Notas
Revista TIME lanza dura crítica por contaminación de salmoneras en zonas protegidas de Aysén
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una dura crítica a la crianza del salmón nacional hizo este martes la revista TIME, culpando a las malas prácticas de los industriales chilenos por la contaminación generalizada que satura la Región de Aysén.

En una columna escrita por el editor de Ciencia y Tecnolog√≠a de la publicaci√≥n, Jeffrey Kluger, el semanario destaca como nuestro pa√≠s hace pocos o ning√ļn esfuerzo por equilibrar la producci√≥n de pescado con el cuidado del medio ambiente.

Granjas de Salmón | Sam Beebe

Granjas de Salmón | Sam Beebe

“Australia, Italia e -inusualmente- los Estados Unidos se est√°n destacando por tratar de mantener su sector acuicultor limpio, manteniendo un equilibrio entre la industria y los grupos ambientalistas. Sin embargo Chile no lo hace, y eso es un gran problema”, escribe Kluger.

Citando un estudio del Instituto Max Planck en Gottingen, Alemania, referido recientemente por la revista Nature, TIME describe detalladamente cómo la crianza descuidada del salmón está llevando a un desastre ecológico en la zonas protegidas de Aysén.

“El √°rea es un tremendo desastre y la culpa es del salm√≥n, o mejor dicho, de la gente que los cr√≠a. La comida y los desechos de los salmones fluyen desde sus contenedores hasta los fiordos y canales, intoxicando el ambiente de otros peces”, describe el art√≠culo.

“De igual forma, los medicamentos que se utilizan para combatir enfermedades entre animales que se mantienen en condiciones de hacinamiento, tal como en las granjas de pollos o bovinos- se filtran hacia el exterior”, a√Īade.

“Y lo que es peor, las redes que rodean las granjas suelen atrapar a leones marinos y otros animales, sin mencionar la perturbaci√≥n en las comunicaciones de ballenas y delfines que acaba por confundirlos, producida por los barcos de suministros y m√°quinas alimentadoras”.

Kluger explica que siendo una industria capaz de exportar sobre 2.000 millones de d√≥lares al a√Īo en salm√≥n, son generosos los ingresos que deja a nuestro pa√≠s, aunque a un alto costo ambiental.

“Por el momento, Chile est√° contribuyendo a enfermar un poco m√°s el planeta”, sentencia.

Tendencias Ahora