Sociedad
Los ocho da√Īos que puede causar un piercing en la boca
Publicado por: Daniela Dorrego
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Realizarse un piercing es muy frecuente hoy día, ya sea por seguir una moda, decorar el cuerpo, diferenciarse de los demás o identificarse con un grupo. Una de las partes más frecuentes a perforar es la boca, lo cual puede generar una serie de problemas.

De acuerdo a Gustavo Mazzey, director del Post√≠tulo de Especializaci√≥n Odontol√≥gica en Implantolog√≠a de la Universidad San Sebasti√°n, “las personas no deben realizarse un piercing en la boca, ya que presentan muchos problemas que a veces no se solucionan f√°cilmente. Uno de los mayores riesgos es la p√©rdida de enc√≠a alrededor de los dientes, que generalmente son en el sector de dientes anteriores inferiores en piercing labiales y linguales”

Asimismo, existe riesgo de infecciones y edema, ya que “en la cavidad bucal coexisten muchas especies de bacterias y en presencia de un traumatismo constante, como sucede cuando se utiliza el piercing, es una v√≠a de entrada para el desarrollo de una infecci√≥n. Adem√°s, los piercing linguales est√°n en un lugar de mucha contaminaci√≥n, ya que la lengua alberga alrededor de 500 especies bacterianas. En este sector existe riesgo de mucha irritaci√≥n y dolor”, comenta el cirujano dentista.

Si la persona ya tiene un piercing debe tener una higiene bucal muy cuidadosa y prolija para bajar la carga bacteriana bucal, utilizar un colutorio 2 veces al d√≠a. Asimismo, intentar higienizar el piercing y la zona que lo rodea con algod√≥n y alg√ļn antis√©ptico.

Gustavo Mazzey comenta que “tambi√©n es muy importante higienizar el agujero del piercing. Y sacarse el piercing durante la noche para evitar h√°bitos parafuncionales e involuntarios que pudiesen causar m√°s trauma”.

El docente de la Universidad San Sebasti√°n recalque que entre los da√Īos que puede causar se encuentran:

Retiene comida y dificultan la limpieza en la zona.

Promueve la acumulación de bacterias.

Por acumulo de bacterias y alimentos, produce mal olor bucal o halitosis.

Genera dolor, sangramiento, inflamación e infección en la zona.

Traumatismo en sectores donde el piercing haga contacto, muy com√ļn recesiones gingivales o p√©rdida de enc√≠a.

En la lengua puede causar da√Īo en las gl√°ndulas salivales produciendo disminuci√≥n en la cantidad de saliva, que aumenta el riesgo de caries y otras patolog√≠as.

En contacto con dientes puede generar desgastes incluso fracturas de esmalte y sensibilidad.

Finalmente Mazzey entrega las siguientes recomendaciones:

Si la persona va a utilizar un piercing, idealmente realizarlo en un local autorizado por el Instituto de Salud P√ļblica, ISP.

Utilizar un material que da√Īe lo menos posible las mucosas, por ejemplo, un piercing de silicona, no de metal.

Visitar regularmente al dentista para revisar la zona del piercing y dientes circundantes.

Tendencias Ahora