Internacional
Jueves 26 julio de 2018 | Publicado a las 09:30
La frenética construcción de represas pone en peligro al frágil Laos
Publicado por: Emilio Lara La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Laos, enlutado por las m√°s de 130 personas desaparecidas tras el derrumbe de una represa, quiere convertirse en la “bater√≠a de sudeste asi√°tico”, por lo que lanz√≥ un programa para la construcci√≥n de decenas de represas hidroel√©ctricas para alimentar a los vecinos pa√≠ses.

La cat√°strofe, que se produjo el lunes en el sur del pa√≠s, “era previsible”, indic√≥ a la agencia internacional Agence France-Presse (AFP) el especialista en Laos, Olivier Evrard. La ruptura de una represa liber√≥ 500 millones de toneladas de agua, provocando graves inundaciones que alcanzan incluso a la vecina Camboya.

“La cantidad de obras es totalmente desproporcionada con respecto a las capacidades de control del pa√≠s. Las autoridades de supervisi√≥n, que no tienen las calificaciones y conocimientos necesarios, conf√≠an en las poderosas empresas extranjeras que construyen esas estructuras”, asegur√≥ Evrard.

M√°s de 50 proyectos, financiados principalmente por China, est√°n en desarrollo, seg√ļn la asociaci√≥n internacional Hydropower (IHA). Y unas cuarenta centrales hidroel√©ctricas ya est√°n en actividad.

El 97% del territorio de Laos, un pa√≠s monta√Īoso y enclavado, abarca la cuenca del Mekong, la que dispone de un gran potencial hidroel√©ctrico. Las represas son para este pa√≠s pobre la promesa de ingresos futuros, m√°s a√ļn dado el constante declive de las exportaciones de madera, oro y cobre desde hace varios a√Īos.

‘Hasta 40% de peces menos’

Pero las obras hidroel√©ctricas “plantean problemas de orden ambientales, econ√≥micos, sociales y pol√≠ticos”, destacaba en 2013 un informe de la Escuela Normal Superior (ENS) francesa.

“Degradan los ecosistemas fluviales”, “hacen caer la diversidad y la cantidad de peces”, lo que tiene consecuencias en la productividad pesquera del Mekong, reputada como la m√°s importante de agua dulce en el mundo, seg√ļn este informe.

Otro documento, publicado en abril de 2018 por la Comisi√≥n del Mekong, estima que las reservas de peces podr√≠an decaer “hasta 40%” en la cuenca del Mekong por los m√ļltiples proyectos hidroel√©ctricos.

Otro problema se√Īalado es que la energ√≠a producida no beneficia financieramente a la poblaci√≥n local, a diferencia de otros pa√≠ses en donde una parte de los ingresos generados se reserva a sus habitantes.

La población, obligada en muchos casos a dejar sus hogares para permitir la construcción de represas, no aprovecha tampoco de esta nueva electricidad generada ya que la mayor parte se exporta a China y Tailandia.

En total, 90% de la electricidad que iba a producir la represa que colaps√≥ el lunes estaba destinada para exportarse a Tailandia y el 10% para consumo local. La estructura a√ļn no estaba operativa.

La escasa cantidad de electricidad que queda en Laos podr√≠a ser suficiente para alimentar a este peque√Īo pa√≠s de s√≥lo siete millones de habitantes, pero la red de distribuci√≥n, sobre todo en las zonas rurales, no est√° suficientemente desarrollada.

Los ingresos generados tampoco parecen estar a la altura de la ambiciosa política del país.

Numerosos contratos estipulan que las centrales, operadas en su mayor√≠a por empresas extranjeras, ser√°n cedidas al gobierno comunista de Laos en 20 o 30 a√Īos, se√Īal√≥ Keith Barney, profesor en la Universidad Nacional Australiana.

El gigantesco proyecto de represa de Xayaburi en el Mekong es fuente de tensiones con Camboya y Vietnam, situados río abajo, que temen sufrir las consecuencias.

Desarrollado por el grupo tailand√©s CH Karnchang, se eval√ļa su costo en 3.800 millones de d√≥lares para una potencia de 1.285 megavatios.

Mime Phoumsavanh | Agence France-Presse
Mime Phoumsavanh | Agence France-Presse
Tendencias Ahora