El presidente del Senado, el socialista Camilo Escalona, argumenta razones económicas por la cuales el MOP debiera optar por un túnel submarino en lugar de un puente sobre el canal de Chacao.

Un tercio más barato del proyecto inicial, que según cifras entregadas por el ministerio no puede superar los setecientos cuarenta millones de dólares, costaría la construcción de un túnel subterráneo, lo que a juicio de Escalona disminuría los factores de caída en caso de terremoto o no sufriría daños por la acción del viento que en aquella zona es un factor a considerar.

Escalona advirtió a aquellos que lo critican, por liderar esta iniciativa, a informarse ya que en otras partes del mundo se han construido túneles a mayor profundidad a la que presenta el canal de Chacao que sería de 120 metros y una distancia de nueve kilómetros de longitud.

El senador fue enfático en que el ministro de Obras Públicas, Laurence Golborne, debiera abrirse a la posibilidad de revisar esta opción más económica.

Finalmente, Camilo Escalona invitó especialmente a los diputados de la alianza a unirse al debate, ya que lo que debe primar a su juicio es el largo anhelo de los chilotes para lograr la ansiada conectividad entre la isla y el continente.