Tecnología
¬ŅExisten otros universos?
Publicado por: EsMateria.com
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Por Alicia Rivera, de EsMateria.com

Nuestro universo, con lo inmenso que es, con centenares de miles de millones de galaxias visibles y tantos millones de estrellas en cada una de ellas, puede que no sea el √ļnico que exista. Tal vez hay otros universos, distintos del que conocemos, y alguno parecido… ¬ŅSer√≠a posible visitarlos? ¬ŅEcharles un vistazo? ¬ŅComprobar siquiera si efectivamente est√°n por ah√≠ como burbujas aisladas… a no ser que entren algunas en colisi√≥n? Medio centenar de expertos estadounidenses, europeos y espa√Īoles se han reunido esta semana en un encuentro cient√≠fico de alto nivel celebrado en la Universidad Aut√≥noma de Madrid (UAM) para discutir precisamente los multiversos y las teor√≠as en las que emerge su existencia.

‚ÄúUn pez en el oc√©ano, puede pensar que todo lo que existe es agua‚ÄĚ, empieza por explicar Raphael Bouso, f√≠sico te√≥rico de la Universidad de Berkeley (EE UU), abordando el multiverso con una met√°fora. ‚ÄúPero unos peces inteligentes empiezan a investigar y a hacer experimentos con los √°tomos que tienen alrededor y se dan cuenta de que esos √°tomos se pueden unir de otra manera y formar otras cosas, como aire, tierra… es decir, que en el universo puede haber regiones completamente diferentes de la que uno vive‚ÄĚ. As√≠, esos experimentos y esas conducen a teor√≠as cient√≠ficas que pueden hacer predicciones. ‚ÄúInvestigamos si puede haber otros universos sin tener necesariamente que visitarlos o verlos‚ÄĚ, contin√ļa Bouso, pero advierte: ‚ÄúLa teor√≠a no es suficiente, es importante pero no suficiente… hay que probarla‚ÄĚ. Con toda la cautela, este cient√≠fico es optimista y considera que en alg√ļn momento la ciencia lograr√° confirmar o descartar si hay m√°s universos o si nuestro cosmos es √ļnico.

‚ÄúS√≠, creo que pueden existir, ¬Ņpor qu√© no? Pero no s√© si se van a encontrar pruebas‚ÄĚ, se√Īala Lisa Randall, f√≠sica de la Universidad de Harvard, algo m√°s cautelosa.

Entre el medio centenar de especialistas participantes en el encuentro, organizado por el Instituto de Física Teórica IFT (UAM-CSIC), los hay que ponen más pegas y otros más favorables a la idea o, tratándose de ciencia, a las teorías que cuentan con el multiverso y los fiables que son.

‚ÄúSoy f√≠sico, no puedo asegurar la existencia de un multiverso con total certeza‚ÄĚ advierte Luis Ib√°√Īez, catedr√°tico de F√≠sica Te√≥rica de la UAM y uno de los organizadores del encuentro. El n√ļcleo de la cuesti√≥n por la que estos especialistas se afanan para dilucidar si puede haber o no cosmos vecinos son las denominadas teor√≠as de supercuerdas, un marco f√≠sico-matem√°tico en el cual las part√≠culas elementales que forman todo lo que existe no son sino efectos de las diferentes vibraciones de una especie de filamentos subat√≥micos. Su belleza matem√°tica atrae a miles de f√≠sicos, frente al escepticismo de otros muchos cient√≠ficos dada la dificultad de demostrar si dicha teor√≠a es correcta o no. El atractivo de las supercuerdas es que permiten integrar de forma natural la mec√°nica cu√°ntica que tan exitosamente describe el microcosmos, con la no menos notable Relatividad General de Einstein que rige el cosmos a gran escala y que las teor√≠as est√°ndar verificadas no logran unificar. ‚ÄúLa teor√≠a de supercuerdas parece poseer un inimaginable n√ļmero de soluciones que corresponder√≠an a universos posibles pero con distintas propiedades‚ÄĚ, se√Īalan los expertos como punto de partida.

Pero, adem√°s, el multiverso es una consecuencia de otra teor√≠a, la de la Inflaci√≥n C√≥smica, que cuenta con un crecimiento descomunal y rapid√≠simo del universo en el primer instante del Big Bang. ‚ÄúSi la inflaci√≥n es cierta, aparece de forma natural el multiverso‚ÄĚ, apunta Ib√°√Īez.

As√≠ que se pudieron formar muchos universos a la vez, como burbujas independientes, una de las cuales ser√≠a nuestro universo que, recalcan los cient√≠ficos, crece a partir de ese momento, seg√ļn describe con √©xito la teor√≠a cl√°sica del Big Bang. Esas burbujas ‚Äúse formar√≠an en el pasado, pero se siguen formando constantemente, pueden estar surgiendo ahora‚ÄĚ, explica Ib√°√Īez.

‚ÄúSi, hay muchos modelos que permiten que haya otros universos, puede que existan, pero no es obligatorio‚ÄĚ, alerta Tom Banks, f√≠sico de la Universidad de California en Santa Cruz, quiz√°s un poco m√°s esc√©ptico que otros colegas, o menos entusiasta de la idea. ‚ÄúY no tendremos nunca la oportunidad de explorarlos, de visitarlos‚ÄĚ, advierte.

‚ÄúHay teor√≠as f√≠sicas especulativas que predicen la existencia del multiverso y en ese sentido son imaginables‚ÄĚ, apunta Enrique √Ālvarez, catedr√°tico de F√≠sica Te√≥rica de la UAM. ‚ÄúSin embargo, no existe ninguna evidencia que apoye esta hip√≥tesis‚ÄĚ, advierte, situ√°ndose con su postura m√°s cerca de Banks que de colegas m√°s convencidos.

El fen√≥meno que ofrece casi la √ļnica posibilidad de comprobar observacionalmente si existen o no cosmos vecinos ser√≠a que el nuestro chocara con otro, y las probabilidades son escasas. ‚ÄúSi se hubiese producido un choque as√≠ se deber√≠a de poder observar en el cielo, en la radiaci√≥n de fondo de microondas, un patr√≥n caracter√≠stico‚ÄĚ, explica Bouso. ‚ÄúEs poco probable, no hay que preocuparse‚ÄĚ, apunta Banks. ‚ÄúEn la medida en que se pudiera tener informaci√≥n observacional sobre ellos, yo preferir√≠a pensar que esos otros universos son parte del nuestro propio‚ÄĚ, a√Īade √Ālvarez.

Pero, al menos, los modelos te√≥ricos dar√°n pistas de c√≥mo ser√≠an esos otros universos. ‚ÄúSer√≠an, la mayor√≠a, muy aburridos, poco interesantes, pr√°cticamente vac√≠os, con escasa materia o muy diluida… muy distintos del nuestro, que puede ser muy poco corriente, pero es muy complejo, con muchos √°tomos, mucha material. En los universos vac√≠os pasan pocas cosas‚ÄĚ, responde Bouso. En esto esta de acuerdo Banks: ‚ÄúTendr√≠an valores diferentes de par√°metros fundamentes, como la Constante de Hubble, no habr√≠a organismos vivos, tal vez contendr√≠an algunos agujeros negros… pero ser√≠an universos poco interesantes‚ÄĚ. Y los habr√≠a de tama√Īos muy diferentes, apunta Ib√°√Īez.

‚ÄúOtros universos no tienen por qu√© ser como el nuestro, podr√≠an ser completamente extra√Īos, con otro tipo de elementos qu√≠micos, sin la materia habitual nuestra, sin vida, o con una vida diferente‚ÄĚ, dice Ib√°√Īez.

En la opci√≥n de visitas de un cosmos a otro las respuestas coinciden. ‚ÄúNo, absolutamente no‚ÄĚ, dice Banks. ‚ÄúNo, no podr√≠amos ir, ni verlos tampoco‚ÄĚ, se√Īala Randall. ‚ÄúNo imposible‚ÄĚ, a√Īade Ib√°√Īez.

Tal veces los peces oce√°nicos que Bouso sac√≥ a relucir al principio nunca puedan ver la tierra firme, ni las monta√Īas, ni las nubes del cielo, pero el saber que existen, el comprender como con las cosas, ya es muy importante. ‚ÄúLa teor√≠a que predice los multiversos es interesante porque explica cosas que otras no hacen, como por qu√© el vac√≠o tiene tan poca energ√≠a…‚ÄĚ, dice Bouso. ‚ÄúLo que queremos es una teor√≠a que explique nuestro universo, no necesitamos otros, pero la verdad es que muchos de estos modelos con los que trabajamos permiten el multiverso, aunque yo dir√≠a que la mayor√≠a de los f√≠sicos te√≥ricos no est√°n trabajando en estas cosas‚ÄĚ, matiza Banks.

Alan Guth, uno de los padres de la teor√≠a de la inflaci√≥n c√≥smica, que ha participado en el encuentro de Madrid, concluy√≥ su charla inaugural con una ir√≥nica y original muestra de posturas de grandes f√≠sicos acerca de los cosmos m√ļltiples: ‚ÄúMartn Rees, Astr√≥nomo Real Brit√°nico, dice que tiene suficiente confianza en la existencia del multiverso como para apostar la vida de su perro; Andrei Linde, profesor de la Universidad de Stanford, apuesta su vida a favor y Steven Weinberg, Premio Nobel de F√≠sica en 1979, afirma que tiene suficiente confianza en los multiversos como para apostar las dos vidas: la de Linde y la del perro de Rees‚ÄĚ.

Tendencias Ahora