Internacional
Viernes 06 septiembre de 2019 | Publicado a las 00:15
Carolina del Norte se prepara para una "larga noche" por cercanía de huracán Dorian
Por Nicolás Díaz
La información es de Agence France-Presse
visitas

El huracán Dorian golpeó este jueves el sureste de Estados Unidos con fuertes vientos y lluvias torrenciales en su camino rumbo a Carolina del Norte, luego de haber arrasado las islas Bahamas, donde dejó al menos 30 muertos y miles de personas sin hogar.

Seg√ļn el √ļltimo informe del Centro Nacional de Huracanes (NHC), el ojo del hurac√°n, con vientos que alcanzan los 160 km/h, se ubicaba a unos 50 km de Cape Fear, en Carolina del Norte.

La monstruosa tormenta, que está clasificada como un huracán de categoría 2, avanza lentamente en dirección noreste a unos 17 km/h y desató varios tornados en el sureste estadounidense de los que no se reportaron víctimas.

“Sabemos que nos espera una larga noche y que estaremos deseosos de ver el sol por la ma√Īana”, dijo Roy Cooper, gobernador de Carolina del Norte, a la CNN.

Residentes de la costa de Carolina del Norte acataron las órdenes de evacuación mientras otros protegieron sus hogares con tablones y se preparaban para enfrentar la tormenta.

El estado de Florida sali√≥ en gran medida ileso del paso de Dorian. “Tuvimos suerte en Florida. Mucha, mucha suerte de hecho”, dijo el presidente Donald Trump.

Pero el archipiélago de Bahamas, a solo 80 km de la costa de la Florida, es un paisaje desolador.

Varias naciones se sumaron a los esfuerzos de rescate para las miles de v√≠ctimas de Dorian en las islas √Ābaco y Gran Bahama, en el norte del archipi√©lago.

Destrucción inimaginable

Dorian soplaba con intensidad de categoría 5 cuando se instaló durante casi dos días sobre el norte de las Bahamas, donde dejó una destrucción inimaginable.

Un equipo de la AFP que sobrevol√≥ el pueblo de Marsh Harbour el jueves, vio escenas de da√Īos catastr√≥ficos, cientos de casas destruidas hasta los cimientos, coches volcados, campos enteros de escombros e inundaciones generalizadas.

Además, se pudo observar cómo un equipo de personas que llevaban máscaras y trajes protectores blancos cargaban cadáveres en bolsas verdes sobre la plataforma de un camión.

Algunos residentes, a√ļn aturdidos por la tormenta, hab√≠an salido a las calles arrastrando sus maletas con sus posesiones m√°s valiosas.

La extensi√≥n del da√Īo en Bahamas comenzaba a conocerse este jueves, a medida que los equipos de socorro lograban recorrer el √°rea para rescatar sobrevivientes y llevar ayuda a las v√≠ctimas.

Naciones Unidas advirti√≥ que unas 70 mil personas, que est√°n en Bahamas, necesitan “ayuda inmediata”.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, dijo despu√©s de reunirse con el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, que se necesitan con urgencia refugios, agua potable, alimentos y medicinas para unas 50 mil personas en la isla Gran Bahama, y para 15 mil a 20 mil en Gran √Ābaco.

“Es un infierno en todas partes”, dijo a la AFP Brian Harvey, un canadiense que vive en √Ābaco. “Necesitamos salir de aqu√≠”, a√Īadi√≥. “Han sido ya cuatro o cinco d√≠as, es hora de irnos”.

Steven Turnquest, quien lleg√≥ a Nassau desde Marsh Harbour con sus hijos de cuatro y cinco a√Īos tras sortear la tormenta, dijo a la AFP que se sent√≠a afortunado de estar vivo.

“Veo a mis hijos y agradezco a Dios, le pido que me lleve a m√≠, pero que no se los lleve a ellos. Sobreviv√≠ al hurac√°n agarr√°ndome de una puerta”, cont√≥.

Saqueadores, advertidos

Minnis advirti√≥ que los saqueadores ser√°n castigados “con todo el peso de la ley”, y afirm√≥ que se hab√≠an desplegado agentes adicionales de las fuerzas de seguridad.

La Guardia Costera estadounidense y la Marina Real británica transportaron sobrevivientes y suministros de emergencia a medida que las aguas de las inundaciones retrocedían en las Bahamas.

“El reloj est√° corriendo para ayudar a los necesitados”, dijo el secretario brit√°nico de Desarrollo Internacional, Alok Sharma.

En Gran Bahama se usaron motos acuáticas y botes para sacar a víctimas de las casas inundadas o destruidas por la tormenta.

Helic√≥pteros estadounidenses y brit√°nicos llevaban a cabo evacuaciones m√©dicas, evaluaciones a√©reas para ayudar a coordinar los esfuerzos de socorro y vuelos de reconocimiento para conocer los da√Īos.

Trump habló por teléfono con Minnis y prometió la asistencia de su país, dijo la Casa Blanca.

En tanto, la Guardia Costera estadounidense dijo que había rescatado a 135 personas en Bahamas este jueves con 10 helicópteros y tres barcos.

Por su parte, USAID, la agencia de ayuda de Estados Unidos, dijo que estaba enviando suministros como l√°minas de pl√°stico para refugios, kits de higiene y agua desde Miami.

Tendencias Ahora