Notas
Confirman hallazgo del esqueleto humano más antiguo de América
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Investigadores han determinado que el esqueleto humano de entre 12.000 y 13.000 a√Īos hallado hace tres a√Īos en una cueva del estado mexicano de Quintana Roo (este) es el m√°s antiguo en Am√©rica, informaron este jueves el Instituto Nacional de Antropolog√≠a de M√©xico (INAH) y la revista Science.

El descubrimiento confirma adem√°s que los amerindios son los descendientes de los primeros habitantes del continente, seg√ļn los cient√≠ficos.

La osamenta, que pertenece a una joven de entre 15 y 16 a√Īos del Pleistoceno Tard√≠o, a quien bautizaron como “Naia”, “ha sido estudiada desde hace casi tres a√Īos por especialistas nacionales y extranjeros y ha sido fechada cient√≠ficamente con una antig√ľedad de 13.000 y 12.000 a√Īos en laboratorios de Estados Unidos y Canad√°”, dijo en conferencia de prensa Mar√≠a Teresa Franco, directora general del INAH.

Tras haber sido sometido a estudios de ADN mitocondrial, Carbono 14 y Uranio/Torio, se dedujo que se trata del “resto humano m√°s antiguo que se conoce en Am√©rica”, seg√ļn Franco.

Estos resultados fueron publicados el jueves en la revista estadounidense Science.

Hallazgo extraordinario

El “extraordinario hallazgo” es el eslab√≥n que faltaba para confirmar el v√≠nculo que existe entre los primeros pobladores de Am√©rica y los grupos ind√≠genas contempor√°neos en este continente, a√Īadi√≥ la directora, un tema debatido desde hace mucho tiempo por antrop√≥logos y arque√≥logos.

El descubrimiento de Naria tuvo lugar en el sitio arqueol√≥gico Hoyo Negro, ubicado en una cueva que se inund√≥ despu√©s de la √ļltima glaciaci√≥n finalizada hace unos 10.000 a√Īos, y los cient√≠ficos piensan que los restos pertenecen a la joven de origen asi√°tico (Beringio) que form√≥ parte de las migraciones que llegaron a Am√©rica desde Siberia.

Tres espele√≥logos submarinistas “entraron por un t√ļnel lleno de agua, nadaron a 10 metros de profundidad y 200 metros de distancia, y luego caen en este pozo totalmente negro” donde hallaron los restos humanos, relat√≥ Pilar Luna, coordinadora del Proyecto Arqueol√≥gico Subacu√°tico Hoyo Negro, que se inici√≥ en 2009.

Alberto Nava, un ingeniero venezolano que form√≥ parte del grupo de espele√≥logos, cont√≥ en la rueda de prensa que tardaron “dos meses para poder bajar hasta el sitio” profundo, para el que no estaban preparados.

Una vez ah√≠, “tard√≥ varios minutos en que nuestros ojos se acostumbraran a la oscuridad, y de pronto empezamos a ver todos estos huesos”. El cr√°neo de Naia “estaba invertido, con los dientes hacia arriba, y daba la impresi√≥n de que era la primera vez que sus √≥rbitas negras miraban a alguien” despu√©s de miles de a√Īos.

Adem√°s del esqueleto humano, se descubrieron restos de 26 mam√≠feros correspondientes a 11 especies del Pleistoceno Tard√≠o, como ejemplares de gonfoterio, tigre dientes de sable, perezoso de tierra tipo Shasta, tapir gigante, cerdo de monte, oso, puma, lince, coyote, coat√≠ y murci√©lago frutero, explic√≥ el INAH, que calific√≥ Hoyo Negro como “un contexto paleontol√≥gico perfecto”.

Para realizar sus estudios, los cient√≠ficos se valieron de fotograf√≠as, videos y muestras tomadas por los espele√≥logos buzos, y luego extrajeron los vestigios m√°s representativos de “Naia” para dejarlos bajo resguardo del INAH.

Organizaciones como National Geographic Society, el Instituto Waitt, el Archaeological Institute of America y la National Science Foundation participaron del análisis científico.

Diferencias morfológicas

La tesis m√°s extendida es que personas oriundas de Asia cruzaron la franja de tierra que un√≠a Siberia y Alaska hasta un per√≠odo que se remonta a 18.000 a√Īos, el territorio est√° hoy sumergido debajo del estrecho de Bering.

Pero esta hipótesis es muy controvertida porque la morfología facial de los esqueletos más antiguos hallados en el continente americano no se parece a la de los amerindios contemporáneos.

“Los amerindios de hoy se parecen mucho m√°s a las poblaciones chinas, coreanas y japonesas, lo que no es el caso de los viejos esqueletos excavados en Am√©rica” que datan de menos de 10.000 a√Īos en su mayor√≠a, destaca James Chatters, presidente de Applied Paleoscience, firma estadounidense de consultores especializados en paleontolog√≠a y arqueolog√≠a.

Los cr√°neos m√°s antiguos, como el de Naia, son m√°s alargados y angostos que los de los amerindios y sus rostros son tambi√©n m√°s peque√Īos. Se parecen m√°s a los africanos y a los abor√≠genes de Australia y las islas del Pac√≠fico Sur.

“Esto alimenta las especulaciones seg√ļn las cuales estos primeros americanos y los amerindios proceden de diferentes lugares o emigraron de Asia en diferentes per√≠odos”, explica este cient√≠fico.

Por su parte, Deborah Bolnick de la universidad de Texas y miembro del equipo de investigaci√≥n, destac√≥: “Nuestros resultados del an√°lisis del ADN mitocondrial extra√≠do de un diente de la adolescente indican que estaba vinculada por su madre a los amerindios de hoy porque muestra el mismo origen de poblaci√≥n”.

“Estas conclusiones no dan una indicaci√≥n sobre la existencia de una migraci√≥n m√°s antigua, procedente del sudeste asi√°tico o de Europa, en el continente americano”, a√Īade.

Seg√ļn la antrop√≥loga, “los paleoamericanos, incluso los que tienen una morfolog√≠a craniana y facial diferente a la de los amerindios de hoy, como Naia, podr√≠an haber venido de Siberia”.

“Las diferencias morfol√≥gicas se explican probablemente con la evoluci√≥n en los √ļltimos 9.000 a√Īos en los amerindios”, estima.

“Lo que da m√°s entusiasmo en este hallazgo es que finalmente tenemos una respuesta a la pregunta sobre qui√©nes fueron los primeros americanos”, se√Īal√≥ James Chatters.

INAH

INAH

URL CORTA: http://rbb.cl/9f89
Tendencias Ahora