Notas
Sospechoso de 20 asesinatos es acusado de vender carne humana en mercado y dar sobras a sus perros
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Sospechoso de haber asesinado a unos veinte muchachos, de haberlos trozado, de haber vendido en el mercado de su pueblo parte de los restos como “carne de avestruz” y dado lo que quedaba a sus perros, un hombre fue detenido por la polic√≠a en el suroeste de China.

El caso fue revelado por el portal de noticias chino Guangxi News y un cotidiano de Hong Kong, The Standard.

Zhang Yongming, de 56 a√Īos y quien ya hab√≠a estado en la c√°rcel por homicidio, fue detenido a fines de abril en el marco de la investigaci√≥n sobre la desaparici√≥n de un muchacho de 19 a√Īos, anunci√≥ Guangxi News.

La polic√≠a descubri√≥ en su domicilio, en el poblado de Nanmen (en la provincia de Yunnan, suroeste de China), el tel√©fono m√≥vil y una tarjeta de cr√©dito de la v√≠ctima. Seg√ļn las fuentes, los investigadores sospechaban que pod√≠an relacionar este caso con otros, en la medida que 17 adolescentes hab√≠an desaparecido de la localidad en los √ļltimos a√Īos.

Entre las personas cuyo paradero se desconoce, había algunas que vivían sólo a unos metros de la casa de Zhang.

“Zhang Yongming es un monstruo can√≠bal”, comentaron algunos aldeanos citados por el portal internet, agregando que hab√≠an visto bolsas de pl√°stico verde colgando delante de su casa, dentro de las cuales pod√≠a verse osamentas.

Seg√ļn el cotidiano The Standard, la polic√≠a descubri√≥ en el domicilio del sospechoso decenas de globos oculares conservados en botellas de licor.

Los investigadores tambi√©n encontraron restos de carne, aparentemente humana, colgando en la casa para ser secada, seg√ļn el cotidiano.

La polic√≠a indic√≥ que era posible que Zhang alimentara a sus perros con carne humana, parte de la cual vend√≠a en el mercado present√°ndola como “carne de avestruz”, agreg√≥ The Standard.

Contactada por la AFP, la polic√≠a local rechaz√≥ manifestarse, explicando que las informaciones ser√≠an comunicadas “en el momento oportuno”.

Una censura vigilante

Seg√ļn Guangxi News, Zhang, un hombre solitario que no ten√≠a contacto con sus vecinos, ya hab√≠a cumplido una condena de unos 20 a√Īos por homicidio.

Pekín envió un equipo de investigadores a la región para supervisar las investigaciones sobre la desaparición de los muchachos, y dos jefe de la policía local fueron destituídos, anunció la agencia Nueva China.

Los familiares de los muchachos pensaban que √©stos hab√≠an sido secuestrados y forzados a trabajar ilegalmente en f√°bricas de ladrillos, pr√°cticas a√ļn muy habituales en las regiones rurales chinas.

El gobierno exigió que este asunto fuese solucionado lo antes posible, agregó la agencia oficial.

El viernes, pr√°cticamente ning√ļn portal de la red Internet en China daba cuenta de este caso, como tampoco hab√≠a comentarios de lectores en portales de noticias.

Habitualmente, si bien la censura expurga todo contenido políticamente delicado, los internautas pueden expresarse libremente incluso sobre los sucesos más sórdidos, y la prensa entrega una profusión de detalles para atraer a sus lectores.

Pero el canibalismo sigue siendo un sujeto sensible en China, pues fue practicado durante el Gran Salto Adelante en los a√Īos 50, un episodio dram√°tico de la √©poca mao√≠sta que provoc√≥ la hambruna y decenas de millones de muertos.

Algunos casos menos frecuentes de “canibalismo pol√≠tico” se registraron durante la revoluci√≥n cultural (1966-76), cuando hubo cuerpos de enemigos de la revoluci√≥n comunista que fueron consumidos.

Para Joseph Cheng, de la City University de Hong Kong, provincia fronteriza con Yunnan, “un caso como √©ste refleja el lado atrasado de la sociedad” que “perjudica la imagen de la provincia y es probablemente lo que explica el que el caso trate de ser ocultado”.

Tendencias Ahora