Internacional
Martes 10 diciembre de 2019 | Publicado a las 09:02
Francia bloqueada en quinto día de huelga en rechazo a la reforma de pensiones de Macron
Por Diego Vera
La información es de Agence France-Presse
visitas

Cientos de kil√≥metros de atascos y una pesadilla con el transporte p√ļblico en Par√≠s marcaron este lunes el quinto d√≠a de la huelga en Francia contra la reforma de las pensiones impulsada por el presidente Emmanuel Macron, que enfrenta una prueba de fuego para su proyecto.

Las escenas se repetían en toda la región parisina: pocos metros y trenes suburbanos repletos y estaciones colapsadas. Nueve de las 15 líneas del metro de la capital francesa estaban cerradas y sólo dos, automatizadas, funcionaban normalmente.

“Hay a√ļn menos transportes que la semana pasada… El viernes pude tomar un autob√ļs para ir a trabajar pero hoy es imposible”, suspiraba Raffaella, una funcionaria p√ļblica que esperaba poder subirse a un autob√ļs junto a varias decenas de personas.

No se espera ninguna mejora para el martes, día en el que los sindicatos convocaron nuevas huelgas y manifestaciones, tras el éxito de la primera jornada de movilizaciones que el jueves pasado sacó a 800.000 personas a las calles.

La compa√Ī√≠a nacional de ferrocarriles SNCF indic√≥ de su lado que funcionar√°n “entre 15 y 20%” de su tr√°fico habitual, con un servicio internacional “muy perturbado”, al igual que el lunes. Air France anul√≥ para el martes alrededor del 25% de sus vuelos dom√©sticos y 10% de los vuelos de media distancia.

Ante la falta de transportes p√ļblicos, y con una ma√Īana de fuertes lluvias, muchos no tuvieron otra opci√≥n que tomar sus veh√≠culos lo que cre√≥ m√°s de 600 kil√≥metros de atascos en la regi√≥n parisina hacia las 08:30 locales
, tres veces m√°s de lo normal.

Asimismo, siete de los 25 depósitos de autobuses parisinos amanecieron bloqueados por huelguistas por lo que apenas un tercio de los buses que circulan en tiempo normal en París pudieron salir a las calles.

La situación comenzaba a provocar malestar en muchos usuarios.

“Es demasiado, abusan. Con las jubilaciones hay cosas que hacer. Ya no son las mismas condiciones dif√≠ciles de antes. Y las enfermeras que trabajan la noche y los fines de semana no tienen las mismas ventajas”, dec√≠a Brigitte Lefebvre, jubilada, mientras esperaba en la estaci√≥n Saint-Lazare para poder subir a un tren hacia Ruan (norte).

Y los sindicatos ya est√°n “reflexionando” en convocar una nueva jornada de movilizaci√≥n el jueves.

Macron bajo presión

Bajo presión máxima, el ejecutivo tiene previsto presentar el miércoles su reforma, de la que por el momento solo se conocen las grandes líneas.

Antes de eso, el máximo responsable gubernamental de las jubilaciones, Jean-Paul Delevoye, quien redactó la reforma, se reunió con los sindicatos el lunes por la tarde para tratar de salir del estancamiento.

Pero los sindicatos est√°n determinados a mantener el pulso. “No cederemos hasta que retiren” la reforma, en la que “no hay nada bueno”, prometi√≥ Philippe Martinez, el secretario general de la CGT, una de las principales centrales del pa√≠s.

El ejecutivo defiende la creaci√≥n de un “sistema universal” de pensiones, por puntos, que remplazar√° a partir de 2025 a los 42 reg√≠menes de pensiones actuales.

Para el gobierno se trata de un sistema “m√°s justo” pero quienes se oponen a √©l -casi la totalidad de los sindicatos y la oposici√≥n de izquierda- temen una mayor “precariedad” para los futuros jubilados.

El plan busca “salvar al sistema social franc√©s, y no desmantelarlo, como se ha caricaturizado”, defendi√≥ un miembro cercano del gobierno.

Seg√ļn una encuesta publicada el domingo, el 53% de los franceses apoya la huelga o expresa simpat√≠a por sus demandas, lo que representa un aumento de seis puntos en una semana.

Preocupación en el comercio

La prolongación de la huelga inquieta a los comerciantes, que hasta aquí habían previsto un impacto moderado, pero que ahora temen un agravamiento con bloqueos de vías y escasez de combustibles en plenas fiestas de diciembre.

El primer d√≠a del paro ya provoc√≥ una ca√≠da promedio de 30% en las ventas, seg√ļn la Alianza de Comercio, que representa a 27.000 supermercados y tiendas de ropa y calzado con casi 200.000 trabajadores.

Esa patronal manifest√≥ su preocupaci√≥n por los efectos que la prolongaci√≥n de las medidas de protesta –en especial en el transporte– pueden tener sobre el comercio minorista.

Ese sector viene sufriendo desde hace un a√Īo los efectos de las protestas cada s√°bado –con manifestaciones y cortes de carreteras– de los “chalecos amarillos” que critican los planes econ√≥micos del gobierno.

“Un segundo golpe en 2019 puede ser mortal para muchos” peque√Īos y medianos comercios barriales,
advirtió el viernes Alain Griset, presidente de la Unión de Empresas de Proximidad.

El turismo también se ha visto afectado por la movilización. La Unión de actividades hoteleras constataron en la región parisina una caída de 30 a 40% en las reservas en el primer día de huelga.

Tendencias Ahora