Sociedad
Lunes 15 junio de 2020 | Publicado a las 15:30
Un hallazgo vital para la medicina: as√≠ se descubri√≥ la circulaci√≥n sangu√≠nea hace 400 a√Īos
visitas

El actual avance de la tecnolog√≠a y la ciencia nos hace olvidar que estos adelantos no siempre han estado disponibles para la humanidad y que debieron pasar siglos para poder llegar al nivel que existe hoy en d√≠a. Ejemplo de ello es que hace hasta hace 392 a√Īos las personas no ten√≠an idea que la sangre circulaba.

Corría 1628 y el médico inglés William Harvey, doctor privado del entonces rey Charles I, publicó el libro Exercitatio Anatomica de Motu Cordis et Sanguinis in Animalibus en latín y en Frankfurt, Alemania, ni siquiera en su tierra natal o en su lengua madre, donde sus postulados causaron revuelo y le generaron deshonra por décadas.

Hasta ese momento, las ideas de Galeno perduraban en la ciencia de la salud, es decir, que las venas salían del hígado y que las arterias del corazón, llevando las primeras nutrición a todo el cuerpo y las segundas la energía para mantener el organismo con vida y funcionando.

No obstante, Harvey estim√≥ necesario explorar el tema en mayor profundidad y no solamente estudiar al ser humano, sino que a todos los animales que tuvieran coraz√≥n, con “frecuentes disecciones de criaturas vivientes, y con mucho testimonio ocular, (para) discernir y buscar la verdad”, seg√ļn su libro.

Esa fascinaci√≥n naci√≥ durante sus estudios de medicina en Padua, Italia, donde uno de sus maestros ya se interesaba en lo que hoy conocemos como el sistema circulatorio. Y eso fue justamente lo que hizo a partir de 1616, lo que termin√≥ con la publicaci√≥n de su libro 12 a√Īos m√°s tarde.

Sin embargo, de acuerdo a la BBC, Harvey admiti√≥ que tal objetivo ser√≠a dif√≠cil de lograr. “Llegu√© casi a creer que el movimiento del coraz√≥n era solo conocido por Dios(…) en raz√≥n de la rapidez del movimiento, que en algunas criaturas aparec√≠a en un abrir y cerrar de ojos, como el paso de un rayo”, escribi√≥ en la publicaci√≥n.

“Fue despu√©s de pensar por mucho tiempo y considerar cu√°n abundante es la sangre que pasaba (por el cuerpo), y en cu√°n corto tiempo, que al fin percib√≠ que o las venas estaban completamente vac√≠as y las arterias a punto de estallar con demasiada intrusi√≥n de sangre, o la sangre volv√≠a a pasar de las venas a las arterias y regresaba al ventr√≠culo derecho del coraz√≥n”, relat√≥ el m√©dico.

“Empec√© a pensar si no ser√≠a que el movimiento era circular, algo que luego descubr√≠ que era cierto”, coment√≥ en la misma publicaci√≥n.

Tras ello, dio su veredicto de c√≥mo funcionaba el sistema: “Primero se contrae la aur√≠cula, que con su contracci√≥n arroja al ventr√≠culo la sangre que contiene. Con esto queda repleto el coraz√≥n que entonces se levanta, tensiona todas sus fibras, contrae sus ventr√≠culos y ejecuta su latido; por medio de la pulsaci√≥n continuamente lanza por las arterias esa sangre que recibi√≥ de la aur√≠cula”.

“Esas cosas (…) son tan nuevas y desconocidas, que no solo temo que me perjudiquen por la mala voluntad de otras personas, sino que tambi√©n temo que cada hombre sea mi enemigo, pues la costumbre y la doctrina una vez recibida y profundamente enraizada prevalece”, sostuvo.

Como derribó siglos de conocimiento indiscutido, su corazonada se volvió una realidad y aunque trabajaba para el rey y en la dedicatoria del libro mencionó al monarca, la conexión con el jefe de Estado no le sirvió de nada.

No solo perdi√≥ a sus pacientes, sino que el p√ļblico en general lo tild√≥ de loco y se gan√≥ el desprecio de sus colegas, lo que reci√©n vino a cambiar 20 a√Īos despu√©s, cuando su trabajo hablo por s√≠ mismo.

Su intención de documentar con pruebas todo lo que publicó causó que un grupo de médicos de la época le diera la razón y que, finalmente, se acreditara como cierto su descubrimiento.

Tal fue el cambio de actitud al respecto que, tras su muerte (1657), investigadores de Oxford comenzaron a discutir en 1664 lo que hoy conocemos como transfusión de sangre.

Fue así como en 1666, Dick Lower realizó el primer experimento de transfusión del que se tiene registro en ese país, todo en una carrera contrarreloj para vencer a los franceses, que estaban haciendo lo mismo.

Pero a ambos lados del canal tuvieron que parar con sus estudios, ya que uno de los participantes franceses murió.

Tendencias Ahora