Un nuevo hecho policial y judicial involucra al director del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) de la Región del Bío-Bío y concejal de Concepción, Álvaro Ortiz Vera (DC). El Juzgado de la Familia penquista lo condenó por un caso de violencia intrafamiliar.

Fue la conviviente del concejal Álvaro Ortiz la que lo denunció por violencia intrafamiliar, en una causa que ya entregó su sentencia condenatoria para el también director regional del Injuv.

La magistrado Mireya Celis, titular del Juzgado de la Familia de Concepción, determinó que Ortiz Vera es responsable de los hechos que se le imputaron y deberá pagar una multa a beneficio de la Gobernación, por el valor de 2 UTM.

Sin perjuicio de lo anterior, también se obliga a Ortiz Vera a someterse a un tratamiento para control de impulso y de agresividad.

La lectura de sentencia quedó fijada para mañana e incluiría medidas cautelares en beneficio de la víctima.

El concejal del municipio penquista afronta otro proceso judicial en el Juzgado de Garantía de San Pedro de la Paz.

El Ministerio Público lo formalizó por conducción en estado de ebriedad y daños, porque su camioneta derribó un poste en la población Padre Hurtado II, y una vecina denunció que el impacto dañó sus electrodomésticos, aunque el concejal negó ir manejando su propio vehículo.

En esta causa también se investiga el proceder de Carabineros.

El fiscal Paolo Muñoz asumió además la querella por obstrucción a la justicia y falsificación de instrumento público que el abogado de la afectada interpuso por el cometido de los funcionarios policiales que efectuaron el procedimiento y redactaron el parte.