Internacional
Jueves 05 septiembre de 2019 | Publicado a las 15:25
La crisis migratoria: el desafío del nuevo gobierno de Italia para alejarse de la ultraderecha
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

La inmigración será, junto con la economía, una de las principales preocupaciones del nuevo gobierno de Giuseppe Conte, que tendrá que pasar la página de la ultraseguridad defendida por Matteo Salvini, ministro del Interior saliente, y con quien trabajó durante 14 meses.

Salvini, jefe de la ultraderechista Liga, quien ha forjado su √©xito pol√≠tico en Italia gracias a su lucha encarnizada contra los migrantes y las ONG humanitarias, mantuvo tensas relaciones con Bruselas y con las principales capitales de la Uni√≥n Europea (UE), acus√°ndolas de querer hacer de Italia un “campo de refugiados” de Europa.

El lunes, Conte dejó entrever sus intenciones y aseguró que retomaría el diálogo sobre esta cuestión con la UE.

“Tenemos que retomar las negociaciones con la UE para superar el reglamento de Dubl√≠n y alcanzar finalmente una gesti√≥n europea del problema de la inmigraci√≥n”,
afirmó en Facebook.

El programa de su nuevo gobierno, difundido el mi√©rcoles, preconiza una “fuerte respuesta europea (…) al problema de la gesti√≥n de flujos migratorios”.

El reglamento de Dubl√≠n establece que el pa√≠s de llegada tiene que ser el que trata las demandas de asilo, lo que sit√ļa a Italia en primera l√≠nea de los flujos de migrantes procedentes de Libia, en particular.

En una entrevista el mi√©rcoles al diario La Stampa, Pekka Haavisto, jefe de la diplomacia de Finlandia, pa√≠s que ocupa actualmente la presidencia rotativa de la UE, asegur√≥ que la pr√≥xima cumbre de Malta sobre la migraci√≥n “retomar√° el trabajo hecho en Par√≠s, esperando poder avanzar en la buena direcci√≥n”.

En una reuni√≥n a finales de junio en la capital francesa, 14 pa√≠ses europeos dieron su acuerdo, entre ellos ocho “de manera activa”, para poner en pr√°ctica un “mecanismo de solidaridad” para repartirse los migrantes rescatados en el Mediterr√°neo.

“Menos atenci√≥n medi√°tica”

Salvini fue endureciendo la política antiinmigración del país durante los 14 meses en los que fue ministro del Interior.

La √ļltima ley, adoptada en agosto, d√≠as antes que anunciara que quer√≠a poner fin a la coalici√≥n gubernamental con el Movimiento 5 Estrellas (M5E, antisistema), le otorgaba amplios poderes para prohibir a los nav√≠os con migrantes rescatados el acceso a las aguas territoriales y a los puertos italianos.

También le permitía confiscar embarcaciones de las oenegés e imponer multas, de hasta un millón de euros, a sus comandantes.

El presidente de la Rep√ļblica, Sergio Mattarella, cuando firm√≥ la ley, en una etapa indispensable para su entrada en vigor, critic√≥ varios puntos en una carta al Parlamento.

El gobierno “Conte 2”, una alianza entre el M5E y el Partido Dem√≥crata (PD, centro-izquierda) deber√≠a adoptar una estrategia m√°s pragm√°tica sobre el tema, sobre todo porque la nueva ministra del Interior, Luciana Lamorgese, que fue la m√°xima responsable de la seguridad en Mil√°n, no tiene filiaci√≥n pol√≠tica y conoce bien la cuesti√≥n.

“Lo que es seguro es que habr√° menos atenci√≥n medi√°tica sobre el problema de la inmigraci√≥n, sobre el que Salvini ha especulado mucho, y con √©xito”, declar√≥ a la AFP Lorenzo Castellani, profesor de la universidad LUISS de Roma.

“El nuevo gobierno buscar√° un di√°logo m√°s sostenido con la UE sobre la soluci√≥n de Dubl√≠n, y habr√° un tono menos duro con las ONG”, agreg√≥.

Pero, “aunque Salvini ha bajado en los sondeos, que le dan ahora 32-33% de la intenci√≥n de voto (contra los 36-38% de hace un mes), el nuevo gobierno no podr√° poner en pr√°ctica una pol√≠tica de acogida de migrantes sin l√≠mites”, que ser√≠a pol√≠ticamente peligrosa, asegura Castellani.

El l√≠der ultraderechista ya anunci√≥ que no se quedar√° con los brazos cruzados: “si los puertos se reabren (a los migrantes), libraremos la batalla en el Parlamento y, democr√°ticamente (con manifestaciones) en las calles”.

Tendencias Ahora