Nacional
Monja que resultó embarazada tras ser violada dentro de un claustro demanda a la Iglesia
Publicado por: Piangella Obrador
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una religiosa demandó al Arzobispado de Santiago tras denunciar una violación al interior del claustro que terminó con un embarazo.

La ‘hermana Francisca’ desde los 16 a√Īos supo que su vocaci√≥n era ser monja de claustro, por lo que en 2002, cuando ten√≠a 20 a√Īos, ingres√≥ a la orden Clarisas Capuchinas.

Seg√ļn inform√≥ 24 Horas, en 2012 cuando viv√≠a en este recinto ubicado en pleno centro de Santiago, la estructura necesitaba algunas reparaciones, por lo que la madre superiora autoriz√≥ el ingreso de un grupo de maestros, quienes al tiempo comenzaron a dormir en el lugar.

La monja, que fue designada para ocuparse de la alimentación de la cuadrilla de maestros, conoció en esta instancia a Hernán Ríos, quien trabajaba en las reparaciones del lugar, sujeto que se mostró atento y cordial con las hermanas del lugar.

En un d√≠a de octubre de ese a√Īo, la hermana Francisca se encontraba enferma. Durante esa jornada, el hombre simulando atenderla, la condujo a una de las habitaciones y procedi√≥ a violarla.

La v√≠ctima ocult√≥ el hecho “por miedo, por verg√ľenza, porque hay una verg√ľenza que lo invade y que no deja a uno expresarse”, enfatiz√≥.

Sin embargo, tres meses después del ataque, en enero de 2013, la religiosa presentaba un embarazo entre 13 a 15 semanas, noticia que fue rechazada por la institución.

“Me dijeron que yo era la culpable, m√°s encima me calumniaron de robo, que yo lo hice a prop√≥sito. Mis hermanas fueron muy crueles conmigo”, acus√≥ la religiosa y asegur√≥ que les recalc√≥ su inocencia.

Tras este hecho, afirmó que la presionaron para que firmara su salida de la orden y de la Iglesia Católica, sin hacer caso a esta petición y abandonando el convento.

La monja busc√≥ refugio en una amiga lejos de la capital y mientras avanzaba su embarazo recurri√≥ a la fundaci√≥n San Jos√© para dar en adopci√≥n a su hijo. “He tenido que callarlo, que disimular que todo est√° bien. He tenido que ocultar cosas que me aterran”, manifest√≥.

Lejos de la Iglesia, la hermana tuvo que comenzar su batalla sola, por lo que denunci√≥ la agresi√≥n sexual cometida en 2012. Tras la investigaci√≥n, la PDI detuvo a R√≠os, quien fue condenado a 5 a√Īos de presidio menor en su grado m√°ximo por el delito de violaci√≥n en 2015 y otorg√°ndole la libertad vigilada intensiva.

Actualmente, la Corporación Humanas la está asesorando con el proceso de una demanda civil contra el Arzobispado de Santiago y de las hermanas Clarisas Capuchinas.

“Ella fue una monja de claustro que sufri√≥ una violaci√≥n sexual y en lugar de ser protegida, ella fue culpabilizada de lo ocurrido, expulsada de la iglesia y desamparada por completo por parte de esta instituci√≥n”, se√Īal√≥ Camila Maturana, abogada de Corporaci√≥n Humanas.

Tanto para la Corporación Humanas como para la propia hermana Francisca, la congregación la hostigó permanentemente para ocultar este hecho.

El Arzobispado de Santiago y las hermanas Clarisas Capuchinas fueron notificados de la acción legal. En tanto, el monasterio no se refirió al tema tras ser consultado por el canal estatal.

En tanto, la instituci√≥n eclesi√°stica capitalina se√Īal√≥ que el cardenal Ricardo Ezzati no estaba al tanto de esta situaci√≥n.

El sacerdote Jorge Concha, obispo auxiliar de Santiago, precis√≥ que “el obispo no se mete en muchos detalles de la vida interna, ordinaria y cotidiana de las monjas y religiosos en general. Junto con saber de esta demanda, tambi√©n nos enteramos de que ella fue v√≠ctima de una violaci√≥n y estamos muy dolidos con la situaci√≥n. Ella abandon√≥ por su propia voluntad el monasterio, nosotros el Arzobispado reci√©n nos enteramos oficialmente el 27 de marzo de esto”, asegur√≥.

Además, detalló que las religiosas de la comunidad a la que pertenecía junto al Arzobispado, han acordado que la hermana Francisca regularice esta situación y vuelva al monasterio, visitándola en septiembre de 2016 y enero de 2017.

Finalmente, la monja arguy√≥ que le da mucha pena la actitud de sus hermanas, del obispo y de muchos religiosos.”Si hay algo en que comet√≠ un error, fue en no haber dicho desde un comienzo la situaci√≥n que me pasaba”, concluy√≥.

URL CORTA: http://rbb.cl/geua
Tendencias Ahora