Tomás Mosciatti: "El ego de Michelle Bachelet"

  • 0
  • 0
  • 0

Visitas
Publicado por

Tarde se dio cuenta el ministro Rodrigo Valdés que era desechable, un fusible, un ser esencialmente combustible. A la Presidenta no le importa un ministro o una cifra económica. Le interesa el legado. Tiene una curiosa pretensión de inmortalidad, esa que se logra cuando se permanece en el recuerdo perenne de la gente. Hay que recurrir a los clásicos, a la Metamorfosis de hace 2.000 años para encontrar algo parecido. Ese es, en todo caso, merecido. Hay en Bachelet una pretensión de grandeza que no le conocíamos. Al finalizar su segundo gobierno, descubrimos un ego propio de análisis especializado.