Nacional
Jueves 26 abril de 2018 | Publicado a las 16:52 · Actualizado a las 19:58
Especies exóticas ponen en peligro a la frágil fauna nativa de Reserva Cabo de Hornos
Publicado por: Emilio Lara
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Especies exóticas e introducidas están poniendo en riesgo a la frágil fauna nativa de la la Reserva de la Biósfera Cabo de Hornos, región de Magallanes, especialmente en la Isla Navarino, representando una seria amenaza en contra de animales como las moscas florícolas y roedores como el ratón de hocico amarillo, e incluso árboles de los prístinos bosques de la zona.

Seg√ļn un estudio publicado en la revista PLOS One, investigaci√≥n liderada por el Instituto de Ecolog√≠a y Biodiversidad (IEB) y las universidades de Magallanes y de North Texas, animales como, por ejemplo, el castor tienen un serio impacto negativo en el bosque nativo.

El vis√≥n, por otro lado, al ser un animal flexible y con facilidad para adaptarse a varios ambientes, se aprovech√≥ de la ingenuidad y vulnerabilidad de la fauna aut√≥ctona -que se remite a vertebrados como aves, mam√≠feros peque√Īos y peces- para expandir su dieta y hacer mejor uso del h√°bitat, detall√≥ el estudio.

Para el vis√≥n, justamente, los roedores son su principal fuente de alimento. ‚ÄúNuestros estudios sugieren que los roedores no perciben al vis√≥n como un depredador y eso podr√≠a explicar las abundancias tan bajas de roedores nativos en la isla, como los colilargos y ratones de hocico amarillo”, precis√≥ Ramiro Crego, autor del estudio del vis√≥n y cient√≠fico de la University of North Texas.

Visón | Ramiro Crego
Visón | Ramiro Crego

“Otro de los afectados es el carpintero magall√°nico, una especie amenazada, emblem√°tica y de suma importancia por su papel ecosist√©mico y cultural a nivel regional‚ÄĚ, a√Īadi√≥ Crego.

No obstante, los animales que en un momento fueron domesticados y luego abandonados también forman parte de esta amenaza, particularmente los perros y gatos.

Roedor de hocico amarillo | Ramiro CRego
Roedor de hocico amarillo | Ramiro CRego

Y son estos √ļltimos los que “act√ļan como depredadores, competidores y transmisores de enfermedades, incluso al interior de √°reas protegidas” en desmedro del quetru no volador o el caiqu√©n, indicaron los autores del estudio.

‚ÄúEl mayor problema es la falta de tenencia responsable, ya que muchos perros con due√Īo est√°n sueltos en las calles y tienen un bosque pr√≠stino a 500 metros de distancia”, dijo Elke Sch√ľttler, bi√≥loga del Programa de Conservaci√≥n Biocultural Subant√°rtica (PCBS).

“Realizamos un estudio con GPS puestos en perros con familia y en libre movimiento, y vimos que un 10% de estos animales recorre √°reas naturales con distancias m√°ximas de 20 kil√≥metros del pueblo, a veces durante varios d√≠as”, agreg√≥ Sch√ľttler.

Gatos | Elke Sch√ľttler
Gatos | Elke Sch√ľttler

Peque√Īos Invasores

Pero hay otras especies invasoras que, burlando todo control fronterizo y protocolos de inspecci√≥n, tambi√©n llegaron a la zona a trav√©s de medios de transporte humano, como es el caso de la avispa chaqueta amarilla, especie catalogada entre las cien m√°s da√Īinas del mundo.

‚ÄúLo que sabemos, actualmente, es que la chaqueta amarilla presenta una acelerada dispersi√≥n en su distribuci√≥n, de aproximadamente 25 kil√≥metros por a√Īo‚ÄĚ, sostuvo Javier Rendoll, cient√≠fico del PCBS que estudia en isla Navarino y en el Parque Nacional Yendegaia a este grupo de insectos.

Avispa chaqueta amarilla | Javiera Pineda
Avispa chaqueta amarilla | Javiera Pineda

La avispa se observ√≥ por primera vez en la zona en 2015. Los primeros abejorros europeos, en cambio, fueron detectados en Navarino en 2016, dispers√°ndose alrededor de 200 kil√≥metros por a√Īo.

“Como es de esperarse, las especies nativas son las m√°s afectadas, en especial los polinizadores como las moscas flor√≠colas (d√≠pteros, tip√ļlidos y s√≠rfidos), ara√Īas, escarabajos y larvas de mariposas y polillas, principalmente por la competencia en el consumo de n√©ctar o al ser depredadas para alimentar a las larvas de la avispa”, revel√≥ la investigaci√≥n cient√≠fica.

No obstante, las especies introducidas y ex√≥ticas no son el √ļnico problema que enfrenta la reserva.

“El turismo masivo sin regulaci√≥n, la fragmentaci√≥n de h√°bitat, las invasiones biol√≥gicas, entre otros, afectan de manera heterog√©nea al planeta y sus diversas regiones”, incluso a la reserva de la bi√≥sfera m√°s grande del cono sur, finaliz√≥ Rendoll.

Tendencias Ahora