windsor y el palco de Eduardo VII en el estadio olímpico.

1948: juegos de la austeridad

Tras los Juegos de Berl√≠n-36, al servicio de la propaganda nazi, y “al salir de una guerra catastr√≥fica” exist√≠a una fuerte voluntad de “reunir a los pa√≠ses en torno a algo positivo”, explic√≥ a la AFP Cathy Ross, del Museum of London.

Al mismo tiempo, “las naciones empezaron a darse cuenta de los efectos de la supremac√≠a deportiva para la moral de la naci√≥n y su posici√≥n internacional”, escribieron Matt y Martin Rogan en su libro “Los Juegos Ol√≠mpicos del Reino Unido: pasado, presente y legado”.

Los llamados “Juegos de la austeridad” se celebraron en una capital en ruinas y sometida al racionamiento. Los deportistas dorm√≠an en barracones militares y dormitorios de colegios.

Para aumentar sus posibilidades, numerosos equipos, encabezados por Estados Unidos, llegaron cargados de v√≠veres. Los brit√°nicos ten√≠an derecho a “la raci√≥n A”, reservada a los trabajadores de la industria pesada, estrat√©gica. Y a un uniforme para la ceremonia de inauguraci√≥n: pantal√≥n y blazer para los hombres y una bata procedente de una tienda de ropa para criadas de Oxford Street para las mujeres.

Algunos atletas acusaban un déficit de vitaminas y tenían que conformarse con carne de ballena, disponible hasta la saciedad.

Espa√Īoles y franceses importaron su propio “carburante”, Mouton-Rothschild en el caso de los segundos. “Para estos competidores, el vino es parte integrante de su dieta habitual y constituye, desde su punto de vista, un alimento”, se√Īala un informe oficial conservado en los archivos nacionales.

En las pistas de ceniza igualmente utilizadas para las carrerea de galgos, “el ama de casa voladora” caus√≥ sensaci√≥n. Holandesa, de 30 a√Īos, Fanny Blankers-Koen se proclam√≥ campeona en 100 metros, 200 m, 80 m vallas y el relevo 4X100 m. “Pero la capa de oro era tan fina en sus medallas que tuvo que darle varios ba√Īos” a lo largo de su vida, explic√≥ Bijkerk.

Las distancias se med√≠an todav√≠a en pies y en yardas. A la espera del desembarco de los patrocinadores, las principales innovaciones de aquella edici√≥n fueron la ‘foto-finish’ y la televisi√≥n.

Tendencias Ahora