Tecnología
Aplazado para este lunes satélite que medirá vientos solares y tormentas geomagnéticas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La empresa estadounidense SpaceX pospuso el domingo a √ļltimo minuto el lanzamiento de una nave espacial de observaci√≥n solar por al menos 24 horas, debido a problemas en el radar y un transmisor en la primera etapa del cohete impulsor.

SpaceX anunci√≥ la decisi√≥n luego de que se produjeran problemas de radar para rastrear el vuelo y en un transmisor en la primera etapa del cohete Falcon 9, que deb√≠a ser lanzado a las 20:10 desde Cabo Ca√Īaveral, Florida (sureste de EEUU).

Tras el lanzamiento de la nave no tripulada Observatorio Climático Deep Space, la empresa debía intentar recuperar la primera etapa del Falcon 9 al hacerlo aterrizar en una barcaza en el Atlántico.

Una nueva tentativa de este lanzamiento estaría prevista para las 20:07 horas del lunes, cuando también se tratará de recuperar -por segunda ocasión- la primera etapa del cohete, indicó un comentador de la televisión de la Nasa.

Inicialmente so√Īada por el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, la nave estuvo almacenada por la NASA desde hace a√Īos.

Su objetivo es ayudar a los meteor√≥logos espaciales mediante la recopilaci√≥n de datos sobre los vientos solares y las tormentas geomagn√©ticas que pueden causar da√Īos a los sistemas el√©ctricos en la Tierra.

Tarea complicada, dice SpaceX

Falcon 9 tiene que transportar un satélite de previsión y observación de los vientos solares de un valor estimado en 340 millones de dólares, una misión conjunta entre la NASA, la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y la Fuerza Aérea.

Luego de separarse de la segundo etapa, 165 segundos después del despegue, la primera fase subirá a una altitud máxima de 130 km, activará sus retrocohetes para frenar su descenso impulsado a más de 2.000 kilómetros por segundo.

Volverá a ponerlos en marcha antes de aterrizar, cuando la velocidad será reducida a unos pocos cientos de metros por segundo, dijo el vicepresidente de seguridad de la misión, Hans Koenigsmann.

Controlar la primera etapa de Falcon, que mide el equivalente a un edificio de 14 plantas, es extremadamente difícil, ha subrayado en repetidas ocasiones SpaceX, con sede en California.

De lograrse el lanzamiento este lunes, SpaceX har√° un segundo intento para guiar y recuperar con una barcaza en el Atl√°ntico la primera fase de su cohete.

El 10 de enero, esa primera etapa del cohete había llegado bien a la plataforma, pero luego se rompió en varios pedazos.

Para Koenigsmann el aterrizaje forzoso de la primera etapa del Falcon 9 en enero, después del lanzamiento de la cápsula Dragón para una quinta misión de abastecimiento de la Estación Espacial Internacional (ISS), en realidad no fue un fracaso.

“Est√°bamos cerca y no lo veo en absoluto como un fracaso, sino como un paso en el desarrollo de la tecnolog√≠a para lograr un aterrizaje perfecto”, dijo el s√°bado.

“Hemos solucionado los problemas. Esperamos que le vaya bien esta vez”, dijo Koenigsmann en rueda de prensa el s√°bado, donde no obstante aclar√≥ que “este nuevo intento ser√° m√°s dif√≠cil”, ya que la velocidad de retorno a la atm√≥sfera de la primera planta ser√° mucho mayor.

Por lo tanto, “las posibilidades de √©xito son menores”, dijo.

Seg√ļn √©l, SpaceX ha resuelto un problema t√©cnico que contribuy√≥ al primer fallo mediante la adici√≥n de tanques para proporcionar suficiente fluido para controlar los alerones de gu√≠a durante el descenso.

SpaceX trabaj√≥ durante dos a√Īos en el desarrollo de tecnolog√≠as para recuperar esa parte del lanzador, lo que un d√≠a permitir√° volver a utilizarlo varias veces y por lo tanto reducir significativamente los costos de lanzamiento de sat√©lites y naves espaciales.

Si tiene éxito, esto podría revolucionar el sector de lanzamiento de satélites comerciales en el que la empresa estadounidense está compitiendo, incluyendo la francesa Arianespace, líder mundial.

Tendencias Ahora