Región Metropolitana
Viernes 24 abril de 2020 | Publicado a las 12:23
Residencia que recibe a familias de ni√Īos con c√°ncer bajar√° la cortina ante crisis por coronavirus
visitas

La pandemia del coronavirus ha golpeado a cientos organizaciones de diferentes maneras, oblig√°ndolas incluso a detener sus labores de manera parcial o total. Una de las afectadas es Damas de Caf√©, un voluntariado que desde 1976 est√° dedicado a ayudar a los ni√Īos de escasos recursos con c√°ncer y tambi√©n a sus familias.

La agrupaci√≥n lleva m√°s de 40 a√Īos trabajando en el Hospital Luis Calvo Mackenna y cerca de 30 a√Īos en el Hospital San Juan de Dios para cooperar con pacientes oncol√≥gicos -de hasta 18 a√Īos- que llegan a los recintos asistenciales desde diferentes lugares del pa√≠s. En ambos recintos cuentan con oficinas para acompa√Īar a los pacientes y sus familias en sus tratamientos.

La idea de las voluntarias es ayudar con los ex√°menes m√©dicos, medicamentos, pr√≥tesis, movilizaci√≥n, canastas familiares, implementos para salas, pasajes, ayuda social, apoyo psicol√≥gico, √ļtiles de aseo y juguetes.

Además, desde 2006 cuentan con un Oncogar, el cual es un vivienda con cuatro habitaciones donde dan alojo y alimentación a los pacientes y sus familias que llegan a los hospitales desde otras regiones. En el hogar hay cinco voluntarias, un psicólogo y una persona que les cocina.

Sin embargo, debido a la pandemia de coronavirus esta iniciativa ser√° ser detenida, debido a que desde la agrupaci√≥n indicaron que “econ√≥micamente no nos da”.

En conversaci√≥n con BioBioChile, Cristina Benson, presidenta de Damas de Caf√©, lament√≥ que “lo vamos a tener que cerrar porque los ni√Īos est√°n haciendo sus seguimientos y tratamientos en sus lugares de origen, para no tener que viajar a Santiago. Le ped√≠ al due√Īo de la casa que arrendamos una rebaja, pero no nos quiso hacer rebaja, por lo que decidimos que los recursos que tenemos, porque en estos momentos no nos entra plata, dedicarlo especialmente a los hospitales”.

“Imagina la cantidad de mam√°s que van a venir a control despu√©s y van a tener que hacer otro tr√°mite. Antes me llamaban una semana antes y me dec√≠an ‘t√≠a voy viajando la pr√≥xima semana a Santiago’ y nosotros le reserv√°bamos la pieza”, a√Īadi√≥.

Además, relató que tuvieron que suspender las visitas que hacían de lunes a domingo a ambos hospitales, por lo que sus labores se han centrado en continuar con los depósitos a las familias para que puedan comprar medicamentos o pagar los exámenes que necesitan.

Pese a esta situaci√≥n, la agrupaci√≥n trabajar√° para poder reabrir el Oncogar cuando finalice la pandemia. “El d√≠a de ma√Īana, cuando se mejore todo esto, hacemos de nuevo el hogar”, asegur√≥ Benson.

Recolección de tapas

El voluntariado además junta fondos a través de donaciones directas a su cuenta o también vía recolección de tapas de plástico de bebidas o agua del material polipropileno que posteriormente las venden a recicladores.

La iniciativa de recolectar las tapas empezó en 2011 luego que conocieran una actividad similar que se realizaba en un hospital de Argentina. De esta manera, disponen de un container el Hospital Luis Calvo Mackenna para que las personas las dejen.

“A nosotros nos ha servido mucho porque todos los meses entra plata. Hay personas que nos compran las tapitas y con esa plata ayudamos al funcionamiento del hospital, compramos medicamentos, pagamos ex√°menes, hacemos canastas familiares”, indic√≥.

Sumado al container en el hospital, también reciben tapas que les donan desde colegios, universidades, municipalidades y tiendas comerciales ubicadas tanto en Santiago como en regiones.

A raíz de la pandemia, la recolección de tapas plásticas debió ser pausada, sin embargo, igual solicitaron a las personas seguir juntándolas para donarlas cuando finalice la pandemia. En tanto, la donación de dinero sigue disponible, ya que el voluntariado continuará trabajando para ayudar a los pacientes.

Recolección de tapitas
Damas de Café
Tendencias Ahora