¿encontraste un error?
avísanos

¿Qué tan importante es la lencería en los encuentros íntimos?

0VISITAS
Instagram – parejasenfotos

Publicado por

Al parecer la ropa se ha transformado en un importante aliado,. De hecho, a la hora de salir con alguien nos fijamos detalladamente en su vestimenta y quizás dudaríamos de una invitación en que el otro vistiera de manera extravagante o ridícula.

Pero así como es importante en la vida cotidiana, también puede llegar a serlo en los momentos de intimidad, donde la seducción y el erotismo juegan un rol clave.

Ante esto, algunos se preguntarán: ¿Y qué importa lo que te pongas si durará solo un par de minutos?, bajo este pensamiento, un gran número de personas no invierte en lencería sexy. Sin embargo, aunque es cosa de cada persona, la ropa interior también puede ser estimulante y de gran ayuda en el plano íntimo.

Paulina Valenzuela, psicóloga clínico y experta en terapia de parejas sostiene que “la forma adecuada de la seducción al momento del encuentro sexual es una especie de juego que contempla lo que muestras, lo que escondes y lo que adivinas que posee el otro, sin olvidar que es en ese momento en que la imaginación y la fantasía juegan un rol clave en tu encuentro sexual”.

Por eso, hacer lo opuesto a lo que dicta la regla resulta más excitante, ya que si te juntas en un sitio público con tu enamorado y comentas que no llevas ropa interior quizás resulte ser un excelente método para estimular en él, el deseo sexual. Del mismo modo, permanecer con ciertas prendas en el encuentro íntimo resulta en toda una estrategia que debes tener en cuenta y poner a prueba, según la revista femenina S Moda.

Una foto publicada por ⚤ Parejas Enamoradas (@parejasenfotos) el

Sin embargo, la idea de dejarse algo puesto en la intimidad no necesariamente obedece a una intención con tintes excitantes, ya que en algunas mujeres se puede dar por un tema de baja autoestima, algo que dejó de manifiesto un estudio realizado en 2012 por el periódico británico The Telegraph, el cual arrojó que un 48% de las féminas prefieren permanecer con una prenda durante la relación sexual y, dentro de este grupo, el 54% lo hacía porque eso les generaba una mayor confianza al momento del acto mismo.

Del mismo modo, la investigación reveló que el 61% de las mujeres entrevistadas prefería hacer el amor con la luz apagada y un porcentaje alto se negaba a quitarse el brasier cuando tenían sexo.

En este contexto es que Paulina Valenzuela afirma que “hay muchas mujeres que se niegan rotundamente a usar lencería sensual en sus encuentros y al momento de preguntarle a qué se debe tal negación, ellas declaran que no se sienten cómodas o simplemente se imaginan que adoptan un personaje que no las representa en lo absoluto”.

Sin embargo, los expertos en el área sostienen que la idea es actuar un poco, imaginarse en un lugar diferente donde la personificación es lo que debe primar. Por lo que si eres una persona tímida, debes tener en cuenta que este tipo de iniciativa es igual a cantar en un karaoke, al principio te puede dar un poco de vergüenza, pero una vez que te lanzas te crees una estrella pop.

#Parejasenfotos #Couple #Love

Una foto publicada por ⚤ Parejas Enamoradas (@parejasenfotos) el

Las prendas estrella de la excitación son las piezas ligeras, existiendo un variado estilo de lencería. Aunque cada cual tiene su preferido, y algunos se inclinen por las prendas clásicas, si las sabes combinar de forma perfecta lograrás un look sensual.

Según cuenta la experta en relaciones de pareja, “lo más importante es que todo lo que se desee llevar hasta el final sea liviano y no tape zonas erógenas o determinantes a la hora del encuentro, donde lo ligero, medias osadas y unos altos stilettos pueden ser las piezas claves”

En cuanto a los zapatos, la revista española publicó que estos son el perfecto fetiche de muchos. En relación al calzado, la escritora francesa Catherine Millet, explica en su libro La vida sexual de Catherine M. (Anagrama), como en una de las orgías a la que habitualmente asistía, le pareció muy excitante la imagen de una chica que estando completamente desnuda mantenía puestas sus botas de taco aguja.

¿Y qué pasa con los hombres?

Para ellos resulta mucho más fácil vestirse para un encuentro sexual. Sin embargo, el único elemento que deben procurar no ponerse al momento del encuentro mismo son los calcetines, algo que quedó demostrado en una encuesta realizada por la Universidad de Groningen en Holanda, por Gert Holstege, que arrojó que éstos son “matapasiones” para gran parte de las féminas.

Los accesorios son otro punto en el cual debemos detenernos, y dejando fuera los juguetes eróticos hay artículos que se fusionan a la perfección con la vestimenta, entre las que destacan vendas, esposas o pezoneras que llegan a encender las noches de fin de año.

#Parejasenfotos

Una foto publicada por ⚤ Parejas Enamoradas (@parejasenfotos) el

Mejor no usar

La revista española S Moda entregó una pauta de lo que se recomienda dejar de lado en una noche de pasión.

Panties: estas prendas íntimas son el mejor antídoto del erotismo para ellos, por lo que optar por una de color carne con una costura torcida y subidas por encima del ombligo es sexy para la calle, pero si deseamos prender el ambiente en la intimidad, lo mejor es atreverse por unas con liga de silicona que se sujeten solas y hagan que te veas sensual.

Prendas interiores con grabados comestibles: como parte de una humorada está bien usar ropa interior con estampados de comida, pero tales diseños pueden acabar con la excitación del encuentro.

Lencería en tono carne: el nude al parecer no es la mejor apuesta para una noche de pasión, salvo que la protagonista tenga una piel oscura. Del mismo modo, hay que dejar en claro que no se debe recurrir sólo al negro o al rojo para encender la llama, sino que hay que probar con tonos provocativos que te queden bien y te hagan lucir sensual en todo momento.

Por otro lado se sugiere que ellos eviten los siguientes productos

Ropa interior muy ajustada o muy suelta: Al parecer un gran número de hombres desconocen su talla de ropa interior, y eso queda de manifiesto ya que la mayoría de los machos pecan al llevar anchos boxer que parecen faldas, mientras que otros optan por diminutos calzoncillos que dejan a la luz gran parte de sus atributos. Algo que para ellas no resulta para nada sensual.

Calzoncillos atrevidos: Acá el medio hace alusión a aquellos que tienen una trompa de elefante o una nariz de Pinocho. Si bien son perfectos para bromear un rato, no son la mejor apuesta si lo que se desea es excitar a tu pareja.

Tanga: Si bien la tanga es una prenda propia de algunas mujeres, todos coinciden que el hombre por nada del mundo debiese usarlas, y menos aún optar por tangas con estampados de animales u otros grabados que más que estimular a la compañera, solo sacarán más de una carcajada.

URL Corta: http://rbb.cl/d7rs