Sociedad
Sobreviviente de la tragedia de Los Andes en Chile: ‚ÄúLa queja no soluciona nada‚ÄĚ
Publicado por: Alejandra Fuentes
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

‚ÄúLa queja es contagiosa y no soluciona nada. Lo √ļnico que sirve es la actitud y la acci√≥n‚ÄĚ. As√≠ de claro y enf√°tico es Ram√≥n Sabella, uno de los 16 sobrevivientes de la llamada Tragedia de Los Andes, ocurrida en octubre de 1972, y quien en los pr√≥ximos d√≠as ofrecer√° una serie de charlas motivacionales en nuestro pa√≠s.

Ten√≠a s√≥lo 21 a√Īos cuando el avi√≥n en que viajaba junto a sus amigos se estrell√≥ en medio de Los Andes. Durante 72 d√¨as, sin ropa para capear las bajas temperaturas, sin agua y sin alimentos, fueron s√≥lo 16 los j√≥venes que lograron sobrevivir.

Lee también: Cómo la ignorancia salvó a los 16 sobrevivientes del Milagro de Los Andes

La historia de c√≥mo Fernando Parrado y Roberto Canessa cruzaron Los Andes, llegaron a Chile, encontraron ayuda y lograron el rescate de sus compa√Īeros, es por muchos conocida. Pero la de quienes se quedaron esperando en el fuselaje con la esperanza de que Parrado y Canessa lo lograr√≠an, quiz√°s no lo es tanto.

All√≠ estuvo Ram√≥n Sabella Moncho para sus amigos¬≠ quien en contacto con BioBioChile record√≥ esa espera. ‚ÄúQuienes nos quedamos en el fuselaje decidimos que no morir√≠amos all√≠. Establecimos una fecha en la que un nuevo equipo iniciar√≠a una excursi√≥n si es que no ten√≠amos novedades de Nando y Roberto. Quiz√°s morir√≠amos caminando, pero lo intentar√≠amos. Lo importante era hacer algo, ten√≠amos que hacerlo‚ÄĚ.

Ramón Sabella

Ramón Sabella

Una historia que inspira

M√°s de 40 a√Īos han pasado desde el accidente. En este tiempo Ram√≥n Sabella se ha convertido en un exitoso empresario y tambi√©n en un conferencista muy solicitado. ‚ÄúEn este tiempo he conocido un sinn√ļmero de historias y personas que me han conmovido. Muchos dicen que se han inspirado y se han levantado de sus angustias y problemas al conocer lo que junto a mis compa√Īeros viv√≠ en la monta√Īa. Es una historia que los inspira‚ÄĚ.

Sabella dice que pas√≥ mucho tiempo antes de que se diera cuenta del impacto que su historia pod√≠a tener en otras personas. ‚ÄúEn una oportunidad, al finalizar una de mis charlas, una se√Īora se me acerc√≥ para contarme que ella se sent√≠a tan mal que hab√≠a planificado suicidarse esa semana, pero que tras escucharme decidi√≥ que no lo har√≠a. Mi historia la hab√≠a inspirado‚ÄĚ.

Es as√≠ que, cuenta Sabella, d√≠a a d√≠a ha ido descubriendo nuevos detalles de su propia historia, del accidente que incluso lo hizo enojarse con Dios. ‚ÄúSiempre he sido creyente. A√ļn as√≠ cuando ocurri√≥ el accidente sent√≠ mucha bronca con √©l, estaba enojado, ¬Ņpor qu√© a m√≠ y a mis compa√Īeros nos ten√≠a en esa situaci√≥n? Pero el mismo Dios era nuestra tranquilidad, nuestra paz. No ten√≠a sentido quejarme. Lo importante era cambiar mi actitud y ponerme en acci√≥n. Y eso hicimos‚ÄĚ.

Sabella dice que actualmente muchas personas y empresas sufren lo mismo: la queja constante sumada a la falta de actitud y de acci√≥n. ‚ÄúLa queja es contagiosa y en las empresas hay mucho de eso, por ello en mis charlas invito a las personas a dejar de sentirse v√≠ctima y a hacer cosas, a pasar de la queja a la acci√≥n‚ÄĚ.

Ese es justamente uno de los aspectos que abordar√° en la charla que ofrecer√° el viernes 27 de noviembre a las 19 horas en la Universidad La Rep√ļblica sede Rancagua (Astorga 460). Es una actividad con entrada liberada y dirigida a todo p√ļblico. ‚ÄúEspero que mucha gente asista, adultos, j√≥venes, todos est√°n invitados‚ÄĚ, recalc√≥ Sabella. Tambi√©n durante la misma semana ofrecer√° charlas en Concepci√≥n y Santiago.

Tendencias Ahora