Tecnología
Lunes 10 junio de 2019 | Publicado a las 16:19 · Actualizado a las 16:44
Las frustraciones que desata el 3G y los smartphones a seis meses de su llegada a Cuba
Por Denisse Charpentier
La información es de Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Muy caro, lento y censurado por el gobierno: seis meses después de la llegada de internet a los teléfonos móviles en Cuba, sus habitantes no ocultan su frustración, en un país que sigue siendo uno de los menos conectados del mundo.

Bajo la etiqueta #BajenLosPreciosDeInternet, varios centenares de cubanos lanzaron recientemente una campa√Īa en Twitter para reclamar tarifas al alcance de sus bolsillos.

“Tenemos hambre, hambre de informaci√≥n, hambre de navegar, hambre de conocimiento y libertad intelectual”, escribi√≥ un cibernauta, mientras que otro destacaba con indignaci√≥n: “No es posible que internet sea un lujo en pleno siglo XXI”.

Y “nuestra √ļnica empresa de telecomunicaciones nos esp√≠a y censura impunemente”, a√Īadi√≥ un tercero.

Atr√°s qued√≥ la euforia del 6 de diciembre de 2018, d√≠a en que Cuba se convirti√≥ en uno de los √ļltimos pa√≠ses del planeta en activar internet en los celulares.

Yamil Lage | Agence France Presse
Yamil Lage | Agence France Presse

El operador p√ļblico Etecsa inform√≥ a finales de abril que, de los 4,5 millones de l√≠neas m√≥viles existentes, “m√°s de 2,3 millones pueden acceder a internet”, sin precisar el n√ļmero real de los que tienen ese servicio, a√ļn inaccesible para la mayor√≠a de los cubanos.

Sitios bloqueados

Los paquetes de datos m√≥viles van desde 7 d√≥lares por 600 megas hasta 30 d√≥lares por 4 gigas en un pa√≠s en el que el salario medio de los empleados p√ļblicos -la gran mayor√≠a de la poblaci√≥n activa- es de 30 d√≥lares al mes.

Los mismo sucede con la conexión a internet fija, a la que sólo están conectados 79.000 hogares cubanos, a pesar de que el país tiene una población de 11,2 millones de habitantes.

“Si quieres conectarte a internet desde el hogar las 24 horas del d√≠a y los 7 d√≠as de la semana (…), debes pagar el equivalente a 800 d√≥lares mensuales (unos 560 mil pesos chilenos)”, porque “no hay tarifa plana en ese servicio, como s√≠ la hay en el resto del mundo”, explica Norges Rodr√≠guez, coordinador del blog Yucabyte.org, dedicado a las nuevas tecnolog√≠as.

Yamil Lage | Agence France Presse
Yamil Lage | Agence France Presse

“El poder adquisitivo del cubano es uno de los m√°s bajos del hemisferio, el salario m√≠nimo tambi√©n est√° en los √ļltimos lugares de la lista y el acceso a internet no es de los m√°s baratos”, se lamenta el bloguero.

Y el reciente permiso para importar routers y para la creaci√≥n de redes wifi privadas (utilizando la se√Īal inal√°mbrica de Etecsa) es considerada por muchos como una buena noticia falsa, porque para beneficiarse de ella hay que pagar a d√≥lar la hora.

Rodr√≠guez destaca que la conexi√≥n internet a la que acceden sus compatriotas es limitada: de un lado, “el gobierno (cubano) bloquea sitios web, sobre todo de medios de prensa, donde se publican contenidos que al gobierno le desagrada”.

Del otro, agrega, “debido a las sanciones econ√≥micas de Estados Unidos (que mantiene a la isla bajo embargo desde 1962), tambi√©n algunos sitios web est√°n bloqueados”, as√≠ como algunos “servicios de Apple, Google, Amazon”.

Sin vuelta atr√°s

Un d√≠a de febrero del a√Īo pasado, Abraham Jim√©nez descubri√≥ que su revista en la red, “El Estornudo”, estaba bloqueada.

“Me empezaron a escribir lectores, y me dec√≠an que no pod√≠an acceder a ella, y entonces yo tampoco pude acceder. Intentamos ver si era alg√ļn problema con el servidor”, cont√≥ Jim√©nez.

Seis meses despu√©s, la revista, que ofrece una visi√≥n independiente sobre la actualidad cubana, contin√ļa inaccesible, sin que Jim√©nez recibiera hasta ahora una explicaci√≥n oficial.

Seg√ļn √©l, la reticencia del gobierno responde al impacto de la expansi√≥n de internet, sobre todo despu√©s del arribo de la 3G, que trajo un nuevo viento a la isla socialista.

“Eso ha generado en las redes sociales un discurso diferente al oficialista”
, con un efecto en la vida real: los cubanos ya organizaron una manifestaci√≥n a trav√©s de internet “contra el maltrato de los animales, una marcha independiente por los derechos de la comunidad LGBT”, movilizaciones antes impensables, ilustra Jim√©nez.

Yamil Lage | Agence France Presse
Yamil Lage | Agence France Presse

“Y eso es a lo que teme el gobierno”, apunta.

Con él coincide Larry Press, profesor de la Universidad de Texas y autor de un blog sobre Cuba.

Press recuerda que en 1996, cuando comenzaba a extenderse el uso de internet, el pa√≠s, gracias a su “experiencia en redes heredada de la Uni√≥n Sovi√©tica”, tuvo muy pronto su primera conexi√≥n “subvencionada por Estados Unidos”, precisamente por la Fundaci√≥n Nacional para la Ciencia.

Pero la perspectiva de desarrollo a gran escala asustó a sus autoridades, que temieron disturbios sociales y un cambio político similar a la Perestroika.

Entonces, “decidieron no continuar”. “Hoy, pienso que eso (el temor) a√ļn est√° en su mente”.

Sin embargo, una vez instalada la 3G, “ya no pueden volver atr√°s”, considera Jim√©nez.

Tendencias Ahora