Notas
Obama habla de “√©xito” en Irak, pero pide aprender la lecci√≥n del conflicto
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente Barack Obama salud√≥ este mi√©rcoles “el √©xito extraordinario” de Estados Unidos en Irak, pero llam√≥ a aprender la lecci√≥n del conflicto durante un discurso en el que rindi√≥ homenaje a los soldados, d√≠as antes del retiro de los militares estadounidenses de ese pa√≠s.

Durante un discurso ante los soldados en Fort Bragg (Carolina del Norte, sureste), Obama tambi√©n hizo referencia al “elevado precio” de esta guerra de casi nueve a√Īos, a la que √©l se opuso cuando a√ļn no era presidente.

“Dejamos tras nuestro un Irak soberano, estable y autosuficiente, con un gobierno representativo elegido por su pueblo”, afirm√≥ Obama, rodeado por los boinas rojas de la 82¬™ divisi√≥n aerotransportada en Carolina del Norte.

“Estamos construyendo una nueva asociaci√≥n entre nuestros pa√≠ses y estamos poniendo fin a una guerra no con una batalla final, sino con una marcha final a casa”, agreg√≥.

Acompa√Īado de su esposa, Michelle, el presidente habl√≥ ante varios miles de militares reunidos en Fort Bragg, un enorme complejo de 650 km2, sede de varias unidades de fuerzas especiales y la 82a divisi√≥n de infanter√≠a aerotransportada, desplegadas en m√ļltiples ocasiones en Irak desde la invasi√≥n de 2003.

“Es un √©xito extraordinario, que llev√≥ nueve a√Īos”, afirm√≥, al tiempo que reconoci√≥ “el duro trabajo y el sacrificio” que se necesitaron. “Esas palabras apenas describen el precio de esta guerra y el coraje de los hombres y las mujeres que lo llevaron a cabo”, subray√≥.

“Conocemos demasiado bien el elevado precio de esta guerra. M√°s de 1,5 mill√≥n de estadounidenses sirvieron en Irak. M√°s de 30.000 estadounidenses resultaron heridos, y se trata solo de los heridos cuyas heridas son visibles”, agreg√≥ en alusi√≥n a las secuelas psicol√≥gicas que padecen algunos veteranos.

“Cerca de 4.500 norteamericanos” perdieron la vida, record√≥ el presidente, “entre ellos 202 h√©roes ca√≠dos en el campo de honor provenientes de aqu√≠, de Fort Bragg”, a√Īadi√≥. “Hoy hacemos una pausa para rezar por todas las familias que perdieron a un ser querido, porque todos son parte de nuestra gran familia estadounidense”, afirm√≥.

Obama hab√≠a hecho referencia en muchas ocasiones durante su campa√Īa electoral victoriosa de 2008 a su oposici√≥n inicial a la guerra de Irak, en 2002 y 2003 cuando no era m√°s que un legislador local.

El dirigente demócrata, en efecto. criticó duramente a su predecesor, George W. Bush, por haber emprendido esta guerra.

Sin embargo, debió administrar las consecuencias del conflicto en el ámbito internacional y en el interno. La guerra contribuyó, en efecto, a aumentar el déficit presupuestario en el que todavía se debate su administración.

El mandatario, que el lunes se√Īal√≥, al recibir al primer ministro iraqu√≠, Nuri al-Maliki en la Casa Blanca, que “la historia juzgar√°” la decisi√≥n de emprender la guerra, evit√≥ una vez m√°s la controversia al destacar que “los dirigentes y los historiadores seguir√°n analizando las lecciones estrat√©gicas de Irak”.

La “lecci√≥n m√°s importante que nos han ense√Īado ustedes no es una lecci√≥n de estrategia militar; es una lecci√≥n sobre el car√°cter de nuestro pa√≠s”, ya que “a pesar de todas las dificultades que enfrenta nuestro pa√≠s, ustedes nos recuerdan que nada es imposible para los estadounidenses cuando son solidarios”, asegur√≥ a los soldados el presidente, candidato a s reelecci√≥n en noviembre de 2012, y enfrentado a la hostilidad de sus adversarios republicanos.

S√≥lo quedan en Irak unos pocos miles de soldados norteamericanos cuando se acerca el 31 de diciembre, fecha en la que habr√°n dejado definitivamente el pa√≠s, donde desde 2003 al menos 126.000 civiles iraqu√≠es murieron debido al conflicto, seg√ļn Neta Crawford, profesora en la universidad de Boston. A ellos se suman 20.000 soldados y polic√≠as iraqu√≠es y m√°s de 19.000 insurgentes.

Tendencias Ahora