Tecnología
S√°bado 07 abril de 2018 | Publicado a las 14:10
¬ŅSalir o no salir de Facebook? los pros y contras de dejar esta red social
Publicado por: Nicol√°s Sep√ļlveda
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© tienen en com√ļn Elon Musk, Cher y Jim Carrey? Si su respuesta fue que los tres son ricos y famosos, est√° en lo correcto. Y si fue que los tres han eliminado sus cuentas de Facebook, tambi√©n. Ellos forman parte el creciente grupo de personajes connotados que se han sumado al movimiento que llama a restarse de la cuestionada red social.

Luego del esc√°ndalo de Cambridge Analytica y el avance del movimiento #DeleteFacebook, celebridades y corporaciones anunciaron p√ļblicamente que abandonaban Facebook. Como detalla revista Time, estas declaraciones fueron acompa√Īadas de cr√≠ticas y recriminaciones por el mal uso de los datos de los millones de usuarios alrededor del mundo.

Carrey fue incluso m√°s lejos y anunci√≥ en Twitter que vender√≠a sus acciones de la compa√Ī√≠a de Mark Zuckerberg porque ‚ÄúFacebook se aprovech√≥ de la interferencia de Rusia en nuestras elecciones y a√ļn no est√°n haciendo lo suficiente para pararlo‚ÄĚ. El mensaje, probablemente uno de los m√°s serios del actor y comediante, termin√≥ con una invitaci√≥n al resto de los inversionistas a hacer lo mismo, seguida por el hashtag #unfriendfacebook.

Este no es el √ļnico emplazamiento a abandonar la red social que ha llamado la atenci√≥n. Brian Acton, cofundador de WhatsApp, tambi√©n us√≥ la plataforma de los 140 caracteres para hacerlo. ‚ÄúLleg√≥ el momento. #deletefacebook‚ÄĚ fue su escueto y potente mensaje.

Desconectarse no ha sido tan sencillo para todos, y no solo por la complejidad del proceso para borrar una cuenta. ‚ÄúHice algo MUY DIF√ćCIL para m√≠‚ÄĚ escribi√≥ en su Twitter Cher, refiri√©ndose as√≠ a su decisi√≥n de borrar su cuenta. La actriz y cantante explic√≥ que hacerlo fue duro porque Facebook le ha ayudado en sus acciones de caridad y all√≠ trabaja ‚Äúgente incre√≠ble‚ÄĚ, y remat√≥ su mensaje con una referencia a su canci√≥n Believe: ‚ÄúCreo‚Ķ que hay cosas M√ĀS IMPORTANTES QUE EL DINERO‚ÄĚ.

Un asunto valórico

Pero tal vez el m√°s llamativo de los anuncios sea el de Cooper Hefner, el heredero del imperio Playboy. El hijo del fallecido Hugh Hefner, quien es director creativo de la compa√Ī√≠a, declar√≥ hace una semana que su compa√Ī√≠a cerrar√≠a sus cuentas de Facebook porque sus pol√≠ticas corporativa y de contenido van en contra de los valores de Playboy.

Seg√ļn CNN, Hefner explic√≥ que ‚Äúen nuestra opini√≥n, Facebook sigue siendo sexualmente represiva‚ÄĚ. A trav√©s de Twitter (el medio favorito para sumarse al movimiento) detall√≥ los motivos de la decisi√≥n: ‚ÄúConocer la reciente intromisi√≥n en una elecci√≥n libre de EE.UU. deja al descubierto otra preocupaci√≥n que tenemos sobre c√≥mo manejan los datos de los usuarios, m√°s de 25 millones de los cuales son fan√°ticos de Playboy, dejando en claro que tenemos que abandonar la plataforma‚ÄĚ.

La acci√≥n de Playboy lleg√≥ una semana despu√©s de que Elon Musk cerrara las cuentas de sus empresas Tesla y SpaceX. A estas enormes corporaciones se han sumado otras marcas de renombre: la empresa de software Mozilla anunci√≥ que har√≠a una ‚Äúpausa‚ÄĚ a Facebook debido a las pol√≠ticas de privacidad de la controvertida plataforma, y el fabricante de equipos de sonido inal√°mbricos Sonos public√≥ en su blog que suspender√≠a su publicidad en Facebook, Instagram, Google y Twitter.

Tal vez en esta ocasión sí valga la pena imitar las acciones de las celebridades y eliminar Facebook de nuestras vidas. Quizás la razón nos dicte qué es lo mejor para nuestra privacidad. Sin embargo, esto podría ser más complicado de lo que parece.

N√ļmeros azules

Aunque #DeleteFacebook se convirti√≥ en trending topic y los llamados a cerrar las cuentas se multiplicaron, las acciones parecen no haberse equiparado a las palabras. Seg√ļn el sitio Inc.com, el uso de Facebook durante el √ļltimo mes no s√≥lo no ha disminuido, sino que se ha incrementado.

En Estados Unidos y el Reino Unido, países en los que el hashtag fue más usado, la actividad en la plataforma ha aumentado más de 4%. En India, otro de los lugares en los que la etiqueta tuvo gran repercusión, el incremento fue de un 12%.

Estas cifras fueron compiladas por la empresa Kepios a partir de reportes de la agencia We Are Social y la plataforma HootSuite, adem√°s de los reportes entregados por Facebook. Aunque la informaci√≥n podr√≠a no ser precisa o confiable, el experto en marketing Simon Kemp, due√Īo de Kepios, explic√≥ que esta tendencia coincide con otros indicadores, como la cantidad de descargas de la app de Facebook: aunque bajaron un poco apenas conocido el esc√°ndalo de Cambridge Analytica, r√°pidamente aumentaron hasta los niveles usuales.

Pixabay (CCO)
Pixabay (CCO)

√ötil y social

¬ŅPor qu√© la gente no est√° cerrando sus cuentas de Facebook? La respuesta a esta interrogante ha sido materia de especulaci√≥n para los medios norteamericanos, y las explicaciones son varias. Para la periodista especializada en cultura Aja Romano, gran parte de nuestra cultura est√° construida en torno a esta red social, y su tecnolog√≠a incluso se ha convertido en la base de aplicaciones de terceros.

‚ÄúMuchas apps m√≥viles y de escritorio requieren tener una cuenta de Facebook antes de empezar usarse‚ÄĚ, explica Romano en Vox.com. Es lo que ocurr√≠a con Tinder hasta hace poco, y a√ļn hay aplicaciones de citas que siguen funcionando as√≠. Si consideramos la cantidad de aplicaciones y p√°ginas en las que ingresamos con nuestra cuenta de Facebook, y luego pensamos en que para cada una de ellas tendr√≠amos que crear nuevas cuentas, bien podr√≠amos reconsiderar la opci√≥n de abandonar Facebook.

En el medio online Quartzy, la editora¬†Annaliese Griffin plantea no dejar√° Facebook, porque sigue siendo √ļtil, a pesar de las cuestionables acciones de la compa√Ī√≠a.

Es m√°s: hay much√≠simos negocios peque√Īos para quienes no es conveniente crear y mantener un sitio web, por lo que han convertido su cuenta de Facebook en su conexi√≥n con sus clientes. Y tambi√©n est√°n los grupos que usan la plataforma como una potente herramienta social, se√Īala Griffin, para organizarse y crecer: la organizaci√≥n de algo tan simple como una reuni√≥n de amigos para ver una pel√≠cula se vuelve mucho m√°s f√°cil con Facebook.

Quizás una lista de pros y contras ayude a tomar una decisión. El sitio Quartz entregó una lista de motivos a considerar antes de renunciar a los likes y los estatus: Facebook sigue siendo un potente conector emocional.

Adem√°s, despu√©s de m√°s de una d√©cada de existencia, para much√≠simas personas es un aut√©ntico ba√ļl de los recuerdos que contiene fotograf√≠as y mensajes; estos √ļltimos no pueden descargarse, a diferencia de las fotograf√≠as, pero aun as√≠ la perspectiva de reorganizarlas o relocalizarlas no es demasiado atractiva.

Por todo esto, Facebook se ha convertido en el equivalente a nuestra identidad digital, a lo que suma el ya mencionado uso como pase para acceder a sitios y apps.

¬ŅRetirarse o no retirarse?

Entre los motivos para retirarse, est√° el problema de la privacidad, pero tambi√©n el de la manipulaci√≥n por medio de la publicidad hiperpersonalizada que bombardea sutilmente (y a veces no tanto) a los usuarios. Por otra parte, cerrar la cuenta otorga la posibilidad de reinvertir todo el tiempo que pasamos revisando nuestra cuenta; seg√ļn cifras de 2016, el promedio al d√≠a por usuario es de 50 minutos.

Además, está el estrés. Por factores como la sobrexposición y el bombardeo constante de información al que nos vemos sometidos, las redes sociales son un factor de nerviosismo o intranquilidad. Esta idea sería confirmada gracias a una nueva investigación de la Universidad de Queensland y Universidad Católica Australiana.

Con el sugerente t√≠tulo de ‚ÄúLa carga de los amigos online‚ÄĚ, el estudio analiz√≥ a 138 usuarios activos de Facebook. Una parte de ellos recibi√≥ la instrucci√≥n de no ingresar a la red social durante una semana completa. Al final del plazo, midieron los niveles de cortisol, la hormona del estr√©s, en ambos grupos.

El resultado: los niveles resultaron m√°s bajos en quienes no usaron Facebook. Un cuestionario especialmente dise√Īado tambi√©n confirm√≥ que la percepci√≥n de bienestar era mayor en ellos.

De acuerdo con el reporte, estos resultados sugieren que, para el usuario típico, un descanso ocasional de la red social ayudaría a aliviar el agobio que produce la enorme cantidad de información social.

Tomarse ese descanso, algo así como unas vacaciones de Facebook, suena como una buena instancia para reflexionar antes de tomar la decisión.

URL CORTA: http://rbb.cl/ju3t
Tendencias Ahora