Notas
Expertas entregan 6 pautas para estimular el lenguaje en preescolares
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los resultados de la PSU 2012 demostraron que hubo 133 Puntajes Nacionales en el examen de Matemática y sólo tres en Lenguaje. Una realidad que se suma a estudios que se han realizado en nuestro país que demuestra que un cuarto de los universitarios no comprenden lo que leen.

Por eso, Karin Silva, Fonoaudi√≥loga y Mag√≠ster en audiolog√≠a, y la psic√≥loga Gabriela Sald√≠as, profesionales de Red Crecemos se√Īalan que el lenguaje debe ser estimulado desde la m√°s tierna infancia, y qu√© mejor, que ayudar a los que reci√©n est√°n empezando su etapa escolar. Y para eso entregan pautas para hacerlo en casa:

1. En la casa, los padres deben utilizar un lenguaje claro y preciso. Es decir, deben usar el nombre real de las cosas y nunca diminutivos, apodos ni abreviaciones.

2. Si el ni√Īo se equivoca al pronunciar una palabra, no se le debe corregir directamente dici√©ndole ‚Äúas√≠ no se dice‚Ķ‚ÄĚ, sino que se le debe dar el modelo correcto enfatizando la palabra en la que se equivoc√≥. Por ejemplo si el ni√Īo dice ‚Äúp√°tano‚ÄĚ, se debe decir varias veces ‚Äú pl√°tano‚ÄĚ.

3. Otro m√©todo eficaz es integrar al ni√Īo en las actividades cotidianas, como nombrar las cosas que hacen y ven. Asistir y nombrar los objetos que ven en el museo, el zool√≥gico o la feria, ayudan aumentar el vocabulario del ni√Īo.

4. Un ritual fundamental es la lectura de cuentos, ya que estimula el desarrollo de habilidades del lenguaje, aumenta el vocabulario, estimula la correcta producci√≥n de palabras y oraciones, favorece el desarrollo del discurso narrativo y argumentativo y estimula la soluci√≥n de problemas. A un ni√Īo en edad preescolar se le debieran leer alrededor de tres libros diarios, con muchas ilustraciones, y poco texto.

La clave est√° en darle una entonaci√≥n y √©nfasis a cada personaje, y preguntarle al ni√Īo lo que va entendiendo. Estos libros, debe leerlos frecuentemente, con la idea que el ni√Īo se los aprenda de memoria, relacione la voz con las palabras y conozca los elementos de la historia. Un ni√Īo que est√° acostumbrado a que le lean, va a ser un buen lector y eso va netamente relacionado con un buen rendimiento.

5. Otra forma de estimular el lenguaje en todo lugar es hacer ‚ÄúJuegos de palabras‚ÄĚ, como por ejemplo: dividir las palabras en sus s√≠labas y contarlas, buscar en una revista y agrupar las palabras que tienen el mismo n√ļmero de s√≠labas, identificar las palabras cortas y largas, en los carteles de la calle y patentes identificar palabras que empiecen o terminen con la misma letra, buscar familias de palabras – por ejemplo que diga todas los animales, frutas, transportes que conoce- y deletrear palabras.

6. Y para los √ļltimos d√≠as de vacaciones y los fines de semana una buena alternativa es hacer juegos de memoria con juegos de sal√≥n o utilizando las rutinas diarias, como por ejemplo darle una lista de cosas que van a comprar al supermercado o tr√°mites que van a hacer cuando salen y luego pedirle que recuerde, que relate historias de lo que hizo durante el d√≠a, cuente una pel√≠cula o jueguen a las adivinanzas, describiendo un objeto con palabras hasta que alguien adivine de qu√© se trate.

Seg√ļn Silva, los preescolares presentan distintos trastornos en el habla y el lenguaje como son la dislalia, el trastorno fonol√≥gico y trastorno espec√≠fico del lenguaje expresivo, las cuales se producen por distintas causas y pueden diagnosticarse f√°cilmente. Lo m√°s importante es que se traten en forma temprana, ya que ‚Äú suelen dejar efectos negativos en otras √°reas como son el rendimiento acad√©mico, la dislexia, y las matem√°ticas‚ÄĚ, dice.

Tendencias Ahora