Cultura
Arthur Miller: Cien a√Īos del nacimiento de “la conciencia moral” de EEUU
Publicado por: Agencia EFE
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este s√°bado el mundo de la literatura y el teatro celebr√≥ el primer centenario del nacimiento de Arthur Miller, considerado como uno de los m√°s grandes dramaturgos del siglo XX, y que Estados Unidos lleg√≥ a calificar como “la conciencia moral” del pa√≠s.

De este modo, ser√°n m√ļltiples las adaptaciones de sus obras m√°s recordadas las que comenzar√°n a ver la luz en ese medio, partiendo el 21 de octubre en Broadway con una versi√≥n de “A View From The Bridge”, dirigida por el belga Ivan van Hove, quien adem√°s alista el montaje de “The Crucible” a partir de febrero.

Tambi√©n en Nueva York se llevar√° a cabo una producci√≥n de “Incident at Vichy” a partir del 15 de noviembre, y actualmente est√° en escena una original representaci√≥n de “La muerte de un viajante”, interpretada por completo en yiddish, hasta el 22 de noviembre.

Producciones similares, ya sean obras teatrales, eventos o festivales en su nombre, tienen lugar actualmente en todo el país.

“Hoy en d√≠a, Arthur Miller es el segundo autor teatral m√°s producido en ingl√©s, √ļnicamente por detr√°s de William Shakespeare”, dijo Leigh Woods, profesor de Teatro y Drama en la Universidad de Michigan, donde Miller se gradu√≥ en Literatura Inglesa y donde estos d√≠as se celebra un simposio sobre su obra.

“Pero durante mucho tiempo fue m√°s producido en el Reino Unido que en Estados Unidos”, record√≥ Woods, ya que “a Miller no le entusiasmaba el capitalismo, y eso, en cierta medida, comprometi√≥ su popularidad. En el Reino Unido no importaba tanto”.

El dramaturgo, fallecido en 2005 a los 89 a√Īos, gan√≥ el premio Pulitzer por “La muerte de un viajante” en 1949, cuando ten√≠a 33 a√Īos. Fue adaptada al teatro por Elia Kazan y se alz√≥ con el Tony a la mejor obra teatral. A√Īos m√°s tarde, en 1985, cont√≥ con una versi√≥n cinematogr√°fica con Dustin Hoffman encarnando al protagonista, el tr√°gico Willy Loman, al que ya hab√≠a dado vida en Broadway.

En aquel texto, que tard√≥ seis semanas en escribir, Miller simboliz√≥ el rev√©s del sue√Īo americano y disert√≥ sobre la familia, la moralidad y la responsabilidad personal, argumentos con los que analizaba la creciente fragmentaci√≥n de la sociedad estadounidense. Su familia, de origen jud√≠o, vivi√≥ el sue√Īo americano y tambi√©n el derrumbe del mercado burs√°til que precipit√≥ la Gran Depresi√≥n.

“Me resulta acertado definir a Miller como la conciencia moral de EE.UU.”, apunta Woods. “A√ļn hoy es una voz valiosa dentro de un sistema pol√≠tico dominado por las fortunas”, a√Īade.

Para el profesor de la Universidad de Michigan, Miller era “un esc√©ptico del capitalismo” y ve√≠a a EE.UU. “como un pa√≠s que venera el dinero y lo consideraba algo equivocado. Fue un comentarista pol√≠tico muy activo en un tiempo donde hablar as√≠ del capitalismo no estaba de moda”.

Woods sostiene que a Miller “siempre le interes√≥ la gente que era diferente a √©l (…). Buscaba rodearse de gente que no compart√≠a su visi√≥n del mundo y la introduc√≠a en sus obras. A sus h√©roes trabajadores les da una elocuencia natural. Ese es su gran regalo. Da voz y un discurso articulado a quienes no lo tienen”, manifest√≥.

Uno de los cap√≠tulos m√°s recordados de la vida de Miller fue su vehemente oposici√≥n a la “caza de brujas” del senador Joseph McCarthy contra el comunismo, algo que reflej√≥ en “The Crucible”.

Investigado por el Comit√© de Actividades Antiamericanas, eludi√≥ facilitar nombres de compa√Īeros simpatizantes del Partido Comunista, al contrario de lo que hizo su amigo Elia Kazan, lo que los separ√≥.

Miller estuvo casado en tres ocasiones, aunque su matrimonio más célebre fue el que protagonizó con Marilyn Monroe. Tuvo dos hijos, Jane Ellen y Robert, con su primera esposa, Mary Slattery. Con Inge Morath, su tercera mujer, tuvo a Rebecca, directora de cine, escritora y esposa de Daniel-Day Lewis, y a Daniel, que nació con síndrome de Down.

Al final de su vida se fue alejando del teatro por la escasez de autores teatrales ambiciosos y porque las producciones modernas estaban dirigidas a las clases m√°s pudientes.

“√Čl pensaba que ‘La muerte de un viajante’ no se podr√≠a hacer m√°s en Broadway”, rememor√≥ Woods sobre su encuentro con Miller en 1987. “Primero, por su contenido pol√≠tico. Y segundo, porque consideraba que el p√ļblico que la ve√≠a en los a√Īos 40, bomberos, profesores, trabajadores que pagaban dos o tres d√≥lares por entrada, ya no exist√≠a”.

Tendencias Ahora