Notas
El Papa hablará con Fidel Castro y dará misa en Plaza de la Revolución
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Benedicto XVI se reunir√° este mi√©rcoles con Fidel Castro y oficiar√° una misa en la Plaza de la Revoluci√≥n de La Habana, en la que los disidentes esperan palabras directas sobre cambios en Cuba, 14 a√Īos despu√©s que la visita de Juan Pablo II mostrara la v√≠a para una apertura.

“Gustosamente saludar√© (…) a Su Excelencia el Papa Benedicto XVI, como lo hice con Juan Pablo II (en 1998), un hombre a quien el contacto con los ni√Īos y los ciudadanos humildes del pueblo suscitaban invariablemente sentimientos de afecto”, dijo Fidel Castro, de 85 a√Īos de edad.

“Decid√≠ por ello solicitarle unos minutos de su muy ocupado tiempo cuando conoc√≠ por boca de nuestro canciller Bruno Rodr√≠guez que a √©l le agradar√≠a ese modesto y sencillo contacto”, a√Īadi√≥ Castro, en una “reflexi√≥n” publicada el martes en la noche en el portal oficialista Cubadebate.

Se ignora a qu√© hora ser√° el encuentro entre el padre de la revoluci√≥n cubana, retirado del poder desde 2006 por razones de salud, y Benedicto XVI, quien culminar√° este mi√©rcoles su periplo de seis d√≠as por M√©xico y Cuba, el primero de su pontificado a naciones latinoamericanas de habla espa√Īola.

Cientos de miles de fieles cubanos, as√≠ como comunistas ateos y adeptos a la santer√≠a, ritos afrocubanos que mezclan espiritualismo y catolicismo, escuchar√°n o simplemente ver√°n en la misa al Papa, de 84 a√Īos.

En 1998, en esa misma plaza y en presencia de Fidel Castro, Juan Pablo II celebr√≥ una misa hist√≥rica en la que pidi√≥ “que Cuba se abra al mundo para que el mundo se abra a Cuba”.

Hasta un mill√≥n de personas se pueden congregar este mi√©rcoles. A las 5 de la ma√Īana local, una procesi√≥n organizada por la Iglesia Cat√≥lica parti√≥ desde la Catedral hacia la plaza, a unos cinco kil√≥metros de distancia.

En su vuelo hacia M√©xico el viernes, el Papa inst√≥ a Cuba a dejar de lado el marxismo, que “no corresponde ya a la realidad”, y a buscar “nuevos modelos”.

Como prefecto de la Congregaci√≥n para la Doctrina de la Fe, de 1981 a 2005, Joseph Ratzinger combati√≥ a la “Teolog√≠a de la liberaci√≥n”, que proclam√≥ “la opci√≥n preferencial por los pobres” y fue condenada por contaminaci√≥n marxista. Algunos sacerdotes y muchos laicos apoyaron e incluso se integraron a las guerrillas apoyadas por La Habana en la segunda mitad del siglo pasado.

Benedicto XVI se reuni√≥ en privado el martes durante 40 minutos con Ra√ļl Castro, unas horas despu√©s que un alto funcionario de la isla afirmara que “no va a haber una reforma pol√≠tica” en Cuba, un d√≠a despu√©s de que el Papa llamara a los cubanos a construir “una sociedad abierta y renovada”.

Pocas cosas se han filtrado de ese encuentro, salvo que el Papa pidi√≥ a Ra√ļl Castro un mayor espacio para la Iglesia, con el fin de que pueda contribuir al bienestar moral y social de todos.

También sugirió que el Viernes Santo, día de la crucifixión de Cristo, sea feriado en la isla. Juan Pablo II obtuvo de Fidel Castro que el día de Navidad fuera declarado feriado.

Simult√°neamente, el secretario de Estado (n√ļmero dos) de la Santa Sede, cardenal Tarcisio Bertone, acompa√Īado de su “ministro de relaciones exteriores”, monse√Īor Dominique Mamberti, sostuvo un encuentro con el primer vicepresidente cubano, Jos√© Ram√≥n Machado Ventura.

“Los numerosos mensajes de car√°cter humanitario recibidos por el Vaticano y concernientes a personas en dificultades” figuraron entre los temas abordados en esta reuni√≥n de trabajo, reconoci√≥ el Vaticano.

La ma√Īana del martes, el Papa hab√≠a orado ante la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona nacional, en Santiago de Cuba (sureste de la isla), rog√°ndole por “los cubanos privados de libertad”.

El tema de los presos políticos es muy sensible en la isla. El Vaticano no programó ninguna reunión con sus familiares, una gran decepción para los círculos opositores.

Ellos esperan que el Papa se exprese de manera mucho más firme en su favor durante la misa de este miércoles.

Benedicto XVI, de una manera muy diferente a Juan Pablo II, ha evocado los sufrimientos y aspiraciones de los cubanos, pero siempre en términos genéricos, cuidándose de no intervenir como hubiera podido hacer su predecesor.

“El Papa no es el due√Īo de las leyes y de las soluciones de un pa√≠s, no puede intervenir de manera directa. La Iglesia en Cuba enfrenta la situaci√≥n con mucho realismo y humildad, ella es pobre, no tiene poder y no viene a dar lecciones sobre lo que conviene hacer”, explic√≥ el padre Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede.

El Vaticano subrayó que la visita del Papa tiene un sentido religioso.

Sin embargo, la visita ha suscitado numerosas reacciones en el régimen como en los opositores, que denunciaron al menos 150 arrestos para evitar protestas.

Uno de los vicepresidentes cubanos, Marino Murillo, afirm√≥ el martes que “en Cuba no va a haber una reforma pol√≠tica”, sino una simple “actualizaci√≥n” que “haga nuestro socialismo sustentable”.

El Papa, que lucía fatigado el martes, se marchará de Cuba este miércoles hacia las 17.00 horas locales (19.00 horas de Chile).

URL CORTA: http://rbb.cl/2hih
Tendencias Ahora