Notas
Temporada de casta√Īas: conoce las bondades de este delicioso fruto
Publicado por: Hernán Díaz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La casta√Īa es uno de los frutos predilectos del oto√Īo. Ideales para acompa√Īar las fr√≠as tardes, ya sean cocidas, asadas o en alm√≠bar, como tambi√©n en otras formas un poco menos conocidas como el dulce de casta√Īa, pur√© o el famoso marr√≥n glac√©.

Pero más allá de lo delicioso que puede resultar éste fruto para muchos de nosotros, también existen bondades que desconocemos en cuanto al aporte nutricional que entrega y los beneficios para la salud que posee.

Algunos estudios han podido comprobar que, contrario a las creencias populares, el consumo de frutos secos como almendras, avellanas, pi√Īones, pistachos, nuez y la casta√Īa pueden combatir una serie de males y enfermedades, uno de los cuales fue publicado en Journal of the American College of Nutrition (Revista del Colegio Estadounidense de Nutrici√≥n).

Seg√ļn los investigadores, “el consumo de frutos secos est√° asociado a 5% menos prevalencia de s√≠ndrome metab√≥lico, nombre que se da a un grupo de factores de riesgo que al ocurrir juntos, incrementan el riesgo de obstrucci√≥n de las arterias coronarias, de enfermedades cerebrovasculares y de la diabetes tipo 2″.

Pero en lo que se refiere a la casta√Īa en particular, se trata de uno los frutos secos de menor contenido cal√≥rico. Por ejemplo, si se compara la nuez con la casta√Īa, esta √ļltima contiene 3 veces menos calor√≠as, en una cantidad de agua cercana al 50%.

Pese a estos datos su consumo en personas que est√©n intentando bajar de paso debe ser moderado, ya que a√ļn as√≠ contiene un aporte significativo de calor√≠as. Esto porque la mitad de la composici√≥n de las casta√Īas est√° formada por hidratos de carbono, lo que la convierte en un alimento energ√©tico.

También sorprende su bajo contenido de grasa, el cual es similar al de los cereales; una situación similar a su alto contenido de vitamina B, junto con la valiosa concentración de potasio y hierro que tiene.

Con todas estas bondades no es raro que se tratara de uno de los principales alimentos de la dieta europea en la edad media, hasta la incorporación de las papas y el maíz, provenientes de América.

Tendencias Ahora