Internacional


Bolivianos invocan al dios Ekeko en la tradicional fiesta de la Alasita

www.animalpolitico.com
  • share
Publicado por
Envíanos tu corrección

Los bolivianos se lanzaron este martes sobre los dólares y todos aquellos bienes materiales en miniatura que les gustaría tener, con la esperanza de que el Dios andino de la abundancia, “Ekeko”, los haga realidad, en una fiesta que se postula para patrimonio de la Unesco.

Para la fiesta de la Alasita (“Cómprame” en idioma aymara), que durante tres semanas se celebra en el corazón de La Paz, unos 25.000 vendedores ofrecen todo tipo de productos en miniatura, como casas, autos, dólares o monedas bolivianas, para que la suerte abunde en los ciudadanos creyentes.

Pero no sólo se trata de bienes materiales. Para los solteros deseosos de encontrar el amor, se recomienda la adquisición de animales como gallos y gallinas o sapos.

Para los estudiantes universitarios están a la venta títulos profesionales de “licenciados”, “magíster” o “doctores”.

El ícono central de la festividad es “Ekeko”, un dios andino rechoncho y enano que carga sobre sus espaldas una enorme cantidad de bienes y de objetos pequeños que representan alimentos.

El vicepresidente Álvaro García y el alcalde de La Paz, Luis Revilla, inauguraron este martes la fiesta pagana-religiosa, por la que pasarán durante las próximas tres semanas ocho de cada diez habitantes de la capital administrativa del país, de unos 800.000 habitantes.

Esta celebración “tiene que ver con la fuerza, con el empuje de los paceños que en esta fecha nos hacemos de un pequeño sueño para el que trabajemos a lo largo del año y lo hagamos realidad”, afirmó la autoridad municipal.

El secretario de Cultura del Municipio, Andrés Zaratti, indicó que “cuando uno que va a la ‘Alasita’ está deseando algo para el año, no sólo ligado a lo material, sino a aspectos inmateriales ligados a certificados de salud, o encontrar una pareja”.

Patrimonio de la Unesco

El municipio tramita desde hace varios años ante la Unesco que la Fiesta de la Alasita sea declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y espera que el organismo internacional otorgue el reconocimiento este año.

“Es el deseo que tenemos todos los paceños para que la feria de Alasita sea declarada Patrimonio de la Humanidad y eso lo vamos a lograr con la misma fe que le ponemos al Ekeko y a sus bendiciones”, aseveró Revilla.

Algunos historiadores costumbristas suelen encontrar las raíces del Dios aymara -representado con patillas, sonriente y siempre con los brazos abiertos hacia arriba- en la cultura tiwanakota, ubicada alrededor del lago Titicaca, que desapareció hacia el siglo XIII, antes del Imperio Incaico.

Otros señalan que la tradición del Ekeko nació durante la colonia española, como una deidad proveedora de bienes y comida en tiempos de escasez.

Nuestros comentarios son un espacio de conversación y debate. Recibimos con gusto críticas constructivas, pero nos reservamos el derecho a eliminar comentarios o bloquear usuarios agresivos, ofensivos o abusivos.
Ver los comentarios (0)
Destacados