Sociedad
Domingo 30 septiembre de 2018 | Publicado a las 13:05
El caso de Roland Doe: el ni√Īo que inspir√≥ la pel√≠cula El Exorcista
Publicado por: Leonardo Granadillo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Han pasado casi 50 a√Īos desde que la pel√≠cula El Exorcista lleg√≥ a la gran pantalla. A pesar de su antig√ľedad y las limitaciones de la √©poca es considerada una de las mejores pel√≠culas del g√©nero terror en la historia tras recaudar unos 470 millones de d√≥lares en taquilla.

Pero lo que pocos saben es que la pel√≠cula lanzada en 1973, estuvo inspirada en un caso real que tuvo lugar en Maryland, Estados Unidos. Seg√ļn el diario brit√°nico Daily Mail todo comenz√≥ en 1949, cuando un joven de 13 a√Īos conocido como Roland Doe (seud√≥nimo utilizado para proteger su identidad) escuch√≥ algunos ruidos en el s√≥tano de la casa. Sin embargo, la familia pens√≥ que el sonido pod√≠a ser producido por roedores.

Mientras buscaban de donde proven√≠a, el ni√Īo dijo que una imagen de Jes√ļs en la cruz -que estaba colgada en el cuarto de la abuela- se empez√≥ a mover, como si estuvieran golpeando la pared desde el otro costado.

The Exorcist
The Exorcist

Once d√≠as despu√©s del extra√Īo suceso falleci√≥ Harriet, una t√≠a muy querida por Roland, con la que el ni√Īo jugaba muy seguido a la Ouija.

Seg√ļn el diario brit√°nico The Mirror a partir de ese momento la familia empez√≥ a vivir supuestos hechos inexplicables: la cama del ni√Īo se mov√≠a sola violentamente a la medianoche, se escuchaban fuertes golpes desde el s√≥tano, hab√≠an objetos suspendidos en el aire y un olor a excremento se sent√≠a por toda la casa.

Seg√ļn Daily Mail sus padres hicieron que Roland fuese evaluado en el Hospital de la Universidad de Georgetown, pero los m√©dicos le dieron el alta pocos d√≠as despu√©s, con un certificado de buena salud.

No obstante, la situaci√≥n no mejoraba y en la escuela sus compa√Īeros de clase declararon que el escritorio del ni√Īo empez√≥ a moverse hacia el pasillo, chocando contra otros objetos.

La familia de Roland se vio obligada a retirarlo de la instituci√≥n. Un compa√Īero, cuyo nombre permaneci√≥ oculto, declar√≥ que ‚Äúel escritorio temblaba y vibraba extremadamente r√°pido y recuerdo que la maestra le grit√≥ que se detuviera y que √©l respondi√≥ ‘¬°No lo estoy haciendo!"”.

La intervención de la Iglesia

La familia invitó a un pastor luterano llamado Lether Miles Schulze a pasar una noche en la casa. La experiencia fue tan aterradora que, a pesar de no creer en posesiones, sugirió de inmediato la intervención de un exorcista en el caso, consignó ABC.

Seg√ļn Mirror, un sacerdote cat√≥lico local fue enviado a la vivienda y Roland le grit√≥ en lat√≠n ‚Äúoh, sacerdos Christi tu scis me essediabolum‚ÄĚ lo que significa ‚Äúoh, sacerdote de Cristo, t√ļ sabes que yo soy el Diablo‚ÄĚ. La mayor√≠a de quienes siguen el caso expresan que era el mismo diablo hablando, ya que el ni√Īo no sab√≠a lat√≠n. Sin embargo, existe la posibilidad de que haya aprendido un poco en la escuela.

La Iglesia Cat√≥lica suele regirse por una serie de procesos para estudiar una posible intervenci√≥n, la mayor√≠a de todos los casos son calificados como problemas m√©dicos. Pero lo llamativo del caso de Roland Doe, es que la propia instituci√≥n dictamin√≥ que el ni√Īo estaba pose√≠do y autoriz√≥ un exorcismo.

The Exorcist
The Exorcist

Con el permiso emitido desde Washington D.C se llev√≥ a cabo el primer exorcismo dirigido por el padre Albert Hughes, sacerdote cat√≥lico de Saint James Parish. Aparentemente el ni√Īo lo atac√≥ con uno de los resortes de su cama, provoc√°ndole un importante da√Īo en el brazo en medio del ritual. Algunos de los investigadores del caso dudan de la veracidad del evento, ya que no se ha hecho p√ļblica ninguna evidencia real.

La familia se mudar√≠a a St Louis. Mirror se√Īala que a los cortes y m√ļltiples heridas autoinfligidas que sufri√≥ el ni√Īo al estar ‘pose√≠do’, se le sumar√≠a la palabra ‚ÄėLOUIS‚Äô.

Esta palabra apareci√≥ extra√Īamente escrita en su pecho, a pesar de que siempre fue vigilando y nadie lo vio hacerlo, seg√ļn su madre. No era la primera vez que esto ocurr√≠a, ABC indica que despu√©s del primer exorcismo, aparecieron las palabras ‚Äėinfierno‚Äô y ‚Äėvete‚Äô en el cuerpo de Roland.

El ni√Īo fue trasladado al Alexian Brothers, un hospital psiqui√°trico cat√≥lico, donde fue intervenido por los sacerdotes Raymond Bishop y William Bowdern. Los detalles del exorcismo permanecieron en secreto, hasta que el escritor de National Geographic, Thomas Allen, encontr√≥ al Padre Halloran, quien hab√≠a ayudado en el exorcismo y fue el √ļnico dispuesto a hablar.

Walter Halloran
Walter Halloran

Se supo que los exorcismos se extendieron durante tres meses, siempre con Bishop y Bowdern encargados de la ceremonia y con Walter Halloran sosteniendo al ni√Īo, quien en todas las ocasiones se resisti√≥ maldiciendo a los sacerdotes, gritando y hasta vomit√°ndolos.

La sesi√≥n final se llev√≥ a cabo cuando Roland fue sujetado por cinco personas y el padre Bowdern le dijo al supuesto esp√≠ritu: “¬°Satan√°s! ¬°soy San Miguel! ¬°te ordeno que dejes este cuerpo ahora!”. El cuerpo de Roland se habr√≠a relajado, seg√ļn Halloran, y el ni√Īo sonri√≥ y exclam√≥ con voz tranquila “se ha ido”. Tambi√©n dicen que la palabra ‚Äėsalida‚Äô se pudo observar escrita en su cuerpo.

Este hecho fue portada en el reconocido diario el Washington Post. El caso llam√≥ la atenci√≥n de William Batty, quien escribi√≥ la novela ‚ÄėEl Exorcista‚Äô. Dos a√Īos m√°s tarde saldr√≠a la pel√≠cula de terror que todos conocemos. Respecto a Roland Doe, seg√ļn el diario Washington Post, el mismo padre Bishop confirm√≥ que logr√≥ superar lo ocurrido y tener una vida normal.

Tendencias Ahora