Eva Porto, psicóloga especialista en RR.HH., señaló que existe una serie de debilidades que puedes mencionar a la hora de enfrentar una entrevista de trabajo... ¿La clave? Elegir un área no esencial para el puesto que deseas y mencionar cómo estás trabajando en ello.

A la hora de presentarse a una entrevista de trabajo, la gran mayoría queda en ascuas al momento de enfrentar una de las preguntas más complejas: “¿Cuáles son tus debilidades?”.

Y es que para nadie es especialmente grato tener que reconocer aquellos ámbitos en los que están “al debe”, mucho menos, hacerlo en frente de quien podría definir nuestro futuro laboral.

La experiencia muestra una tendencia a que cada vez más empresas vean estas debilidades como espacios de mejora, que les permitan fortalecer a sus colaboradores. No obstante, también existen ciertas “áreas flacas” que, de ser mencionadas, podrían costarte el puesto.

Para esclarecer éste y otros aspectos de las entrevistas de trabajo, Eva Porto, psicóloga gallega especialista en Recursos Humanos, creó una cuenta en Instagram que ya acumula más de 453 mil seguidores, y que se ha transformado en toda una guía para quienes están en la búsqueda del empleo soñado.

A continuación, te compartimos parte de sus recomendaciones.

Eva Porto da las claves para enfrentar las entrevistas de trabajo
Eva Porto | Instagram

¿Qué “debilidades” puedes decir en una entrevista?

En palabras de Porto, quien también se desempeña como reclutadora de empleados, existen ciertas debilidades que puedes manifestar mientras enfrentas una entrevista de trabajo:

– Impaciencia.

– Hablar en público.

– Manejar la frustración.

– Falta de liderazgo.

– No saber delegar.

A ello, agregó que puedes plantear como debilidad cualquier área de mejora que tengas. Lo importante, es seguir dos pasos primordiales:

1. Elige un área no esencial para ese puesto. Por ejemplo, si el trabajo es en ventas, no señales que tienes malas habilidades comunicativas.

2. Además de seleccionar un área de mejora, añade cómo la estás trabajando para demostrar que tienes espíritu de mejora continua. Puede ser gracias al descubrimiento de una herramienta, trabajar con un mentor, realizar un curso de formación, etc.

Ejemplo: “Siempre trato de abarcar todo y me cuesta delegar en otras personas. Esto disminuye mi productividad. Por ello realicé un curso para mejorar este área y he empezado a usar una matriz. Todos los días cuando llego a la oficina categorizo las tareas asegurándome de que me enfoco en lo importante y delego lo que sea posible”.

¿Qué debilidades puedes decir en una entrevista
Sora Shimazaki | Pexels

“Háblame de ti”

Otra de las preguntas complejas que se originan en una entrevista, es aquella en la que la empresa busca conocer más sobre su candidato.

Según Eva, cuando el reclutador te diga “Háblame de ti” existen tres consejos primordiales:

1. Cuenta tu experiencia: si tienes experiencia, cuenta en detalle todo lo necesario. Si no la tienes, comenta qué has estudiado y por qué. Por ejemplo: “Soy Eva y he terminado el grado en Psicología. Elegí esta opción porque me llama la atención llegar a entender cómo funciona la mente humana”.

2. Fortalece tu punto dando evidencias: “Me considero una persona con buenas habilidades comunicativas. He formado parte en la universidad del grupo de debate, por lo que he podido desarrollarlas. Y creo que esto es algo útil en el ámbito de los RR.HH.”.

3. Cómo te ajustas al puesto: “Estoy muy interesada en esta vacante, ya que mi objetivo es desarrollarme profesionalmente en el ámbito de la selección de personal. Y ésta me parece la empresa perfecta por X características”.

Cómo responder a la pregunta Háblame de ti
Mentatdgt | Pexels

“¿Por qué deberíamos contratarte?”

No obstante, una de las interrogantes más importantes que deberías hacerte a la hora de buscar trabajo, a juicio de Porto, es por qué la empresa en cuestión debería contratarte.

Ante ello, la experta manifestó que lo que toda organización quiere saber de ti en este proceso es tu valor diferencial y tu percepción sobre tu adecuación al puesto que buscas.

En este sentido, si durante la entrevista te ves enfrentado a la consulta “¿Por que deberíamos contratarte?” debes centrar tu respuesta en los siguientes puntos:

1. Sé consciente de lo que están buscando: esta información la puedes encontrar en la oferta publicada, en la página web de la empresa, en las redes sociales de la empresa, o en lo que te comenten durante la entrevista.

2. ¿Cómo encajas tú en ese puesto?: sé realista y céntrate en lo que puedes aportar. Previo a la entrevista haz un ejercicio de autoconocimiento con sinceridad. Conoce tu marca personal, ¿Qué te hace diferente? y ¿Cuáles son tus fortalezas?

3. Da evidencias que avalen lo anterior: habla de logros, reconocimientos o una experiencia laboral concreta que demuestre lo que has señalado.

4. Estructura tu propia respuesta: no te aprendas una respuesta de memoria. Simplemente, ten claros los puntos claves a los que quieres hacer referencia.

Señales de que te fue bien en la entrevista
Kampus Production | Pexels

Señales de que te fue bien en la entrevista

Finalmente, Porto dio a conocer las 5 señales de que te fue bien en la entrevista de trabajo:

1. La entrevista se alarga.

2. El entrevistador te presenta a parte de su equipo.

3. Trata de venderte esa oportunidad.

4. Es concreto con los siguientes pasos.

5. Te pregunta si estás en otros procesos.

Por último, si pasaste todo el proceso de forma óptima y obtuviste el puesto, Porto tiene un par de recomendaciones para enfrentar el primer día de trabajo.

En primer lugar, idear una presentación breve para introducirte a tus compañeros (estilo “elevator pitch”). Pero además “Llevar libreta, un lápiz y la mente abierta. También, una lista con todas tus dudas. Llegar temprano pero entrar a tiempo. Comer con todo el equipo y memorizar sus nombres. Preguntar y pedir ayuda si lo necesitas. Observar y escuchar porque es más necesario que hablar o actuar. Y, por último, ¡No irte sin despedirte!”.