Gabriela Torres: "Feminismo, oportunidad evolutiva"

“Soy un espíritu encarnado en cuerpo de mujer, allí reconozco mi identidad: Ser esencial espiritual.
Ese es el principio. La especificidad del sexo del cuerpo que habitamos, hembra, como en mi caso, o macho; es posterior.Es este principio, tan fundamental, el que nos hace iguales ante la Ley”.

“Somos seres espirituales, que vivimos una experiencia humana, durante la cual, aspiramos al máximo desarrollo de nuestro potencial, para alcanzar la felicidad y experimentar la común unión trascendente con todo lo que nos rodea, el sentido de pertenencia a un Todo Superior… y es deber de los Estados, procurar las condiciones para ello, como lo hemos señalado incansablemente en este espacio”.

“Mujeres y hombres, entonces, compartimos mismos derechos y deberes esenciales, y en tanto partes de una unidad de carácter Superior, sólo en conjunto, articulados en sana armonía y equilibrio, alcanzaremos nuestro máximo desarrollo”.

“Habitar un cuerpo con cualidades específicas de mujer, resulta ser una responsabilidad. Se trata de experimentar la vida desde un cuerpo que posee un órgano matriz.Un útero, capaz de recibir, albergar vida y que funciona en un permanente ciclo de fecundidad de 28 días, igual que las fases de la luna…”

“Estas características y capacidades de este cuerpo, en el plano psíquico, se manifiestan en sensibilidades y delicadezas particulares, dulzura, intuición, percepción de la energía sutil, clarividencia”.

“Todas estas cualidades configuran lo que conocemos como “lo femenino”.”

Revisa el Punto de Vista de la psicóloga e investigadora en Desarrollo Esencial, Gabriela Torres Pincheira, en Bío Bío TV.

Los más vistos