Vida Actual
S√°bado 18 agosto de 2018 | Publicado a las 15:30
Irena Sendler: la proeza de una mujer que salv√≥ a 2.500 ni√Īos en el Gueto de Varsovia
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El 1 de septiembre de 1939 se inici√≥ la invasi√≥n del ej√©rcito nacionalsocialista alem√°n a la vecina Polonia, cuya fuerza militar se rindi√≥ el 6 de octubre de aquel a√Īo. Uno m√°s tarde, entre octubre y noviembre, el r√©gimen liderado por Adolf Hitler instal√≥ el Gueto de Varsovia, un lugar donde se llevaron a cabo parte de los cr√≠menes m√°s infames de la Segunda Guerra Mundial.

Se estima que a aquella zona de la capital polaca fueron enviadas cerca de 450 mil personas, todas pertenecientes a la religi√≥n jud√≠a. Durante cuatro a√Īos, cerca del 30% de la poblaci√≥n de esa ciudad vivi√≥ en un lugar cuya √°rea no sobrepasaba el 2.4% de la misma.

Seg√ļn una nota del diario argentino Clar√≠n, los alemanes calcularon una densidad de poblaci√≥n 10 veces superior a la media de la otra zona de la capital. En total, se conformaron 27 mil departamentos que ten√≠an un promedio de dos habitaciones y media. Decretando luego que, en general, deb√≠an acomodarse siete personas por cuarto.

A esto se sumaron las restricciones alimentarias en el lugar, lo que provocó muertes por hambruna en las calles. La higiene era tan deficiente que pronto se propagaron epidemias de enfermedades como el tifus y la tuberculosis.

Ni√Īos en el Gueto de Varsovia | Wikipedia Commons
Ni√Īos en el Gueto de Varsovia | Wikipedia Commons

Semanales eran las deportaciones de personas al campo de concentración de Treblinka, en el cual se estima que murieron 780 mil personas durante la guerra.

Bajo todo ese horror, una joven de 30 a√Īos llamada Irena Sendler ide√≥ una estrategia que permiti√≥ salvar a m√°s de 2 mil 500 ni√Īos de una muerte segura. En ese momento, se vali√≥ de una serie de mecanismos, como utilizar tarros de basura, cajas de herramientas, cargamentos de mercanc√≠as, bolsas de patatas, ata√ļdes e incluso haci√©ndolos pasar como v√≠ctimas de tifus.

Hacia 1942, Sendler hab√≠a logrado salvar la mencionada cantidad de infantes, los cuales dejaba al cuidado de familias cristianas y laicas. Muchos grupos familiares dentro del gueto fueron reticentes a dejar que se llevaran a sus hijos, sin embargo, la √ļnica raz√≥n que ella les daba era que “all√≠ la muerte era segura”.

Sus inicios

Irena Sendler naci√≥ en 1910 en el barrio de Otwock, el cual se ubica en la zona sur de Varsovia. Fue hija √ļnica y a los 7 a√Īos tuvo que hacer frente a la muerte de su padre, un m√©dico que se contagi√≥ de tifus al intentar ayudar a personas pobres.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

De acuerdo a lo que detalla el diario espa√Īol El Pa√≠s, fue este hombre quien dej√≥ en ella la misi√≥n de ayudar en lo que m√°s pudiera a las familias de escasos recursos.

“Aunque no sepas nadar, si ves a alguien que se ahoga, l√°nzate a salvarlo”, habr√≠a sido la √ļltima frase que le dijo antes de morir a su hija, seg√ļn recoge este medio.

La mujer estudi√≥ Enfermer√≠a en la Universidad de Varsovia, a√Īos m√°s tarde tambi√©n obtuvo el t√≠tulo de Trabajadora Social; ambas profesiones le ayudaron a llevar a cabo las labores de salvamento que protagonizar√≠a a√Īos m√°s tarde.

Seg√ļn un reportaje del diario hispano La vanguardia, la invasi√≥n alemana y posterior construcci√≥n del gueto amurallado golpe√≥ de manera muy profunda la vida de Irena, quien a√Īos m√°s tarde se unir√≠a al grupo de resistencia “Zegota”, una organizaci√≥n de ayuda humanitaria de origen jud√≠o.

Apoyada por esta organizaci√≥n, Sendler logr√≥ burlar controles de guardia germanos y comenzar a sacar ni√Īos desde aquella zona de conflicto. La primera misi√≥n era que los peque√Īos recuperaran su salud y pudieran tener energ√≠a.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

Junto a “Zegota”, prepararon documentos falsos para los ni√Īos, los cuales inclu√≠an nuevos certificados de nacimiento y bautizos en la religi√≥n cristiana. Los nuevos apellidos de los rescatados deb√≠an ser los mismos que las familias que estuvieran dispuestas a adoptarlos.

Sendler sosten√≠a reuniones a diario con familias que quisieran sacar a sus hijos del gueto y con otros grupos que tuvieran la intenci√≥n de adaptarlos en la zona m√°s “aria” de la ciudad. En muchas ocasiones hubo personas que no pod√≠an quedarse con los peque√Īos, en esos casos, iban a parar a orfanatos cristianos de forma temporal.

Pese a ser cat√≥lica, cada vez que la enfermera ingresaba a la zona jud√≠a de Varsovia, utilizaba entre sus ropas un brazalete con la Estrella de David, el cual mostraba en se√Īal de respeto a las personas que estaban sufriendo.

Por otra parte, procur√≥ entregar cada ni√Īo junto con un peque√Īa nota, la cual conten√≠a su nombre real de bautizo bajo el juda√≠smo y el apellido de sus padres biol√≥gicos.

Su relato de la historia

En un documental de la televisi√≥n francesa llamado El √°ngel de Varsovia, Irena entreg√≥ su testimonio de los hechos ocurridos aquellos a√Īos, indicando que su labor pudo haber sido mucho m√°s grande.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

“En el gueto yo ten√≠a una amiga que se llama Ewa y mi deseo fue salvarla de la muerte, eso me dio coraje para actuar. Cada d√≠a que pasaba comprobaba c√≥mo se expand√≠a la hambruna. Lo peor eran los ni√Īos, esos peque√Īos indefensos, decid√≠ salvarlos a cualquier precio”, record√≥.

En ese tiempo, tambi√©n ide√≥ un archivo de todos los ni√Īos que iba salvando, anot√≥ detalladamente sus antiguos y nuevos nombres. Su objetivo era que ellos pudieran recuperar su verdadera historia una vez terminada la guerra.

Los nombres fueron escondidos en peque√Īas notas de papel, las cuales puso en un frasco y posteriormente enterr√≥ en el patio de su casa. Terminada la guerra, esta informaci√≥n fue entregada a autoridades jud√≠as en Polonia, con el fin que los ni√Īos pudieran buscar a sus padres biol√≥gicos en el futuro.

“Imagina a una mujer desconocida yendo a una familia y decir ‘puedo salvar a tu hijo’, luego me preguntaban ‘¬ŅQue probabilidad hay que ellos sobrevivan?’. Yo les dec√≠a ‘Ninguna, ni siquiera yo lo s√©’, la verdad es que no sab√≠a incluso si podr√≠a sacarlos del gueto”, relat√≥.

La profesional a√Īadi√≥ que en muchas ocasiones hubo gente que se neg√≥ a entregar a sus hijos, a√Īadiendo que al d√≠a siguiente, cuando regresaba a intentar convencerlos por segunda vez, se daba cuenta que muchos hab√≠an sido enviados a los campos de exterminio.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

“Lo que nos ayud√≥ mucho en ese tiempo fue la ambulancia. Me hice amiga de un conductor, todo era secreto. √Čl, luego de sus horas de servicio, iba a buscar a los ni√Īos que intentaba sacar a lugares convenidos. Era terrible verlos que se separaran de sus familias”, coment√≥.

La enfermera detall√≥ que esa parte de la misi√≥n era la m√°s dif√≠cil, ya que muchas veces los ni√Īos no pod√≠an adaptarse a los medios de salvamento que se utilizaban, por lo que estaban expuestos a ser descubiertos en cualquier momento.

“El chofer preparaba espacios en la ambulancia para sacarlos, pero ellos lloraban desesperadamente, no pod√≠amos ponerles bolsas en la cabeza o somn√≠feros. Un d√≠a √©l me dijo que quer√≠a dejarnos, porque pod√≠a ser descubierto, yo le rogu√© que no lo hiciera y pronto encontr√≥ una soluci√≥n: llevar a un perro que ladrara mucho y pisarle la pata en el momento de pasar al lado de los guardias. Eso funcion√≥”, relat√≥.

Tras eso agreg√≥: “Todo el tiempo tuve la sensaci√≥n de no haber hecho lo suficiente, podr√≠a haber hecho m√°s. Este pesar me perseguir√° hasta la muerte”, confes√≥.

De acuerdo al periódico estadounidense The New York Times, el régimen alemán supo del actuar de Sendler en 1943. El 20 de octubre fue detenida por la Gestapo y llevada a la prisión de Pawiak, donde fue brutalmente torturada.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

En ese momento, fue sentenciada a muerte por medio de fusilamiento, pero horas antes de su ejecuci√≥n escap√≥ ayudada por un soldado que hab√≠a sido sobornado por “Zegota”.

Tras pasar por todo eso volvi√≥ a su labor rescatando ni√Īos desde el gueto, aunque esta vez lo hizo con una identidad diferente.

Vida después de la guerra

En el mencionado documental, la hero√≠na recalc√≥ que durante esos a√Īos no s√≥lo debi√≥ enfrentarse a guardias y soldados alemanes, sino que tambi√©n a la propia sociedad polaca.

“Muchos polacos eran indiferentes. Sin contar con los antisemitas, para los que estaba fuera de discusi√≥n lo que estaba pasando. Tambi√©n estaban los que secretamente lloraban. Muchos se conmov√≠an con lo que pasaba, pero ten√≠an miedo”, aclar√≥.

Consultada por si alguna vez tuvo esa sensación de temor, la protagonista de la historia fue clara en declarar que sí lo sintió, aunque aspectos de su personalidad la ayudaron a controlarlo.

Irena Sendler | irenasendler.org
Irena Sendler | irenasendler.org

“Para salvar a los ni√Īos hab√≠a que, por sobre todo, desearlo. Y luego no hab√≠a que tener miedo. No hay remedio para el miedo, yo lo tuve en ese momento, pero me jug√≥ a favor la audacia, la rebeld√≠a. Me hab√≠an ense√Īado a tender la mano al que se hunde. Todo eso hizo que dominara mi miedo”, concluy√≥.

Seg√ļn el diario ingl√©s Telegraph, la historia de vida de Irena Sendler tuvo una especie de “olvido mundial” durante las d√©cadas de Guerra Fr√≠a, y reci√©n se vino a conocer en 1999.

En aquel entonces, cuatro estudiantes de secundaria de un colegio en Kansas (Estados Unidos), realizaron una obra teatral sobre el acto heroico de la enfermera polaca. El trabajo se logró luego que las jóvenes leyeran un recorte del periódico sobre su obra y luego intercambiaran cartas con la mujer. El trabajo se llamó Life in a jar, (La vida en un tarro).

Sendler tuvo tres hijos, fruto de sus matrimonios con MieczysŇāaw Sendler (1931‚Äď1947) y Stefan Zgrzembski (1947‚Äď1959).

Desde que se supo su historia, Sendler fue merecedora de distinciones por parte de organizaciones mundiales que promueven la paz. Recibiendo reconocimientos como ser nombrada Dama de la Orden del √Āguila Blanca (M√°ximo reconocimiento civil en Polonia).

Tal vez un hecho injusto para su legado fue que nunca recibiera el Premio Nobel de la Paz. En 2007 estuvo nominada para lograr la distinción, pero ésta finalmente fue entregada al estadounidense Al Gore.

En 2009, su vida y obra dentro del gueto fue llevada al cine en la película llamada The Courageous Heart of Irena Sendler (El coraje de Irena Sendler).

Irena falleci√≥ en 2008, a la edad de 98 a√Īos, en su natal Varsovia, donde es considerada como un s√≠mbolo de valent√≠a e √≠cono femenino.

Tendencias Ahora