Notas
Ante ajustes los italianos protestan contra los privilegios de la Iglesia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Mientras el gobierno de derecha de Silvio Berlusconi se prepara a imponer a los italianos una dr√°stica cura de austeridad, un movimiento de ciudadanos pone en cuesti√≥n las ventajas fiscales que goza la Iglesia cat√≥lica en Italia, un tema tab√ļ para la clase pol√≠tica.

A pedido del Partido Radical, el movimiento ha crecido a través de Facebook y reunido 130.000 firmas para pedir que se revisen los privilegios concedidos a la Iglesia católica y al Vaticano, exenta de pagar impuestos por sus diferentes actividades en la península, que incluyen desde manejo de hoteles hasta colegios.

La indignaci√≥n de los italianos contra la Iglesia cat√≥lica ha aumentado debido a que el gobierno est√° por aprobar un plan de austeridad que afecta a todas las categor√≠as sociales y pide penosos sacrificios a√ļn a los sectores m√°s d√©biles.

Los radicales, que en los a√Īos 70 batallaron a favor del divorcio y el aborto, piden que los miles de bienes inmuebles que pertenecen a la Iglesia paguen los mismos impuestos que desembolsan los dem√°s ciudadanos.

Seg√ļn ellos, la presencia de un capilla en un hotel, instalaci√≥n deportiva o centro tur√≠stico es suficiente para que el Estado italiano la exenta del pago de impuestos, a√ļn si se trata de una actividad altamente lucrativa, como albergues para turistas.

La √ļltima edici√≥n de la revista L’Espresso, que lleva el provocador t√≠tulo “La Santa evasi√≥n”, sostiene que la influyente conferencia episcopal italiana ha presionado a todos los gobiernos, independientemente de su color pol√≠tico, para que eviten modificar el r√©gimen fiscal a la Iglesia.

Adem√°s de la exenci√≥n que goza, la Iglesia recibe parte de los impuestos que los italianos pagan a trav√©s de dos fondos: “Cinco por mil” y el “ocho por mil”, los cuales son distribuidos a otros cultos o centros de investigaci√≥n a pedido del contribuyente, seg√ļn establecido por el Concordato entre Iglesia y Estado.

Gracias a esas medidas la Iglesia italiana mantiene escuelas, hospitales, centros de alojamiento y comedores para pobres, servicios que el Estado italiano no lograr cubrir, sostienen los defensores de la institución católica.

La conferencia episcopal italiana denunci√≥, a trav√©s del diario cat√≥lico Avvenire, la campa√Īa anticlerical montada por algunos sectores y apoyada por el “partido de los evasores fiscales”, tras el pedido del cardenal Angelo Bagnasco a todos los cat√≥licos para que paguen los impuestos y no env√≠en sus capitales al exterior.

“Atacar a la Iglesia es atacar a las personas m√°s indefensas de la sociedad”, coment√≥ Angelino Alfano, secretario general del partido de Silvio Berlusconi, El Pueblo de las Libertad (PdL).

Para los partidos de izquierda el problema mayor no son las exenciones concedidas a la Iglesia sino la evasión fiscal, un fenómeno endémico en Italia.

Seg√ļn la revista L’Espresso, el grupo RE (Religiosos Eclesi√°sticos), cercano al Vaticano, calcula que la Iglesia cat√≥lica es propietaria de cerca del 20 al 22% del entero patrimonio inmobiliario italiano, una cifra enorme que no se ha logrado confirmar.

“Se necesita m√°s claridad”, sostiene el vaticanista italiano Bruno Bartolini, que si bien reconoce el papel positivo de la Iglesia a nivel social, considera necesario que la instituci√≥n religiosa sea “solidaria tambi√©n con los contribuyentes”.

Tendencias Ahora