El próximo lunes 14 de junio la región Metropolitana contará con un nuevo gobernador o gobernadora. Y la “batalla de Santiago”, como la han llamado, se ha tornado dura, al punto que se ha tomado la agenda opacando las elecciones que también se estarán dando en otras 12 regiones. Esto es, sin duda, una muestra más del excesivo centralismo en el que vivimos. Un ejemplo de ello es en tuit de un constituyente electo por la región de Los Lagos (y que vive en ella), en el que decía irónicamente que estaba confundido si el domingo tenía que votar entre Claudio Orrego y Karina Oliva.

Este centralismo que sienten y viven quienes no son de la región Metropolitana, muchas veces lo sienten y viven también quienes viven en esta región y no son de Santiago. Muchas veces hemos escuchado decir que somos “la región que no es región, solo Santiago”, ya que la ciudad tiende a invisibilizar parte importante de lo que es la región Metropolitana. Si ponemos en un buscador de internet “mapa de la región Metropolitana” la mayoría de las veces los límites de ésta hacia el norte aparecen en Quilicura y no en Til Til y hacia el sur en San Bernardo y no en Alhué. Si buscas imágenes, verás probablemente más fotos del Costanera Center, que de los campos de frutilla que caracterizan a la comuna de San Pedro de Melipilla.

Nos parece que estamos ante una oportunidad histórica en el país, pero también en nuestra región. Es un momento preciso para que quien nos represente a nivel regional, pueda incorporar en su relato a esa región Metropolitana que también es rural. Y para ello es necesario dar cuenta de los modos de vida de quienes habitan en la ruralidad. De la tradición campesina y agraria, de los y las cantores a lo poeta, de la talabartería y del reservorio natural que son hoy en día los Altos de Cantillana y el río Maipo. Para ello se requiere una firme voluntad política, porque si bien el porcentaje de personas que vive en dichas comunas es bajo en comparación a quienes viven en la gran ciudad, el patrimonio histórico, cultural y natural de nuestra región se encuentra ahí entre cerros y poetas.

Quien sea elegido gobernador o gobernadora el próximo domingo, deberá ir a escuchar la voz de los territorios rurales de la región, ya que así avanzamos en el fortalecimiento de la democracia y del desarrollo sostenible, sin transformarles como algunos habitantes de Til Til me han dicho en innumerables ocasiones, en el “patio trasero de Santiago”.

Antonia Garcés
Directora regional Fundación Superación de la Pobreza en la región Metropolitana