Notas
Falleció Jack Kevorkian, defensor del suicidio asistido
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El defensor del suicidio asistido Jack Kevorkian, a quien muchos llamaban “Doctor Muerte”, falleci√≥ a los 83 a√Īos de edad, inform√≥ el portavoz de un hospital este viernes.

Kevorkian obligó a Estados Unidos a confrontar los problemas éticos en torno a cuál es la mejor forma de tratar el dolor y el sufrimiento de los enfermos terminales, cuando en 1990 salieron a la luz su máquina de suicidio Thanatron (máquina de muerte) y los vídeos de sus pacientes rogándole que les ayudara a morir.

El ex pat√≥logo de origen armenio, que pas√≥ m√°s de 8 a√Īos preso por la muerte de un hombre en un suicidio asistido que fue grabado y pasado por televisi√≥n, afirmaba haber ayudado a 130 personas a morir.

“No me arrepiento de nada en absoluto”, dijo a CNN en una entrevista el a√Īo pasado.

Kevorkian hab√≠a sido hospitalizado por problemas renales, seg√ļn inform√≥ su abogado el mes pasado.

“Puedo confirmar que Jack Kevorkian muri√≥”, dijo a la AFP Brian Bierley, portavoz del hospital William Beaumont, de Royal Oak, Michigan (norte de Estados Unidos).

La desesperaci√≥n que llev√≥ a decenas de personas moribundas a viajar a Michigan para ser conectadas a su “m√°quina de misericordia” -que mataba por inhalaci√≥n de mon√≥xido de carbono, a veces en moteles, a veces en la vans Volkswagen de Kevorkian- ayud√≥ a convencer a muchos de la necesidad de un derecho a morir.

“Mi objetivo final es hacer que la eutanasia sea una experiencia positiva”, dijo a The New York Times en 1990, tras realizar su primer suicidio asistido con Janet Adkins, una maestra de Oregon que sufr√≠a de Alzheimer.

Pero las locuras de Kevorkian alimentaron las críticas.

Dej√≥ caer cuerpos fuera de los hospitales y los arroj√≥ en parques y edificios abandonados. Sacud√≠a los ri√Īones de un hombre al que hab√≠a ayudado a morir durante una conferencia de prensa en 1998 mientras dec√≠a “primero llegado, primero servido”, en referencia a la donaci√≥n de √≥rganos.

Luego se grabó a sí mismo inyectando medicamentos a Thomas Youk, aquejado de esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés), pese a haberle sido retirada su licencia médica, y envió una copia al programa 60 minutos de la cadena CBS.

Sus detractores compararon el video con una “snuff movie”. El juez encargado del caso acus√≥ a Kevorkian de arrogancia y falta de respeto a la sociedad.

La campa√Īa de Kevorkian para legalizar el suicidio m√©dicamente asistido tuvo un √©xito limitado.

Mientras su Michigan natal rechazó una propuesta de ley poco antes de ir a juicio, el Estado de Oregón aprobó la Ley de muerte digna en 1997 y el Estado de Washington hizo lo mismo en 2008.

Unos 525 pacientes en Oregon y 135 en Washington han muerto despu√©s de ingerir dosis letales de medicamentos prescritos por sus m√©dicos desde que las leyes fueron promulgadas, seg√ļn muestran registros estatales.

Tendencias Ahora