Notas
Pareja gay chilena se casó esta noche en Argentina
Publicado por: Erasmo Tauran
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un desfile de moda y una empleada del registro civil y cantante animaron la madrugada del s√°bado la boda civil de los chilenos Giorgio Nocentino y Jaime Zapata en la ciudad de Mendoza (oeste), los primeros extranjeros en casarse bajo la ley de matrimonio gay en Argentina.

Imagen: losandes.com.ar

Imagen: losandes.com.ar

“Son muy pocos los que arriesgan por amor…”, entonaba Patricia Dur√°n, una empleada del registro civil, poco antes de que Nocentino, de 44 a√Īos, y Zapata, de 52, dieran el s√≠ ante el juez en una peculiar ceremonia que comenz√≥ en los primeros minutos de este s√°bado en un restaurante de Mendoza, capital de la provincia hom√≥nima, a 1.100 km al oeste de Buenos Aires.

El juez civil Edgardo Ch√°vez escuchaba con una sonrisa detr√°s del escritorio donde estaban las actas que luego firmar√≠a la pareja chilena, ambos residentes en Argentina desde m√°s de 20 a√Īos.

Nocentino, dise√Īador de moda y director de una escuela de modelos, y Zapata, comerciante, salieron terceros en una febril competencia en Argentina por ser los primeros en contraer enlace con la nueva ley de matrimonios gays, aprobada por el Congreso el 15 de julio, pero ellos le restan importancia.

“El ser primeros o segundos no constituye una preferencia. Estamos felices por este logro trascendental”, dijo Zapata a la AFP poco antes de la ceremonia civil, mientras saludaba a parte de los 70 invitados, la mayor√≠a provenientes de Chile.

La carrera fue ganada por el empleado jubilado Miguel Angel Calefato, de 65 a√Īos, y el arquitecto Jos√© Luis David Navarro, de 54, en pareja desde hace 27 a√Īos, los primeros en dar el ‘s√≠’ en la localidad de Fr√≠as, en la provincia de Santiago del Estero (norte).

Zapata, en pareja con Nocentino desde hace 23 a√Īos, dijo que la norma del matrimonio igualitario “no nos ha cambiado nada, s√≥lo es la seguridad que nos da la ley” y confes√≥ que “por el momento” no tienen planeado adoptar ni√Īos, uno de los derechos de la ley, adem√°s de beneficios sociales y herencia.

Para el juez civil Edgardo Ch√°vez tampoco fue diferente que sea la primera pareja homosexual a la que casa y en un restaurante con m√ļsica de fondo.

“Es un matrimonio m√°s, vengo a cumplir con ley”, dijo parco a la AFP el juez civil de una ciudad en la que se permite que las parejas elijan el lugar donde realizan la ceremonia civil.

Vestidos sobriamente de traje y corbata, dieron el s√≠ con la nueva f√≥rmula de “contrayentes” en lugar de “marido y mujer” y apenas un beso en la mejilla y un abrazo fue el corolario del breve acto.

A un costado, e intentando estar al margen y lejos de las decenas de camar√≥grafos, fot√≥grafos y periodistas, Miguel, de 69 a√Īos, el padre de Giorgio Nocentino, dijo sin agregar demasiado que “es la voluntad de ellos”, al ser consultado por la AFP por la boda de su hijo.

“Voy a apoyarlos”, a√Īadi√≥ Miguel, quien lleg√≥ junto a su esposa Marta desde Chile (lim√≠trofe con Mendoza), desde donde tambi√©n viajaron la mayor√≠a de los invitados a la ceremonia y luego a la fiesta.

La ceremonia perdi√≥ definitivamente la formalidad cuando los alumnos de Nocentino hicieron un desfile con el fondo de m√ļsica electr√≥nica y concluyeron desplegando un cartel con la leyenda: “Giorgio y Jaime, los queremos”.

“Chile y otros pa√≠ses de Am√©rica Latina tienen que tener paciencia y esperar porque la ley tambi√©n va a llegar”, se√Īal√≥ luego Nocentino m√°s serio en una breve y ca√≥tica rueda de prensa.

Despu√©s lleg√≥ la privacidad con los amigos y familiares y la decisi√≥n de ambos de seguir “trabajando el s√°bado con normalidad”.

Tendencias Ahora