Sociedad
Preferencia de jóvenes chinos por el modo de vida occidental aumentó obesidad en el país
Publicado por: (none)
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Marginal hace 30 a√Īos, la obesidad aumenta vertiginosamente entre los ni√Īos y los adolescentes de las provincias rurales chinas, que prefieren la comida occidental a su alimentaci√≥n tradicional, indica una investigaci√≥n publicada el mi√©rcoles.

Mucho menos del uno por ciento de los ni√Īos y adolescentes chinos eran obesos en 1985 (0,03% de los varones, 0,12% de las ni√Īas). En 2014, la cifra era de 17% de los varones y 9% de las ni√Īas, seg√ļn la investigaci√≥n llevada a cabo con un corpus de 27.840 j√≥venes de la provincia de Shandong (este de China) entre 1985 y 2014.

“China paga el precio de la adopci√≥n de un modo de vida occidental”,
comenta el European Journal of Preventive Cardiology, que publicó este estudio.

“Es sumamente preocupante”, coment√≥ el profesor Joep Perk, portavoz de la Sociedad Europea de Cardiolog√≠a. “Es la peor expansi√≥n de la obesidad infantil que hayamos visto nunca (…) La popularidad del modo de vida occidental costar√° vidas”, agreg√≥.

Con 96 millones de habitantes, la provincia de Shandong está situada entre Pekín y Shanghai.

En diez a√Īos, de 2002 a 2012, el n√ļmero de ni√Īos chinos obesos de 6 a 17 a√Īos se triplic√≥, hab√≠a revelado ya una investigaci√≥n realizada por la Comisi√≥n Nacional china para la Salud y la Planificaci√≥n familiar (con rango de ministerio) y publicada en julio de 2015.

“Estamos convencidos de que la adopci√≥n de alimentos occidentales, y particularmente la ‘junk food’ (hamburguesas, patatas fritas, etc.), y de las sodas, una sobrealimentaci√≥n hipercal√≥rica es la causa de este fen√≥meno”, declar√≥ a la AFP David Nocca, especialista franc√©s de la obesidad.

China ha registrado transformaciones socioecon√≥micas y de su modo de vida y de alimentaci√≥n en los √ļltimos 30 a√Īos.

“Occidentalizaci√≥n”

La alimentaci√≥n tradicional china, rica en hortalizas, es cada vez m√°s abandonada en beneficio de un r√©gimen m√°s abundante en carnes, grasas y az√ļcar y m√°s pobre en fibras, que ha pasado a ser signo de una progresi√≥n social y econ√≥mica.

“La occidentalizaci√≥n de las medidas higi√©nicas y diet√©ticas es la √ļnica explicaci√≥n de un aumento tan marcado de la obesidad constatado entre los j√≥venes chinos y asi√°ticos en general”, se√Īal√≥ Nocca.

Seg√ļn √©l, el fen√≥meno es tanto m√°s preocupante cuanto “tradicionalmente los pa√≠ses asi√°ticos eran conocidos por tener ya una tasa de diabetes bastante alta, especialmente la poblaci√≥n japonesa a ra√≠z de factores gen√©ticos”.

La obesidad puede aumentar los riesgos de diabetes y de enfermedades vasculares, recordó.

“China es un pa√≠s en el que las regiones agr√≠colas son importantes, y los resultados de nuestras investigaciones tienen implicaciones para toda la naci√≥n”, se√Īal√≥, por su parte, el doctor Ying-Xiu Zhang, que dirigi√≥ el estudio del Centro de Control y de Prevenci√≥n de Enfermedades de Shandong.

El aumento de la obesidad coincide con un crecimiento de los ingresos de las familias rurales, acot√≥. Y “nos esperamos a que esa tendencia contin√ļe en los pr√≥ximos a√Īos, no s√≥lo en la provincia de Shandong sino tambi√©n en otras regiones de China”.

Adem√°s de los h√°bitos de alimentaci√≥n, la obesidad es favorecida por la falta de actividad f√≠sica ligada al tiempo pasado delante de las computadoras, se√Īal√≥ el profesor Nocca.

Finalmente, el estudio muestra que los varones son m√°s afectados por la obesidad que las ni√Īas, un fen√≥meno que se explicar√≠a por la pol√≠tica de preferencia masculina.

Los investigadores explican que los recursos de las familias son destinados m√°s a los muchachos que a las chicas.

Tendencias Ahora