Internacional
Se√Īal explosiva en submarino rompe ilusi√≥n de hallar con vida a tripulantes
Publicado por: Cristóbal Torres La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La sorpresiva noticia de una explosi√≥n detectada en el √°rea donde navegaba el desaparecido submarino “ARA San Juan” en el Atl√°ntico sur desat√≥ en Argentina desolaci√≥n, c√≥lera y el sentimiento de que los 44 tripulantes murieron en alta mar.

La Armada (marina de guerra) reveló el jueves que dos fuentes, una de Estados Unidos y otra de Austria, registraron un ruido compatible con una explosión en el área que transitaba el sumergible antes de desaparecer el 15 de noviembre.

La nave se dirig√≠a a su base en Mar del Plata, 400 km al sur de Buenos Aires. A√ļn no se aclar√≥ por qu√© el dato de la explosi√≥n tard√≥ ocho d√≠as en ser revelado.

Se trat√≥ de “un evento an√≥malo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosi√≥n”, dijo a la prensa en Buenos Aires el portavoz naval, Enrique Balbi.

“Nos est√° faltando saber d√≥nde est√° el submarino y a qu√© profundidad est√°”, se√Īal√≥ al dar el parte oficial nocturno. Buques y aviones de 14 pa√≠ses buscan al submarino en la zona donde se detect√≥ el ruido compatible con una explosi√≥n.

La noticia había desatado más temprano muestras de dolor, angustia y furia en la base naval de Mar del Plata. Algunos familiares salieron llorando, otros se abrazaban sentados en el suelo desconsolados.

A Balbi le preguntaron si los tripulantes estaban muertos. “Hasta que no tengamos evidencia certera de d√≥nde est√° (el submarino) no podemos concluir con una afirmaci√≥n contundente”, respondi√≥.

En la zona de la explosi√≥n hay profundidades desde 200 a 3.000 metros. El “ARA San Juan” soporta descensos de entre 500-600 metros.

“Soy viuda”

“Vine por primera vez a la base (naval) y me acabo de enterar que soy viuda”, dijo Jessica Gopar ahogada en l√°grimas, esposa de uno de los 44 tripulantes del submarino desaparecido, tras ser informada este jueves sobre una explosi√≥n el d√≠a en que se perdi√≥ contacto con el sumergible en el Atl√°ntico Sur.

Fernando Santilli, electricista del “ARA San Juan”, “fue mi gran amor, estuvimos siete a√Īos de novios, seis de casados y tenemos un hijo, Stefano, que nos cost√≥ mucho que Dios nos mandara. Ahora c√≥mo le voy a decir que no tiene papa”, dijo Gopar en la puerta de la base naval de Mar del Plata.

“Se hizo una b√ļsqueda para quedar bien, porque mandaron una mierda a navegar, en 2014 ya hab√≠a tenido problemas porque no pudo emerger y eso no trascendi√≥. Ahora no me importa que se sepa todo si total √©l ya no est√°”, dijo Itat√≠ Leguizam√≥n, abogada y esposa del tripulante Germ√°n Su√°rez.

La explosi√≥n se detect√≥ tres horas despu√©s de la √ļltima comunicaci√≥n del submarino con su base.

Balbi precis√≥ que si un submarino sufre una explosi√≥n “no va a terminar nada flotando en superficie”. Un submarino “implota, no hay nada que salga” a la superficie, dijo. El casco es muy resistente.

¬ŅEn el fondo del mar?

Siete d√≠as de temporales en la zona de b√ļsqueda abonaron esperanzas de que el capit√°n del submarino hubiera preferido asegurar una navegaci√≥n sumergido en vez de emerger, como indica el protocolo al perder comunicaci√≥n.

Pero no fue detectado en la ruta que debía seguir desde Ushuaia, en el extremo austral del país, a su apostadero. Debía haber llegado a puerto entre el domingo y el lunes.

“Un grave problema con las bater√≠as puede generar hidr√≥geno. Hidr√≥geno por encima de cierto porcentaje es explosivo. Explota por s√≠ mismo. Si hubieran tenido una explosi√≥n, entonces todo est√° perdido”, dijo a la AFP un excomandante de submarino que pidi√≥ anonimato.

Gustavo Mauvecin, director del Centro de Medicina Hip√©rb√°rica de Mar del Plata, dijo a la AFP que “el tema del hidr√≥geno es siempre candente en ese tipo de veh√≠culos. Los motores son el√©ctricos”.

La exministra de Defensa, Nilda Garr√©, bajo cuyo mando se repar√≥ al “ARA San Juan”, dijo en un comunicado que el submarino fue “puesto a nuevo” entre 2008 y 2014 y que “no deber√≠a haber navegado si ten√≠a alguna aver√≠a detectada”.

Apoyo ruso

El “ruido” compatible con una explosi√≥n fue detectado a 400 km de la costa y 60 km al norte de la √ļltima posici√≥n comunicada por el submarino.

En esa zona se concentr√≥ la b√ļsqueda, en la que participan buques oceanogr√°ficos con sondas de barrido y aviones con detectores magn√©ticos.

Unos 4.000 efectivos buscan al “ARA San Juan” en barcos y aviones de Argentina, Alemania, Brasil, Canad√°, Chile, Colombia, Espa√Īa, Estados Unidos, Francia, Noruega, Per√ļ, Reino Unido y Uruguay.

Rusia también comprometió su apoyo tras una comunicación con el presidente Mauricio Macri.

Estados Unidos envió dos cápsulas de rescate submarino que arribaron al puerto de Comodoro Rivadavia (1.750 km al sur de Buenos Aires). Un hospital fue puesto allí en alerta para recibir a los submarinistas.

Tendencias Ahora