Internacional
Lunes 10 febrero de 2020 | Publicado a las 12:10
Pueblo se quedó sin alcalde por culpa del Brexit
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

El Brexit acabó con la tranquilidad del pueblo de Brunsmark, a una hora a las afueras de Hamburgo, en el norte de Alemania. La salida del Reino Unido ha obligado a su alcalde británico a abandonar el cargo.

Sentado en su oficina, Iain Macnab, un escoc√©s de 70 a√Īos, de los que ha vivido m√°s de 40 en Alemania, resume la situaci√≥n: en el momento del Brexit, el 31 de enero “a medianoche he pasado de todo a nada”.

Porque, con la salida de su pa√≠s de la Uni√≥n Europea, “ya no tengo derecho a votar en Alemania” para las elecciones municipales como ciudadano de un pa√≠s del bloque. “Y si no puedes votar (…) no puedes ser alcalde”.

Como ha vivido m√°s de 15 a√Īos fuera del Reino Unido, la ley brit√°nica tampoco le permite votar en su pa√≠s natal. “Es muy extra√Īo ver de repente que ya no puedes votar en ning√ļn sitio”, afirma este hombre, que creci√≥ en Achiltibuie, en el extremo noroeste de Escocia.

‘Incapacitado’

“Soy como un incapacitado en lo que respecta a la democracia”, lamenta.

Casado con una alemana, padre de tres hijos que tambi√©n viven en Alemania y residente en Brunsmark desde hace 28 a√Īos, Macnab no se ha naturalizado como muchos brit√°nicos que viven en el continente europeo desde el refer√©ndum de 2016, en el que se impusieron los partidarios de una salida de la UE.

“Lo he considerado varias veces” pero no he hecho los tr√°mites, declara.

Siempre miró de través el Brexit y ante el embrollo político que se formó pensó que acabaría habiendo un segundo referéndum.

“Como instituci√≥n, la UE tiene puntos negativos, no cabe duda, pero si est√°s dentro, puedes cambiar las cosas y si est√°s fuera no”, estima.
Entre los peros destaca la “inmensa burocracia” generada en Bruselas.

Despu√©s de 12 a√Īos de trabajo, el edil acaba de pasar el testigo a su adjunto. Un traspaso discreto, al final de una reuni√≥n del concejo municipal el 30 de enero. Con, eso s√≠, “un poco de tristeza”.

“Te levantas, dices ‘adi√≥s, se acab√≥’, te diriges a la puerta y piensas ‘¬°Dios m√≠o, despu√©s de 12 a√Īos, este es mi √ļltimo concejo municipal!"”, describe.

En la noche del Brexit, Iain Macnab ensay√≥ con su grupo de rock “Lucky Devils”. Despu√©s los m√ļsicos bebieron whisky escoc√©s, “el mejor que existe”, de 2008, a√Īo en el que fui elegido alcalde por primera vez, explica, mientras huele la bebida para apreciar la paleta olfativa.

La botella casi vacía sugiere que la noche fue larga.

La evolución del Reino Unido no es de su agrado y, por primera vez en su vida, se deja tentar por las ideas nacionalistas.

Tendencias Ahora